Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Tráiler de 'Mi amigo el gigante' de Steven Spielberg

    Mi amigo el gigante

    El otrora Rey Midas de Hollywood regresa a la fantasía para toda la familia que tan buenos resultados económicos le dio durante la década de los ochenta, cuando su nombre estaba íntimamente ligado a espectáculo y entretenimiento.


    Tres meses antes de que tenga lugar el desembarco en las salas de cine de Un monstruo viene a verme, el nuevo y esperadísimo trabajo de Juan Antonio Bayona, protagonizado por un gigante, otro título de similares características (y que también tiene a estas fantásticas criaturas como principal reclamo) verá la luz. Se trata de Mi amigo el gigante (The BFG), la adaptación cinematográfica de El gran gigante bonachón, uno de los libros más populares del escritor británico Roald Dahl, a quien se deben cuentos infantiles, pero con marcados tintes oscuros, tan célebres como James y el melocotón gigante, Charlie y la fábrica de chocolate, Las brujas o Matilda, todos trasladados a la gran pantalla con acierto. Publicado en 1982, El gran gigante bonachón ya conoció una versión animada en 1989, pero no cabe duda de que Mi amigo el gigante, la cinta que ha dirigido Steven Spielberg para la todopoderosa Disney, promete ser la definitiva. La historia, con evidentes reminiscencias dickensianas, presenta a Sophie, una niña huérfana que entabla amistad con un gigante de buen corazón, uniendo fuerzas con él para combatir a una legión de malvados gigantes que pretenden atacar Inglaterra y devorar a todos sus niños. El primer tráiler evidencia que Spielberg ha rescatado su faceta más lúdica y, de paso, al niño que lleva dentro –ese que le hizo concebir la irregular pero muy imaginativa Hook (1991), a partir de la leyenda de Peter Pan–, después de la importante aceptación crítica de su más adulta El puente de los espías (2015). De ésta última recupera al excelente Mark Rylance, galardonado con el Óscar al mejor actor secundario, para dar vida y voz al grandullón protagonista, creado con la magia de los efectos visuales. Junto a él estarán la joven promesa Ruby Barnhill y la siempre eficiente Rebecca Hall. Para tan ambiciosa empresa, Spielberg se vuelve a rodear de sus colaboradores habituales: John Williams en la música y Janusz Kaminski en la dirección de fotografía, lo que ya es toda una garantía de calidad y buena factura. Sin duda, estamos ante uno de los blockbusters más apetecibles para ser disfrutados por toda la familia el próximo verano. Un fastuoso vehículo de aventuras y fantasía que llegará a los cines españoles el próximo 8 de julio, justo una semana después de estrenarse en Estados Unidos.

    Tráiler en versión original:

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]