Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Sundance.
    Cobertura completa de la edición 2018.

    Repetir lo irrepetible.
    «En la playa sola de noche», de Hong Sang-soo.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Caleidos | ★ por David Bowie & Johan Reneck

    Young David Bowie

    Blackstar es el primer single de su último disco homónimo. El cortometraje-videoclip está creado por Johan Reneck, uno de los directores regulares de Breaking Bad.

    Hemos quedado huérfanos de David Bowie, uno de los intérpretes y compositores de pop-rock más queridos, y que más ha influenciado, en las últimas décadas. Se le recordará por sus álbumes de los años 70, por The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972) y por Low (1977), o por temas como “Space Oddity” (1969), “Life on Mars” (1971) o “Ashes to Ashes” (1980). Pero, sobre todo, David Robert Jones será recordado por haber sido un artista nato de inagotable talento que, como Andy Warhol, supo entender como pocos el mundo en el que vivía, la paulatina transmutación del creador en histrión en una realidad donde la fama dependía menos del genio que de la habilidad para mostrarlo. No en vano, Bowie desarrolló también una carrera como actor, dejando en la retina de varias generaciones sus emblemáticas apariciones en El ansia (1983) de Tony Scott, Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983) de Nagisa Ôshima, Dentro del laberinto (1986) de Jim Henson, La última tentación de Cristo (1988) de Martin Scorsese o Basquiat (1996) de Julian Schnabel. Y es que este creador polifacético encarnó como pocos la figura de la estrella contemporánea, esa que Dan Graham catalogó, no sin cierta ironía, como la sublimación de los impulsos de una masa sumida en el inmenso escaparate de los medios de comunicación; en definitiva, los nuevos dioses de una sociedad materialista, superficial y efímera. Siempre reinventándose a sí mismo, heredero de una belleza y elegancia masculinas nacida con el dandismo burgués, inquieto, exhibicionista y brillante, tan contradictorio como solamente pudo haberlo sido un personaje público en el tránsito de nuestros siglos XX y XXI, muere, en fin, un ser humano que devino mucho más que el padre de algunas de las canciones más memorables y hermosas de nuestra época, al convertirse, ya de aquí a la eternidad, en un auténtico icono pop.

    Tierra de Dios

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Premios

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Festivales

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]