Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Globos de Oro 2016

    Leonardo DiCaprio

    Iñárritu, DiCaprio y 'El renacido' se coronan

    Ganadores de la 73ª edición de los Globos de Oro.

    La guasa y los Globos de Oro son un binomio perfecto. Los premios que otorga la prensa extranjera afincada en Hollywood tienen mucho de desmitificadores. Sí, casi espontáneamente, al son de la ortodoxia de sus vecinos los académicos. Globo de Oro equivale a Big Name, a rostro mediático que en caso de dudas artísticas es el que se lleva el gato al agua. Lo que puede parecer vergonzoso, es todo un punch que involucra al espectador llano. De este tipo de sorpresas ha vivido siempre la HFPA, y es por ello de su perenne atractivo pese a su cada vez más escasa relevancia en los Óscar. O al menos hasta este año. Porque, ¿podrá la sensacional El renacido remontar e imponerse a la frontrunner de la carrera, Spotlight?, ¿logrará el negro Iñárritu la proeza de un doble Óscar consecutivo cuando nadie lo esperaba? La gran noticia de la gala que condujo con maestría Ricky Gervais fue la constatación de El renacido como máximo contendiente que tendrá el filme de Tom McCarthy, por delante de La gran apuesta, que en las últimas semanas había adquirido mucha fuerza, o Marte, increíble ganadora del Globo a mejor comedia, el galardón más extraño de la velada (el propio Ridley Scott lo subrayó con bastante sorna). Como era de esperar, los periodistas foráneos eliminaron de la ecuación a Mad Max: Furia en la carretera, otra de las favoritas de la crítica. Falta saber si esta tendencia continuará en la lucha por la estatuilla dorada.

    Del resto de la 73ª edición, donde todos sus integrantes se excedieron con las capas de maquillaje, destacaron las victorias de Kate Winslet (mejor actor secundaria por Steve Jobs, el cuarto Globo de su carrera), Jennifer Lawrence (como mejor actriz de comedia por Joy), la maravillosa Brie Larson (que ya lo mereció con Short Term 12), Ennio Morricone (por su partitura para Los odiosos ocho) y Sylvester Stallone (mejor actor secundario por Creed). El resto, lo que el guion marcaba: tercer Globo de Leonardo DiCaprio tras El aviador (2005) y El lobo de Wall Street (2014); laurel para Del revés (Inside out) como mejor filme de animación; y, por supuesto, gran triunfo de Hungría con el entorchado para El hijo de Saúl (Saul fia), una de las mejores películas del 2015 que, si hay justicia, ganará en el Dolby Theatre de Los Ángeles en algo más de un mes. Con el estupendo sobresalto que nos concedió Iñárritu y su El renacido, concluyó una gala que duró poco más de tres horas y que demostró un envidiable dinamismo y sentido de la pausa. Que tomen nota sus homólogos. Ahora, turno de los Óscar.

    Nominaciones CINE
    Nominaciones TELEVISIÓN

    CINE


    Mejor película / drama: El renacido de Alejandro G. Iñárritu.
    Mejor película / comedia o musical: Marte de Ridley Scott.
    Mejor director: Alejandro G. Iñárritu por El renacido.
    Mejor actriz en drama: Brie Larson por La habitación.
    Mejor actor en drama: Leonardo DiCaprio por El renacido.
    Mejor actriz en comedia: Jennifer Lawrence por Joy.
    Mejor actor en comedia: Matt Damon por Marte.
    Mejor actriz secundaria: Kate Winslet por Steve Jobs.
    Mejor actor secundario: Sylvester Stallone por Creed.
    Mejor guion: Aaron Sorkin por Steve Jobs.
    Mejor película extranjera: El hijo de Saúl (Saul fia) de Lázsló Nemes (Hungría). 
    Mejor película de animación: Del revés (Inside out) de Pete Docter.
    Mejor banda sonora: Ennio Morricone por Los odiosos ocho.
    Mejor canción: Writings on the wall de Sam Smith para Spectre.
    Premio Cecil B. DeMille: Denzel Washington.

    TELEVISIÓN


    Mejor serie de drama: Mr. Robot (USA Network).
    Mejor serie de comedia o musical: Mozart in the jungle (Amazon).
    Mejor actriz en drama: Taraji P. Henson por Empire (FOX).
    Mejor actor en drama: Jon Hamm por Mad Men (AMC).
    Mejor actriz en comedia: Rachel Bloom por Crazy Ex Girlfriend (The CW).
    Mejor actor en comedia: Gael García Bernal por Mozart in the Jungle (Amazon). 
    Mejor actriz secundaria: Maura Tierney por The affair (Showtime).
    Mejor actor secundario: Christian Slater por Mr. Robot (USA Network).
    Mejor miniserie/TV movie: Wolf Hall (BBC Two).
    Mejor actriz de miniserie/TV movie: Lady Gaga por American Horror Story: Hotel (FX).
    Mejor actor de miniserie/TV movie: Oscar Isaac por Show me a hero (HBO).

    Tan variado como merecido


    Con la galopante excepción del premio para la irregular actriz que es Lady Gaga (frente a grandes como Kirsten Dunst o Felicity Huffman), y quizá el de Wolf Hall como Mejor miniserie ante Fargo o American Crime, el reparto televisivo de los Globos de Oro fue de lo más justo. Un reparto no hecho pensando tanto en cadenas (casi todas se llevaron algo, tanto cable, streaming o en abierto) sino en calidad. Y calidad desplegan Jon Hamm y su trofeo de despedida, o Christian Slater y su vuelta a la palestra. Mr. Robot y Mozart in the Jungle como propuestas únicas y originales, y Rachel Bloom y su Crazy ex-girlfriend como la confirmación de que The CW también puede formar parte de la conversación de la televisión de calidad. La popularidad también entra en este juego, de ahí que la arrolladora Taraji P. Henson y el ubicuo Oscar Isaac estén en el palmarés, más allá de su talento. Tampoco se debe olvidar que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood gusta de las novedades, por eso Gael García Bernal, Maura Tierney o cualquiera de los otros galardonados, excepto Hamm, consiguen su primer premio y puede que el último. Es la cruel naturaleza de unos honores que quieren ser tan rompedores y modernos que acaban por negar que muchas series mejoran con el paso de los años. Y esa es la pena, saber que una serie más allá de su tercera o cuarta temporada lo va a tener complicado para llevarse un Globo de Oro. Su propio patrón de conducta lo demuestra, así que cabe pensar que están más pendientes de reconocer esos nuevos valores que de la calidad en sí, y eso no está bien. Lo bueno es que, en esta ocasión, no hay grandes disparates que lamentar (excepto el que abre este párrafo) y sí mucha calidad que celebrar. Frente a unos Emmy bastante miopes en ocasiones, los Globos de Oro ponen cara a nuevos valores. (Adrián González Viña).

    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]