Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de La reina de España de Fernando Trueba: la Macarena más internacional

    La reina de España

    Dieciocho años después de La niña de tus ojos (1998), aquella tragicomedia libremente inspirada en las desventuras de Florián Rey e Imperio Argentina durante el rodaje de Carmen la de Triana en Alemania, Fernando Trueba vuelve a reunir a la casi totalidad del extenso reparto de aquella para La reina de España, su esperadísima continuación. La primera parte fue un gran éxito de taquilla que, además de arrasar en los Goya –donde se hizo con 7 de los 18 premios a los que aspiraba–, sirvió para encumbrar, de una vez por todas, la carrera de Penélope Cruz, pletórica en un personaje como el de la actriz Macarena Granada, tan rebosante de carisma y gracejo andaluz como espectacular en sus escenas musicales. En la secuela, volvemos a encontrar a la troupe formada por Antonio Resines, Loles León, Jorge Sanz, Neus Asensi, Rosa María Sardá, Santiago Segura y Jesús Bonilla, fieles acompañantes de la estrella, a los que habría que añadir los nombres de Ana Belén, Chino Darín, Carlos Areces y los estadounidenses Cary Elwes y Mandy Patinkin –protagonistas de la inolvidable La princesa prometida (Rob Reiner, 1987)–. Si en La niña de tus ojos se mostraban los entresijos del rodaje de un filme folclórico en los alemanes UFA de la Alemania nazi de los años 30, La reina de España girará en torno a aquellas superproducciones hollywoodienses rodadas en tierras españolas durante la década de los 50, con una Macarena Granada más madura y consolidada como estrella (circunstancias paralelas a la de Cruz), metiéndose en la piel de Isabel la Católica en un rodaje cargado de complicaciones. Ver el tráiler provoca en los admiradores de la cinta original esa alegría por reencontrarse con un puñado de personajes entrañables, que se reparten un protagonismo muy coral dentro de una producción de factura cuidada al detalle –algo habitual en el cine de Trueba–, que vuelve a contar con fotografía de José Luis Alcaine. El 25 de noviembre veremos el resultado en las salas de cine, donde aspira a convertirse en uno de los grandes éxitos del cine español de 2016.

    CARTEL de LA REINA DE ESPAÑA: LINK

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]