Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Más Cannon (Cannon Films 2) (VV.AA, Applehead Team)

    Allan Quatermain and the Lost City of Gold

    Cannon Force 2

    reseña de Más Cannon (Cannon Films 2) (2015) | Applehead Team Creaciones.

    Más Cannon (Cannon Films 2). Autores: Pedro José Tena, Kiko Vega, Álex Oliveres, José Antonio Martín, Serena Iniesta, David Webb, Luis Martínez Vallés, Domingo Dark Vinyl, Ángel Codón Ramos y Álvaro Gil Fernández. Editorial: Applehead Team Creaciones. Colección: La generación del videoclub, 3. Número de páginas: 389. Encuadernación: rústica. ISBN: 978-84-944829-1-5. Precio: 19,95 €.

    De la hipnótica y fría gelidez de Sylvia Kristel a la belleza inocente de Brooke Shields, de la magnífica adaptación al cine de un guion del mismo Charles Bukowski de manos de un inspirado Barbet Schroeder a desangelados softcores de nula sensualidad, de un Lou Ferrigno siguiendo la estela del increíble Hulk en películas de aventuras que soñaban con Harryhausen y devenían pesadillas psicodélicas a unos John Cassavetes y Gena Rowlands haciendo temblar los cimientos del amor, de las simpáticas exploitations de las aventuras de Indiana Jones a costa del genial H. Ridder Haggard a un Christopher Reeve derivando de superhéroe mítico a reportero callejero a años luz del entrañable Clark Kent, la productora Cannon Films dejó una estela de películas que jamás brillaron como debieran debido a sus pequeños, cuando no raquíticos, presupuestos, pero que jamás hubieran visto la luz sin el empuje y la visión que de este arte tenían esos dos magos, no siempre buenos pero sí entregados, que eran sus capos, los algo rácanos y soñadores Menahem Golam y Yoram Globus. En Cannon Films, el primer volumen de los dos dedicados hasta el momento a esta compañía, ya pudimos descubrir su historia gracias al apasionante recorrido que por la misma nos ofreció Pedro José Tena, uno de los autores que repiten en esta segunda entrega, Más Cannon (Cannon Films 2). Un viaje que se centró en las grandes estrellas de la casa que marcaron a una generación que si bien para los firmantes es la del videoclub, para otros es la de las salas de cine de la época, pues aunque hoy nos parezca en cierta manera imposible eran Charles Bronson y Chuck Norris los amos de las pantallas, compitiendo con los astros más reputados del Hollywood coetáneo a ellos. No eran películas frikis, ni raras, ni pasto de cinéfagos ni otras definiciones que queráis añadir: eran los puñeteros rompe pistas de las carteleras. Uno se podía pasar meses esperando a que el pétreo rostro de Bronson enmarcado por un pistolón de espanto desapareciera de los anuncios luminosos de nuestro cine favorito para poder iluminar nuestras retinas con otra cara que al menos nos ofreciera un poquito de amabilidad. El libro Cannon Films estaba trufado, no podía ser de otra manera, de películas de acción que reverberaban de fuego vietnamita, de sudorosas artes marciales y de policías broncos y mal encarados capaces de volarte la tapa de los sesos si no les dabas los buenos días como era debido. También se apuntaban algunas escapadas al cine de autor y a otros géneros que Golam y Globus nunca dejaron de afrontar. Pero es en este Más Cannon donde podremos ver con mayor profundidad hasta qué punto los Go-Go Boys llegaron y alimentaron los sueños de varias generaciones tocando todos los estilos y tipologías cinéfilas imaginables. Un monstruo bicéfalo incansable y arrollador que en el fondo reinterpretaba a su manera el Hollywood clásico de los grandes productores que imponían sus sueños en una mezcla desconcertante de ilusión y martillazos. Ellos querían ser los Selznick, los Cohn, los Laemmle y los Mayer de los ochenta.

    En Más Cannon diez autores desgranan otro buen puñado de películas en las que observamos cómo el espectro temático de la Cannon iba mucho más allá de sus peleonas películas de acción, aunque nunca olvidando que conformaban su corazón. Pedro José Tena (uno de los tres miembros fundadores de la editorial Applehead Team Creaciones y colaborador de EAM), Kiko Vega, Álex Oliveres, José Antonio Martín (también colaborador, y uno de los más queridos, de El antepenúltimo mohicano), Serena Iniesta, David Webb, Luis Martínez Vallés, Domingo Dark Vinyl, Ángel Codón Ramos y Álvaro Gil Fernández conforman el equipo que en esta ocasión nos servirá de guía entre el azaroso mar de la productora. Un útil diccionario de nombres de actores y directores de la casa abre el fuego para ayudarnos a conocer mejor a los que serán los protagonistas de esta aventura, para pronto pasar a una selección de filmes que formarán las entrañas del libro, ya se ha indicado que ofreciendo una galería temática que expande el universo entrevisto en el primer volumen, y terminando con secciones varias que completan pero no agotan (ya se apunta la posibilidad de una tercera entrega, un Cannon 3 que los acercaría a la cuenta total de su amada saga de filmes Death Wish) el universo de la productora. Se reproduce la última entrevista que ofrecieron Golam y Globus, todavía imaginando futuras producciones, y se nos ofrece un pequeño repaso a todas esas películas que anunciaron pero jamás llegaron a rodar. Y como regalo especial, el que quizá sea el gran momento ultra lúdico y maravilloso del libro: un cómic de procedencia húngara que adapta en viñetas la cinta escrita y protagonizada por Sylvester Stallone Cobra, el brazo fuerte de la ley (Cobra, George Pan Cosmatos, 1986), que además de una curiosidad impagable supone un ejemplo meridiano de hasta qué punto la Cannon dominaba el mundo. Applehead Team Creaciones ha realizado una jugada valiente con la edición de estos libros, Cannon Films y Más Cannon, los cuales se alzan como dos obras únicas y de absoluta referencia dedicadas a una compañía que también es un espejo de su época, de sus triunfos y sus fracasos, de su ideología encontrada y sus sueños más grandiosos y pedestres. Todo cabía en el firmamento de la Cannon.

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]