Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Festival de Cannes 2016 | Park Chan-wook, Bruno Dumont, Andrea Arnold y Ken Loach decepcionan; Maren Ade divierte

    Park Chan-wook y el equipo de The handmaiden en Cannes

    Excentricidad e irregularidad. Estos son los dos calificativos más empleados de los dos últimos días en la Sección Oficial de Cannes. Unos altibajos que se reflejan en las opiniones, segmentadas desde la admiración hasta la decepción. De las cinco últimas aspirantes a la Palma de Oro exhibidas, solo la germana Toni Erdmann ha unido a gran parte (que no toda, como pueden leer en el texto de Alberto Sáez Villarino) de la prensa. La cinta de Maren Ade, autora de las muy interesantes Los árboles no dejan ver el bosque (2003) y Entre nosotros (2009), ha convencido por su mezcla de humor y profundidad para retratar la paternidad. Según los especialistas, nos encontramos ante la primera gran favorita. Un honor que parece descartado para los últimos trabajos de los británicos Ken Loach y Andrea Arnold. El primero, vuelve con otro alegato trotskista que ha sido acogido con tibieza: el mensaje importa, las formas no tanto. Por otro lado, Andrea Arnold ha sido la gran decepción del día de hoy (y puede que del festival) con su mirada sesgada y tópica de la juventud estadounidense en American Honey. Las primeras reacciones (mañana será su presentación oficial) han sido negativamente clarificadoras. A todo esto, se ha unido del barroquismo malintepretado de Bruno Dumont y Park Chan-wook. El cineasta francés ha sobresaltado a la platea con la fresca Ma Loute, extensión del discurso que ya presentó en la miniserie P'tit Quinquin. Un carnaval de excesos algo estomagante que hallará a su público pero no el aplauso. Caso más complejo presenta The Handmaiden, probablemente la obra más polémica del certamen por los temas presentados: sexo, masoquismo, machismo... Park Chan-wook, sin embargo, se muestra irregular e incapaz de sostener un guion deslavazado. Pese a ello, nuestro compañero Alberto Sáez ya nos ha adelantado que estamos ante un filme soberbio. Mañana tendrán su crítica a primera hora de la mañana. A continuación, les dejamos con la primeras notas de los filmes mentados.

    Reacciones a 'I, Daniel Blake'








    Reacciones a 'Toni Erdmann'









    Reacciones a 'The Handmaiden'








    Reacciones a 'Ma loute'








    Reacciones a 'American Honey'








    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]