Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Festival de Cannes 2016 | Dos buenos tipos en la Croisette

    The nice guys

    Segundo, tercer y cuarto acto

    Editorial sobre la tercera, cuarta y quinta jornada del 69º Festival de Cannes.

    Inicio extraño en el Festival de Cannes. La prensa no se pone de acuerdo; división de opiniones, casi todas categóricas, faltaría más, que ha provocado una neblina informativa que se entremezcla con una gran saturación de titulares. Lo que sí parece claro que es el Cannes de la comedia. Tras la excelente apertura de Woody Allen, han llegado propuestas como la alemana Toni Erdmann, por el momento la película que mejores críticas ha aglutinado, o la gala Ma loute, que buscan la complicidad con el espectador a golpe de sonrisa o carcajada. Eso sí, con metrajes excesivos y un toque histriónico no apto para todos los públicos. El humor, por tanto, se está imponiendo a los temas clásicos del certamen, que han llegado con veteranos como Ken Loach, que provocó algo más que bostezos, o Andrea Arnold, cuya American Honey se le ha atragantado a la prensa europea, no, en cambio, a la anglosajona. Aun así, otras tres horas de hip-hop y retrato adolescente en Norteamérica que se antojan excesivos. Y, hablando de excesos, ayer los fantasmas de La vida de Adèle se asomaron con el nuevo trabajo de Park Chan-wook, The Handmaiden, repleto de escenas subidas de tono que alguna úlcera provocaron a los integrantes de la platea. Con todo, este es hasta el momento el Festival de Cannes más indescifrable, aunque sí que podemos tildarlo como uno de los valientes de los últimos años. En la jornada de hoy, la número cinco, seguirá el eclepticismo. Primero con más humor, ya que se presenta Dos buenos tipos (The nice guys) de Shane Black, una aparente continuación de Kiss Kiss Bang Bang a mayor gloria de sus protagonistas: Russell Crowe y Ryan Gosling. La química entre ambos es el aspecto más valorado tras el primer screening del día. No erraremos si auguramos una recepción mixta para esta comedia made in Hollywood. Mucho menos simpática será Mal de pierres, octava película de Nicole Garcia y tercera participación en la sección oficial (El adversario -2002- y Selon Charlie -2006-). Un melodrama que adapta la novela homónima de Milena Agus y que tiene en Marion Cotillard su gran valor. Los primeros pases no han podido ser más negativos. Por la tarde, un sospechoso habitual: Jim Jarmusch. Con Paterson será la séptima vez que busque la Palma de Oro. Algo que solo ha podido conseguir con un cortometraje en 1993 (Coffee and cigarettes). Con su nuevo filme espera dar giro a una carrera algo aletargada precisamente tras su último gran éxito en la riviera: Las flores rotas, Gran Premio del Jurado en 2005. Mucho nos tememos que el hito del día llegará fuera de concurso y con dos detectives bastante patosos.



    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]