Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de 'The fencer', de Klaus Härö, la representante de Finlandia en los Globos de Oro y los Oscars

    The Fencer

    Con su quinto trabajo como realizador, Klaus Härö recurre a un subgénero popular para acercar a nuestros días, de modo optimista y humano, una triste realidad histórica, al tiempo que tratará de incluir a Finlandia entre los cinco países aspirantes al Óscar a la mejor película de habla no inglesa, en la que viene a ser la tercera candidatura del cineasta.


    Las películas de profesores que ponen patas arriba el modo de educar a sus alumnos, sirviendo como modelo de inspiración vital para éstos siempre han gozado de gran aceptación popular, desde los tiempos de Rebelión en las aulas (James Clavell, 1967). Títulos como El club de los poetas muertos (Peter Weir, 1989) o Los chicos del coro (Christophe Barratier, 2004) han demostrado que también es un subgénero con posibilidades de cara a las carreras de premios. Por ello, resulta lógica la elección de un filme como The Fencer por parte de la Academia finesa para tratar de llegar a los Óscar. Por lo pronto, esta historia sobre un joven campeón de esgrima que, perseguido por la policía secreta soviética durante el Régimen Stalinista en la década de los 50, huye a un pueblo de Estonia donde comienza a dar clases de educación física a los niños de una escuela local, ya ha logrado entrar en la terna de nominadas al Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa. Klaus Härö, realizador de obras tan interesantes como Elina: As If I Wasn´t There (2002) —Oso de Cristal en el Festival de Berlín—, Adiós mamá (2005) o Cartas al padre Jacob (2009), firma un producto que tiene todos los ingredientes para conquistar a los académicos. Un melodrama histórico coproducido entre Finlandia, Alemania y Estonia que se basa en la historia del deportista estonio Endel Nelis, y que cuenta con el atractivo del tema de la Guerra Fría como telón de fondo, con algo de suspense, emocionantes torneos y una inevitable subtrama romántica. Esperemos que si logra la ansiada nominación, encuentre las puertas abiertas a la distribución internacional que merece tras haberse estrenado en Estonia y Finlandia hace diez meses. (Póster)

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]