Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Cannes.
    Cobertura de la 70ª edición.

    Obsesión por los absolutos.
    La ciudad perdida de Z, de James Gray.

    Naderías y pasatiempos.
    Certain Women, de Kelly Reichardt.

    Romper las cuerdas.
    Lady Macbeth, de William Oldroyd.

    Bajo la máscara de la tolerancia.
    Déjame salir, de Jordan Peele.

    Tráiler de 'Fuocoammare', de Gianfranco Rosi, la ganadora del Oso de Oro de la Berlinale

    Fuocoammare

    Regresa el documentalista italiano Gianfranco Rosi, quien sabe retratar con enorme maestría y sin artificios las miserias de una realidad social tan desgarradora como cotidiana. Siempre cercano a los hechos que sacuden la estabilidad del mundo en que vivimos, en Fuocoammare (2016) ha decidido abordar el complejo drama del desplazamiento forzado. Cada día llegan botes llenos de refugiados en condiciones lamentables a las costas de la pequeña isla de Lampedusa, al sur de Italia. El paisaje rutinario de la población local, mayoritariamente dedicada a la pesca, se desdobla frente a la terrible situación de la emergencia humanitaria, y ambos entornos parecen convivir de manera paralela, sin aparente interacción o colisión. Esta película, brutalmente real y sin concesiones al espectador, recibió una intensa acogida en el pasado Festival Internacional de Cine de Berlín, siendo merecedora del más alto galardón, el Oso de Oro, además del Premio del Jurado Ecuménico. Fuocoammare llegará a España gracias a la distribuidora Caramel Films.

    Adjuntamos, junto a su primer tráiler y póster, un extracto de la crítica realizada durante la Berlinale por Víctor Blanes Picó:

    “[…] Lampedusa era, hasta hace relativamente poco, una isla desconocida para el común de los mortales. A día de hoy, se ha convertido en un símbolo de la llegada de inmigrantes a las costas europeas. La mirada de Rosi sobre la isla se articula sobre la idea de dos mundos tangentes que conviven en sus escasos 20 kilómetros cuadrados y que apenas comparten nexos en común. De este modo, el drama humano a través de la conversación por radio entre el centro de salvamento y la barcaza plagada de personas en busca de un lugar mejor se contrapone a la pequeña radio que utiliza la tía María para escuchar música mientras cocina sus platos tradicionales. Con esta filosofía, el grueso de la película va y viene entre las duras escenas de los rescates en alta mar y el día a día del pequeño Samuele. Como ya demostró en Sacro Gra, Rossi tiene muy buen ojo para encontrar personajes reales con los que construir su película […]”.

    Tráiler oficial en versión original:



    Póster:

    Póster: Fuocoammare
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]