Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de 'Billy Lynn's Long Halftime Walk', de Ang Lee

    Billy Lynn's Long Halftime Walk

    Al ritmo del significativo "We can be heroes… just for one day" de David Bowie acontece ante nuestros cautivados ojos el prometedor tráiler de la nueva y esperadísima película de Ang Lee, quien se ha tomado el mayor descanso de su carrera desde que se alzara con su segundo Óscar por La vida de Pi (2012) —el primero, bastante más merecido, lo recibió por Brokeback Mountain (2005)— para confeccionar Billy Lynn's Long Halftime Walk a partir de la aplaudida novela homónima de Ben Fountain. Protagonizada por un debutante Joe Alwyn dispuesto a comerse el mundo, la cinta cuenta la historia de un joven soldado que fue tratado como héroe tras conocer la guerra de primera mano en Irak. Bien escoltado por Steve Martin, Garrett Hedlund, Vin Diesel, Chris Tucker y una radiante Kristen Stewart que se ha convertido de la noche a la mañana en garantía de calidad, Alwyn no es el único novato de una superproducción cuyo guion es obra de Jean-Christophe Castelli, quien obtiene por fin un rol importante tras acompañar a Ang Lee en labores menores durante años. Mas no es la historia, sino el plano visual, lo que más ha dado de que hablar. Y es que, tras deslumbrar con el evocador 3D de La vida de Pi, el concienzudo realizador taiwanés ha optado por rodar su última película en 120 fotogramas por segundo, un formato inédito que va bastante más allá de los 48 fotogramas por segundo de la trilogía de El Hobbit (2012-2014) de Peter Jackson; esperemos que, en este caso, esté mejor empleado. Receptor de sendos Oscars por Leyendas de pasión (1994) y Braveheart (1995), el veterano John Toll firma la fotografía, mientras que el siempre infravalorado montaje corre a cargo de Tim Squyres, a quien debemos la edición de todas y cada una de las obras del que probablemente sea el realizador asiático más internacional de la historia. Todo indica a que nos encontramos ante una de las principales aspirantes a las próximas estatuillas doradas, como respalda su estreno previsto para el 11 de noviembre en EE.UU. Si Ang Lee no se deja cegar por la tecnología, podría regalarnos una de las experiencias cinematográficas más poderosas del año.

    Tráiler en versión original

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]