Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Crítica en serie | Heroes Reborn

    Heroes Reborn

    Un regreso a medio gas

    crítica de Heroes Reborn.

    NBC | Miniserie de 13 capítulos | EE.UU, 2015, 2016. Creador: Tim Kring. Directores: Allan Arkush, Greg Beeman, Gideon Raff, Jeff Woolnough, Larysa Kondracki, Jon Jones, Matt Shakman. Guionistas: Tim Kring, Peter Elkoff, Holly Harold, Seamus Kevin Fahey, Nevin Densham, Joey Falco, Sharon Hoffman, Adam Lash, Raven Metzner, Marisha Mukerjee, Cori Uchida, Zach Craley. Reparto: Zachary Levi, Robbie Kay, Ryan Guzman, Henry Zebrowski, Jack Coleman, Kiki Sukezane, Rya Kihlstedt, Danika Yarosh, Gatlin Green, Judith Shekoni, Toru Uchikado, Krista Bridges, Aislinn Paul, Clé Bennett, Eve Harlow, Nazneen Contractor, Hiro Kanagawa, Lucius Hoyos, Michael Therriault, Pruitt Taylor Vince, Jimmy Jean-Louis, Sendhil Ramamurthy, Greg Grunberg, Carlos Lacamara, Francesca Eastwood, Dylan Bruce, Richie Lawrence, Noah Gray-Cabey, Nesta Cooper, Jake Manley, Masi Oka, Marianne Farley, Cristine Rose. Productoras: Tailwind Productions / Imperative Entertainment / Universal Television. Fotografía: Alan Caso, Glen Keenan, Itai Ne'eman, Anette Haellmigk. Música: Lisa Coleman & Wendy Melvoin.

    Febrero de 2014, Olimpiadas de Invierno. En medio de una retransmisión televisiva, un simple anuncio de 30 segundos daba la noticia: Héroes (2006-2010) volvía a la televisión cuatro años después de su (comprensible si se miran audiencias y presupuesto, todo hay que decirlo) cancelación. Los fans recibían la buena nueva con la mayor de las ilusiones, y los menos entusiastas con escepticismo, ya que esos 13 capítulos que ahora se aprobaban quizá hubieran funcionado mejor como quinta temporada, y no como esta “décima” –según palabras del propio creador, Tim Kring– que nos lleva adelante en el tiempo como si la historia se hubiera seguido desarrollando. Vista ya la temporada, finalmente una miniserie forzosa porque la recepción ha sido más bien tibia, muchos desearán que se hubiese quedado el proyecto en nada. Kring ha desempolvado el universo de Héroes con ánimo arrollador e ímpetu de renovación, de ahí que recupere hasta ocho personajes de la serie original y mate a la mitad (aunque dos de ellos mueren de tal forma que quizá hubiera podido resultar que no estaban muertos en la hipotética segunda temporada), y use de manera algo deficiente a varios de ellos. Para el nostálgico es una pena, y para el nuevo seguidor puede resultar desconcertante.

    La historia aquí recogida nos lleva a junio de 2015, cumpliéndose el primer aniversario de una catástrofe en la que murió muchísima gente, y que el mundo entero cree fue obra de Mohinder Suresh y un grupo de gente con poderes. En una trama retorcida y cuyas piezas no terminaremos de conectar hasta el final del camino, tenemos un nuevo conjunto de personas con poderes y una presencia conocida para anclar la narración y ser nuestro guía en el nuevo universo: Noah Bennet (el estupendo Jack Coleman), tocado por la desgracia y misteriosamente llamado a investigar el traumático evento. Éste y otros muchos ejemplos sirven para ejemplificar que Kring sigue siendo un buen narrador y profundo conocedor de los recovecos que puede contener un relato, sobre todo si uno está dispuesto a rebuscar en los pliegues convocando múltiples perspectivas del mismo hecho. Casi una veintena de personajes tienen su importancia en Heroes Reborn, y eso sin contar a aquellos a los que se alude pero nunca vemos. La apuesta coral sigue funcionando, aunque el interés de varias de estas criaturas esté peor regulado, problema quizá del tiempo disponible. Como también ha fallado el presupuesto, prueba quizá de que la cadena estaba amortiguando un posible fracaso. De rodar en Estados Unidos se pasó a Canadá, y sorprende que los efectos especiales sean mucho peores en este 2015 que los de 2006, cuando una de las mejores cosas de la serie madre era el enfoque realista del uso de los poderes. Unido esto a un elenco de nuevos fichajes que no cumple demasiado –con Robbie Kay (Tommy) y Judith Shekoni (Joanne), ésta además con nula química con Zachary Levy, como peores casos–, es como contemplar en pantalla una apuesta hecha sin mucha fe. Lo cual es una pena, porque la marca no merece tal tratamiento.

    Heroes Reborn

    «Este nuevo volumen, que se despite con un hasta luego y no un adiós definitivo, quedará como un esforzado intento de continuar una historia más grande que la vida. Imperfecto, sí, pero más que decente».


    Si se salva la miniserie, que de hecho lo hace aunque el desenlace no cumpla lo suficiente, es porque se activa el factor nostalgia cuando se nos recuerda lo bueno que tenía este mundo, cuando la importancia de la familia entra en escena, la cautivadora voz en off de Sendhil Ramamurthy reflexiona sobre qué supone ser humano, las peleas entre evolucionados tienen lugar o las conspiraciones desarrollen sus múltiples tentáculos hasta tocar cada parte de la historia central (ahí sigue siendo impecable el personaje de Angela Petrelli, a la que da magnífica vida Cristine Rose). Los guionistas nos lanzan a este mundo sin muchas explicaciones, y nos revelan información poco poco, con los característicos giros de guión sorpresa que se contextualizan más tarde –con la ayuda de los viajes en el tiempo de Hiro Nakamura, personaje que sigue cargado de carisma–. La aclaración del misterio no está a la altura de lo que prometía el arranque, concretando la acción en la simple idea de que se avecina un desastre natural que dos hermanos deben parar en un momento y lugar concreto. Hasta llegar a ese punto climático, se juntan personajes con distintos pasados traumáticos (la pérdida de un hijo, un abuso sexual, la enfermedad de un ser querido) que deberían encontrar su catarsis emocional o aprender una lección por la capacidad de sacrificio de aquellos con poderes. Otra de las grandes tesis de Héroes, la importancia del bien común por encima de lo individual. Y aunque las ideas fundacionales están ahí y no han perdido ni un ápice de su fuerza, la ejecución en pantalla es lo que les sustrae algo de potencia. Cuando la trama deriva en una serie de vaivenes que solo sirven para marear la perdiz y dilatar la llegada de las revelaciones (Noah se pasa buena parte del tiempo yendo de un lugar a otro), la calidad global baja. Lo que Heroes Reborn nos muestra es un futuro plausible a aquel fundido a negro posterior a la demostración pública de Claire Bennet de que existen personas con habilidades especiales, pero es el resultado final decepciona. Quizá es que no podía ser de otra forma, habida cuenta de las condiciones en que sus responsables han trabajado o las grandes expectativas despertadas ante el anuncio. Sea como fuere, la vuelta a esta galaxia deja momentos para el recuerdo y pasos en falso, pero gana finalmente lo bueno, lo reseñable, aunque no lo parezca por lo dicho hasta ahora. Este nuevo volumen, que se despite con un hasta luego y no un adiós definitivo, quedará como un esforzado intento de continuar una historia más grande que la vida. Imperfecto, sí, pero más que decente. | ★★★ |


    Adrián González Viña
    © Revista EAM / Sevilla



    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]