Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    La segunda película de László Nemes, 'Sunset', nos trasladará a los albores de la I Guerra Mundial

    László Nemes en el set de El hijo de Saúl

    La producción con presupuesto extranjero tendrá que esperar. Al menos, una película más. Y no será por ofertas. László Nemes ha sido uno de los grandes nombres que nos dejó el 2015 gracias a la soberbia El hijo de Saúl (Saul fia), largometraje con el que, aparte de obtener el Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes, logró el Globo de Oro y el Óscar a la mejor película de habla no inglesa. Un éxito al otro lado del Atlántico que auguraba una pronta captación de la industria norteamericana del joven cineasta magyar (39 años). Antes de que llegue ese momento, habrá una segunda película en territorio húngaro. Se trata de Sunset, que será rodada en la primavera de 2017 en Budapest y que se centrará en las desventuras de una joven en la capital previa al comienzo de la Primera Guerra Mundial, concretamente en 1910. El filme, que retratará las divergencias raciales, religiosas y culturales del extrarradio, ha sido definido por el propio Nemes como «un coming of age, con toques de thriller, protagonizado por una joven mujer en Budapest. Todo encuadrado en un muy importante momento, antes de la Primera Guerra Mundial, y antes de que la civilización avanzara hacia la oscuridad». Sunset será producida por Laokoon Cinema, la compañía que articuló El hijo de Saúl. Nemes contará de nuevo con gran parte del equipo de esta, entre ellos, el camarógrafo y director de fotografía Mátyás Erdély, que recogerá el metraje en 35mm. De este modo, deja claro el realizador budapestino sus preferencias tradicionales frente al uso imperante de la tecnología digital: «Las máquinas hacen la vida más ordenada, y también desde un punto de vista logístico, pero creo que la magia del cine está en el riesgo… Para mí, editar es la parte más excitante de la creación, si no hay nada físico, es aburrido… Cuando tienes que hacer un corte, te lo piensas diez veces antes de hacerlo. En tu cabeza surgen diferentes caminos que buscan trasladar al público esa magia». El proceso actual de la preproducción de Sunset está anclado ahora en la selección del casting, un elenco al que Nemes le gustaría incluir al actor de su ópera prima, Geza Rohrig; aunque, como ha apostillado, «aún es pronto para ello». Lo que sí parece claro es que el tercer trabajo de Nemes será en lengua anglosajona aunque se desconoce si será para un gran estudio: «Dependería del trato, no estoy en contra de ello». Con seguridad, el discípulo de Béla Tarr sabrá plasmar todo el talento que demostró en su sensacional debut, sea quien sea el mecenas.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]