Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    ¿Cuál es la más eficiente de entre las 8 nominadas al Óscar a mejor película?

    Marte (The Martian)

    Cinéfil@s del mundo, el día O ha llegado. O de Óscar, por supuesto. La 88ª ceremonia de los Oscar tendrá lugar en la madrugada del domingo 28 de febrero al lunes 29. Seguro que lo tenéis todo preparado para la gran ocasión y que incluso os sabéis los nombres de las mascotas de todos los nominados pero puede que haya algo que se os esté escapando: ¿Cuál es la más eficiente? Es decir, ¿cuál es la historia que mejor promueve la eficiencia energética? ¿En cuál de ellas los protagonistas hacen más con menos o aprovechan mejor sus recursos energéticos? Hemos hecho un par de cálculos (mitad datos contrastados, mitad ojímetro) y estos son nuestros resultados, de menor a mayor eficiencia (ojo a pequeños SPOILERS).


    8º| Mad Max: Furia en la carretera

    ¿De qué va?
    En un mundo posapocalíptico en el que el agua y el combustible escasean, Max Rockatansky (Mad Max), Imperator Furiosa y compañía intentan huír de un terrible tirano a través del desierto.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    Hemos elegido esta historia como la menos eficiente de las ocho por un motivo muy claro: en primer lugar, toda trama se desarrolla en un paraje desértico sobre el que el sol cae a plomo, sin piedad. En una realidad en la que el combustible escasea pero en la que todo el mundo se desplaza en bestias pardas sobre ruedas que escupen fuego (por no mencionar el Doof Wagon, un súper camión cargado con un enorme panel de altavoces que deben necesitar una potencia considerable). Es decir, tenemos una gran demanda de combustible y a gente peleando por él en mitad de un panorama con una sobreproducción de energía solar alucinante. En serio, ¿a nadie se le ha ocurrido poner un par de placas?



    7º| La gran apuesta

    ¿De qué va?
    Cuatro visionarios descubren la gran crisis económica de 2008 antes de que estalle (cuando los bancos, los políticos y los médicos niegan la mayor) y deciden invertir en consecuencia, descubriendo el lado más oscuro de la economía global.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    El despiporre energético no está ni mucho menos al nivel de la película anterior pero si nos ponemos quisquillosos, La gran apuesta se gana a pulso el séptimo lugar. Desplazamientos internacionales, horas y horas de ordenadores y otros dispositivos a pleno rendimiento, un riego excesivo y más que cuestionado de los campos de golf, el exceso de mW de Las Vegas… Realmente, ¿No podrían haberse dado cuenta de todo este tinglado ahorrando algo de electricidad?



    6º| Spotlight

    ¿De qué va?
    Un grupo de periodistas de investigación destapa los escándalos de pederastia cometidos a lo largo de varias décadas por parte de varios curas en el estado de Massachussets (un hecho real con un impacto enorme en toda la comunidad católica).

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    Gran parte de la acción se desarrolla en interiores, sobre todo en oficinas y en la mayoría de casos no parece que hayan dedicado mucha atención a la iluminación de bajo consumo. Vale que Massachussets no es un estado demasiado soleado pero podrían aprovechar mucho mejor la luz natural.



    5º| El puente de los espías

    ¿De qué va?
    La CIA encarga una misión especialmente peliaguda a un abogado de Brooklyn en plena Guerra Fría: negociar la liberación de un piloto estadounidense capturado por la URSS.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    En este caso también tenemos muchos interiores y algunos desplazamientos internacionales pero claro, al producirse en los años 50 y con la tecnología de la época, el consumo eléctrico y el uso de potencia eran inferiores.



    4º| Brooklyn

    ¿De qué va?
    En la década de los 50 una joven irlandesa abandona su país de origen y decide viajar a Estados Unidos, concretamente a Brooklyn, Nueva York, donde conoce a un chico con el que empieza una relación. Pasado un tiempo recibe malas noticias de su familiar en Irlanda y se ve obligada a decidir entre su nueva vida y la anterior.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    Seguimos en la misma época pero en este caso el aprovechamiento de la luz natural, tanto en EE.UU. como en Irlanda (de verde dominante), es mucho mayor.



    3º| Marte (The Martian)

    ¿De qué va?
    Un astronauta en misión a Marte sufre un accidente en el exterior de la nave y es abandonado por sus compañeros, que lo dan por muerto. A partir de ahí, se ve obligado a usar su ingenio, sus conocimientos y la tecnología que tiene a su disposición para sobrevivir.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    ¿Por dónde empezar? El hombre al que da vida Matt Damon (el actor que más veces se ha quedado colgado en algún lugar en la Historia del Cine), fertiliza la tierra a partir de sus excrementos y de los de sus compañeros, crea un sistema de riego basado en la condensación, recarga baterías con energía solar… Toda una exhibición de maestría utilizando energía verde, vamos. La hubiéramos puesto en primer lugar, de no ser por los viajecitos extra que deben hacerse con unas naves que poco no deben consumir…



    2º| La habitación 

    ¿De qué va?
    Una chica que lleva secuestrada 7 años, encerrada en una habitación con su hijo intenta que éste tenga una vida lo más agradable posible construyendo un mundo dentro de esas cuatro paredes.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    La eficiencia es parte de las exigencias del guion, ya que casi todo pasa en el mismo espacio, poco iluminado y en el que apenas hay aparatos eléctricos. Aun así, la protagonista y su pequeño consiguen sobrevivir (en unas condiciones nada agradables, está claro). Por supuesto hablamos de un caso de eficiencia extrema y forzada pero si nos ponemos estrictos, el segundo puesto se lo han ganado.



    1º| El renacido

    ¿De qué va?
    En 1823, Hugh Glass participa en una expedición junto a un grupo de exploradores que recorren la América profunda cazando animales para aprovechar sus pieles. Tras el terrible ataque de un oso, Glass queda gravemente herido y es abandonado por sus compañeros, obligado a sobrevivir solo al salvaje invierno de las profundidades norteamericanas.

    ¿Por qué ocupa este puesto?
    No sabemos si DiCaprio se llevará el Oscar bajo el brazo o no pero de momento, para nosotros la historia es una clara ganadora en eficiencia. Una falta de recursos más hardcore que la de La habitación, una época con una tecnología infinitamente menos desarrollada que la de El puente de los espías o Brooklyn, luz natural a gogó y un aprovechamiento de los recursos naturales que le da en los morros al de The Martian (además, sin el gasto extra en viajes espaciales no deseados). ¿Hace falta añadir algo más?


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]