Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Cannes.
    Cobertura de la 70ª edición.

    Obsesión por los absolutos.
    La ciudad perdida de Z, de James Gray.

    Naderías y pasatiempos.
    Certain Women, de Kelly Reichardt.

    Romper las cuerdas.
    Lady Macbeth, de William Oldroyd.

    Bajo la máscara de la tolerancia.
    Déjame salir, de Jordan Peele.

    La familia es lo primero: tráiler de ‘Lion’, la última bala de Harvey Weinstein

    Lion

    Hace años el nombre de Harvey Weinstein solía inspirar tanto temor reverencial como admiración académica, dados su poderío industrial y su buena mano para asegurar que sus producciones triunfaran en taquilla y en la temporada de los Óscar. Un caso manifiesto al respecto fue el de Shakespeare enamorado (Shakespeare in Love, John Madden, 1998), ganadora de siete estatuillas, incluida una para la recién llegada Gwyneth Paltrow, que agradeció el premio expresamente a su benefactor. Algo que también haría una década más tarde Penélope Cruz por su triunfo en Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen, 2008). En suma, pocos hombres como Weinstein han encarnado mejor el perfil del capitalista judío que ha intentado devolver a Hollywood a su Edad de Oro. Sin embargo, últimamente su nombre y el de su compañía Miramax, trasladándose luego a The Weinstein Company, suscitan más bien burla o desdén en los críticos y pronosticadores. Rozando ya la bancarrota, la decadencia de este magnate se ha hecho patente este año con retrasos y recortes en varias de sus inminentes películas, en particular El fundador (The Founder, John Lee Hancock), teóricamente lista para estrenar a principios de año, relegada luego al verano y en fin, de forma precipitada, al mes de diciembre. Peor suerte le ha deparado esta vacilación del calendario, fruto de una estrategia errática, a Tulip Fever (Justin Chadwick), atrasada hasta principios del año que viene. La que en cambio parece mantenerse como su caballo ganador, aun con las dudas que suscita la trayectoria relatada, es esta Lion. Ópera prima del prometedor Garth Davis, basada en el bestseller A Long Way Home de Larry Buttrose y Saroo Brierley, cuenta la historia de un niño indio que pierde a su familia y es acogido por una pareja australiana (con Nicole Kidman a la cabeza). Luego tras 25 años, en la piel de Dev Patel, emprenderá la búsqueda de sus orígenes. Lo cierto es que el tráiler deja buen saber de boca, al menos en lo que respecta a un tipo de cine que parece muy del gusto de la Academia. Incluso Weinstein se ha mostrado confiado en una reciente entrevista de que su última criatura pueda recibir al menos 8 o 9 nominaciones. Y en este caso sí ha acompañado desde un principio la fecha escogida para su estreno: el 25 de noviembre, a priori de las más idóneas para lanzar su carrera al Óscar.
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]