Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Premios del Sindicato de Directores Artísticos (ADG 2016)

    The Revenant
    El renacido (The Revenant, Alejandro G. Iñárritu).

    Tres de las nominadas al Óscar correspondiente se han alzado como vencedoras en la 20ª edición de los Premios del Sindicato de Directores Artísticos, recién bautizados como Premios Cinemagundi en referencia al club de directores artísticos fundado en Hollywood en 1924. Mientras Mad Max: Furia en la carretera y Marte tenían el galardón prácticamente asegurado, El renacido lo tenía más difícil al competir con la hermosa La chica danesa y la inflada El puente de los espías, ambas nominadas también por la Academia, así como la injustamente olvidada La cumbre escarlata, cuyo envolvente diseño de producción merecía, no sólo la nominación, sino directamente la estatuilla. «Estoy en shock; me siento humilde por todo el talento de la sala, es un gran honor del que no me siento merecedor», expresó Jack Fisk al subir al escenario gracias a El renacido; y probablemente tuviera razón. La humidad fue la reina de la noche, con Arthur Max afirmando que las técnicas de respiración aprendidas en yoga no le estaban sirviendo de nada (bueno, eso y que Marte es la mejor película del planeta…) y Colin Gibson reconociendo cuánta gente hace falta para hacerle parecer competente en su trabajo. Seguramente le toque enumerarlos el próximo 28 de febrero porque, a nivel técnico, Mad Max: Furia en la carretera carece de competencia.

    Además, la ADG aprovechó para honrar la carrera de cuatro personas clave en la historia del diseño de producción: el artista escénico Bill Anderson (Sonrisas y lágrimas, 1965), la diseñadora de producción Patrizia Von Brandenstein (ganadora del Óscar por Amadeus, 1984), el artista de mate Harrison Ellenshaw (El abismo negro, 1979) y el primer director artístico afroamericano de Hollywood, William J. Newmon II (Poltergeist, 1982). Por su parte, David O. Russell recibió el premio Cinematic Imagery, concedido a cineastas por enriquecer los aspectos visuales de la experiencia cinematográfica. Relacionando la dirección artística con el alma de la película, el director de la visualmente magnífica La gran estafa americana (2013) y la infravalorada Joy (2015) habló de cómo conseguir el cuadro apropiado para una casa de Jersey es la clase de meta que le hace feliz. Su discurso concluyó con una bella muestra de amor por el séptimo arte: «todos sangramos juntos y vivimos juntos para hacer historias. ¡Y qué mejor forma de vivir nuestras vidas!».

    Mejor diseño de producción en película de época: Jack Fisk por El renacido.
    Mejor diseño de producción en película fantástica: Colin Gibson por Mad Max: Furia en la carretera.
    Mejor diseño de producción en película contemporánea: Arthur Max por Marte.

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]