Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    30 posibles títulos para la Berlinale 2016

    Flaskepost fra P

    La semana pasada conocíamos los 6 primeros títulos que participarán en la Sección Oficial de la 66ª edición de la Berlinale. Filmes que remarcan la idiosincrasia del certamen germano: sobriedad autoral (Boris Sans Béatrice, Genius, Alone in Berlin) y gancho mediático norteamericano (Hail, Caesar!, Midnight Special). Aun con ese equilibrio, es complicado vaticinar qué películas completarán la lucha por el León de Oro. Sin lugar a dudas, su delegado general, Dieter Kosslick, buscará confirmar a algún pesado para esta entrega. Una tarea complicada ya que la mayoría de grandes cineastas, por supuesto, aspiran a un estreno en Cannes. Por tanto, la presencia de directores como Martin Scorsese, Nicolas Winding Refn, Pedro Almodóvar o Xavier Dolan parece un imposible para el evento capitalino. No es descabellado, sin embargo, que Berlín se asegurase la visita de un grande como Terrence Malick y su nueva obra de ficción Weightless (aparente título provisional). Desgraciadamente, el tejano no suele repetir ciclos, y ya estrenó el pasado año Knight of Cups, un filme que tendrá su salto comercial en marzo en Estados Unidos. Tras Berlín y Venecia, lo lógico es que Malick exhibiera este drama donjuanesco ambientado en Austin y protagonizado, entre otros, por Michael Fassbender, Ryan Gosling, Christian Bale, Rooney Mara, Cate Blanchett y Natalie Portman en la riviera francesa. Recordar que no es el único largometraje de Malick tiene en cartera: su documental Voyage of Time terminó su posproducción hace un año.

    Dejando quiméricas suposiciones a un lado, sin Malick, el peso de la presencia estadounidense recaería en autores como Ira Sachs, Kelly Reichardt (que estrenará en Sundance como otros posibles aspirantes como Kenneth Lonergan o Todd Solondz, todos en apartados secundarios) o la ascendente Ana Lily Amirpour. Stephen Frears y Andrea Arnold, por el lado británico, podrían ser un perfecto complemento del cabeza de cartel de este año. Frears, que tiene pendiente de estreno The program, pasó de puntillas con esta por la Mostra; y, Arnold, puja por entrar en Cannes, más aun tras formar parte del jurado de la Semana de la Crítica este 2015. Precisamente, el festival francés marcará el destino de las producciones galas en la Berlinale. Un habitual, Bruno Dumont, y un outsider como Alain Guiraudie (El desconocido del lago), pudieran ser buenas opciones. Y hablando de jugar en casa, muchas incógnitas con respecto a las representantes alemanas. Wim Wenders supondría un espaldarazo para el certamen. El resto, dudas. Mucha curiosidad podría despertar el nuevo trabajo de Jan Ole Gerster, Imperium, pero se desconoce su estatus. Gerster ya pasó por Berlín en sección paralela (German Cinema) con el magnífico debut Oh Boy. Desde el resto de Europa, sería conveniente apuntar nombres como el de Albert Serra (que buscará el gran salto la próxima temporada), Boudewijn Koole (que ganó el premio a la mejor ópera prima con Kauwboy en 2012) o el recurrente Hans Petter Moland. Del resto de latitudes, parecen fijas la australiana Cate Shortland o el nipón Yôji Yamada. Desde Sudamérica, sería una gran noticia para Kosslick que Pablo Larraín repitiera, pero, salvo gran sorpresa, el objetivo del cineasta chileno y Neruda, su nuevo filme, debe ser la omnipresente Croisette.

    Weightless de Terrence Malick (Estados Unidos).
    Certain Women de Kelly Reichardt (Estados Unidos).
    Little Men de Ira Sachs (Estados Unidos).
    The Bad Batch de Ana Lily Amirpour (Estados Unidos).
    Two Lovers and a Bear de Kim Nguyen (Canadá).
    American Honey de Andrea Arnold (Reino Unido).
    Florence Foster Jenkins de Stephen Frears (Reino Unido).
    Ma Loute de Bruno Dumont (Francia).
    Rester vertical de Alain Guiraudieu (Francia).
    Le Fils de Joseph de Eugène Green (Francia).
    Les Premiers les derniers de Bouli Lanners (Bélgica).
    Berlin Syndrome de Cate Shortland (Australia).
    The Beautiful Days of Aranjuez de Wim Wenders (Alemania).
    Toni Erdmann de Maren Ade (Alemania).
    Imperium de Jan Ole Gerster (Alemania).
    Timm Thaler de Andreas Dresen (Alemania).
    Flaskepost fra P de Hans Petter Moland (Noruega).
    Beyond Sleep de Boudewijn Koole (Países Bajos)
    Lily Lane de Bence Fliegauf (Hungría).
    Mindörökké de Gyorgy Palfi (Hungría).
    Sierra Nevada de Cristi Puiu (Rumanía).
    La Mort de Louis XIV de Albert Serra (España).
    Happy Time Will Come Soon de Alessandro Comodin (Italia).
    Aquarius de Kleber Mendonça Filho (Brasil).
    Neruda de Pablo Larraín (Chile).
    Hele sa Hiwagang Hapis de Lav Diaz (Filipinas).
    Bangkok Nights de Yôji Yamada (Japón).
    Creepy de Kiyoshi Kurosawa (Japón).
    Fingersmith de Park Chan-Wook (Corea del Sur).
    Looking for Rohmer de Wang Chao (China).

    Pueden seguir nuestra cobertura de la Berlinale 2016 en este enlace.
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]