Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Resumen 2015 | Las 10 mejores series de televisión del año

    The Knick

    La parrilla se renueva

    Anuario 2015 | Las 10 mejores series de televisión del año.

    La pequeña pantalla prosigue su escalada. Ni la despedida de algunos hits (Downton Abbey, Mad Men, Justified, Hannibal), ni la madurez (o decadencia) de los estandartes de la parrilla actual (House of Cards, Homeland, Juego de tronos, The Walking Dead, Girls, Masters of Sex), han restado un solo ápice de interés al panorama televisivo actual. Principalmente, gracias a la llegada de nuevas propuestas (Daredevil, Jessica Jones, Outlander, Crazy Ex-girlfriend, Narcos, Mr. Robot, Transparent, Ash vs. Evil Dead) o la consolidación de series que ya coparon todos los tops del 2014 con su primera entrega (The affair, The leftovers, Orange is the new black, Fargo, The Knick). El 2015 ha sido el año de Netflix y Amazon, que han afianzado un nuevo modelo de exhibición que ya ha traspasado las fronteras norteamericanas y se ha instalado en los hogares europeos; también, precisamente, lo ha sido para la ficción del viejo continente, que, a raíz del auge de los canales temáticos de pago, ha sabido encontrar su hueco y a su público. Productos como Bron/Broen, In the flesh, Gomorra, Les revenants, 1864, Versailles, Borgen o Deutschland 83 se han enfrentado cara a cara con la todopoderosa maquinaria estadounidense y han salido reforzados del combate. El universo de las series no para de expandirse, atrayendo cada vez más a realizadores e intérpretes notables. 2016 supondrá un nuevo paso más. Miniseries y pilotos serán cada vez más protagonistas en los festivales cinematográficos de prestigio y los showrunners algo más que una simple espoleta de un mundo tan adictivo como imparable. Todo lo que ocurra en 2016 vía coaxial o digital se lo contaremos en EAM. Antes, y como es habitual por estas fechas, balance con nuestro ranking del 2015. Estas son las diez series mejor valoradas por la redacción de El antepenúltimo mohicano:

    Show me a hero

    10| SHOW ME A HERO

    HBO | Miniserie (6 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    La vuelta del gran David Simon a la política local y la decidida apuesta de HBO de crear miniseries que en realidad se cuentan como películas largas auguraba parte de la grandeza de Show me a hero, pero es que si además se cuenta con un director como Paul Haggis, nada exhibicionista pero sí muy preciso en qué quiere y cómo lo rueda, y con un reparto muy variado encabezado por el magnífico Oscar Isaac que insufla verdad a cada segundo de esta historia, el resultado alcanza una cotas superiores de calidad hasta para los estándares de la ficción por cable. La complejidad del lío legal en que la ciudad de Yonkers se metió a finales de los 80 es solo la excusa de Simon y William F. Zorzi par hablar de raza, inmigración, política, problemas sociales y prejuicios. Y lo hacen de la manera que dominan a la perfección, con su apuesta coral que incluye una cámara en cada una de las diferentes partes implicadas en esta historia y un uso de la elipsis que elimina cualquier tipo de peso muerto, y que cubre varios años de peleas en juzgados, elecciones y cambio vitales mostrándonos lo esencial en cada momento. La cara humana de la política local y el alcance metafórico de una historia muy concreta, pero que puede ser universal. Una institución que por indiferente es cruel porque opera desde la abstracción, y que los responsables convierten en consecuencias que los seres humanos acaban sufriendo. Que esto, tan teórico, se traduce en seis vibrantes horas de maravillosa televisión da una medida del gran talento de cada uno de los implicados, de su habilidad para hacer de muy humana carne y hueso cualquier realidad. CRÍTICA

    Mad men

    9| MAD MEN

    AMC | Mitad de la séptima y última temporada (7 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    La despedida de Mad Men llegó y las expectativas eran altas, ya que de una serie tan peculiar y tan poco dada a hacer concesiones a la audiencia se esperaba cualquier cosa. Y aunque es verdad que Matthew Weiner no sigue –afortunadamente– el manso camino de ir cerrando las historias con obviedad y puntos finales, sí que es lo suficientemente rotundo como para que sepamos que esto es el fin, que no vamos a volver a ver a estos personajes. Y lo hace con duro realismo, empoderando a sus mujeres favoritas e inyectando inesperadas dosis de felicidad sentimental en algunas postales que ya dábamos por perdidas. Por supuesto que campa la emoción y la sorna, que es como el creador ha sido siempre capaz de hacer que nos importen los problemas de un grupo de criaturas no especialmente simpáticas, y se logra la trascendencia de algunas de las grandes preguntas sin necesidad de que los personajes sean diferentes ni hagan viajes de introspección. Basta el cierre de la oficina que trae aires de cambio, y aunque algunos ribetes quedan más sueltos de lo que nos gustaría, el salto temporal y conceptual con que se despide Mad Men tiene la suficiente fuerza como para que podamos proclamar el adiós de la serie como un cierre más que digno y apropiado. CRÍTICA

    Homeland

    8| HOMELAND

    Showtime | Quinta temporada (12 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    ¿Cómo se sigue manteniendo Homeland fresca e imaginativa? Pues dándole al botón del reinicio cada año desde que cerraron la trama de Nicholas Brody. Así, la quinta temporada empezaba tres años después de la cuarta y trasladaba la acción a Berlín, con nuestra incansable protagonista Carrie Mathison como ex-agente de la CIA de vida tranquila. Pero cuando la acción de un pirata informático irrumpe en su ideal realidad, las figuras de su pasado (las conociéramos los espectadores o no) vuelven para llamarla a la acción, en un proceso fascinante que nos remite –quizá por el clima– al cine europeo de espías, que de hecho tiene su perfecto correlato en la subtrama de la doble agente que trabaja para Rusia y Estados Unidos, y que empieza como un recurso manido de guión para luego adquirir hasta trascendencia. En una serie como ésta, tan presa de los giros de guión extremos, se cuida también el sentimiento, que las acciones de los personajes tengan repercusiones emocionales y que nosotros las veamos. El reparto se dedica más bien a eso, a hacer palpables esas emociones en un entorno tan cargado de intensidad, y es en el buen hacer del elenco y la impecable ejecución técnica donde Homeland brilla, haciendo que esta nueva tanda de entregas no muestre signo alguno de agotamiento ni desidia, planteando todavía sus candentes debates y hasta –lamentablemente– convirtiéndose en certero cronista de una dolorosa realidad.

    Jessica Jones

    7| JESSICA JONES

    Netflix | Primera temporada (13 capítulos).
    por Judith Romero.

    Algo más de medio año después de Daredevil, el tándem Netflix/Marvel contraatacó con la siguiente entrega de su universo televisivo. Y si Daredevil fue toda una oda al cine de artes marciales y de gangsters modernos, Jessica Jones hizo lo propio con el hard boiled detectivesco que tanto hacía que no veíamos en una pantalla. Y no sólo eso; con la excusa de traernos a la primera superheroína por derecho propio de la Casa de las Ideas, Jessica Jones nos brindó un soberbio estudio sobre los roles de género, el abuso físico y emocional, los límites del consentimiento y las relaciones tóxicas. Y lo hizo de la mano de uno de los mejores personajes femeninos del año (con permiso de Imperator Furiosa y Rey), interpretado de manera brillante por Krysten Ritter. Sin embargo, y como sucedió con Daredevil, si alguien destacó en Jessica Jones fue su villano principal, Kilgrave, encarnado por David Tennant. El ex Doctor Who se valió de muchos de los elementos más recordados de su trabajo en la serie de la BBC para crear un villano dañino, caprichoso, patético y, por motivos muy distintos a los de Wilson Fisk, también aterrador. Jessica Jones fue la confirmación de que Marvel ha llegado por fin a su edad adulta. Las futuras Luke Cage, Iron Fist y The Defenders dirán si la madurez es definitiva. CRÍTICA

    Hannibal

    6| HANNIBAL

    NBC | Tercera y última temporada (13 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    Sabiendo que el fantasma de la cancelación acechaba, Bryan Fuller decidió ir a por todas en la tercera y parece que última temporada de Hannibal, que adapta y desordena dos novelas más de Thomas Harris y nos lleva a Europa durante siete episodios y de vuelta a Baltimore durante los seis siguientes, con un salto de tres años en medio para dejar que las subtramas se maceraran a fuego lento. La venganza de Will, Jack, Alana y Mason contra el doctor Lecter, acompañado de la fascinante Bedelia DuMaurier, cubre esta primera parte de la tanda, que peca de relamida en lo visual y verbal pero que coge cuerpo una vez la tapadera del caníbal es descubierta. Cuando la serie brilla más es cuando se masca el peligro y los personajes luchan por su supervivencia en un envoltorio visual primoroso, de ahí que la segunda parte, que recoge la historia del Gran Dragón Rojo –o la truncada historia de amor entre Francis Dollarhyde y la ciega Reba McClane– sea no solo mejor sino también una colección de episodios simplemente magnífica. Ver a Hannibal operar desde la cárcel y a Will dinamitar su acogedora unidad familiar para volver al juego de la caza al psicópata es todo un espectáculo, uno que condensa tramas y desecha ribetes innecesarios para centrarse en la verdad de la historia aquí recogida: la elección que el agente especial Graham debe hacer, y que puede hacer que todo el horror pare de una vez. Y puede que para siempre. CRÍTICA

    Louie

    5| LOUIE

    FX | Quinta temporada (8 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    Uno de los autores más personales de la televisión actual volvía a la pantalla con su temporada más corta hasta la fecha pero sin renunciar a ninguno de esos rasgos que nos hacen adorar Louie. El sentido del humor, la capacidad para la emoción, el espacio para la sorpresa y lo íntimo y personal que parece cada una de sus historias. La maestría de C.K. como guionista, director, montador y actor es tal que ya solo queda en cada capítulo la clara sensación de control absoluto de tono, la seguridad de alguien que no titubea a la hora de mostrarnos su arte, de establecer su dominio sobre lo contado. Con esta comedia reímos, lloramos y nos sorprendemos. La vida de Louis C.K. como caldo de cultivo con el que hablar de la condición humana, de la épica de ser un padre divorciado y un trabajo que quiere hacer reír a través de reflexiones. Todo tiene cabida en Louie porque su responsable se ha ganado con talento que así sea, porque su tono juguetón lo permite. Cuando alguien hurga en su interior con tanta generosidad y es capaz de traducir el resultado en materia audiovisual de tan alto nivel como ésta, y además en una media de 21 minutos, solo cabe aplaudir su talento. CRÍTICA

    Daredevil

    4| DAREDEVIL

    Netflix | Primera temporada (13 capítulos).
    por Judith Romero.

    Cuando parecía que los superhéroes habían tocado techo en la pantalla, la asociación entre Netflix y Marvel nos trajo el que posiblemente sea uno de los mejores productos del género hasta la fecha. Demostrando que los tipos en mallas pueden ser violentos y abrazar el dark and gritty sin por ello resultar plomizos, Daredevil se convirtió en la gran sensación de la primera mitad de 2015 gracias a su ritmo trepidante, su sensacional tratamiento de la acción –no demasiado alejado de productos como The Raid– y, cómo no, al trabajo de Vincent D’Onofrio. El actor neoyorquino consiguió que su Wilson Fisk resultase tan humano y carismático como violento y terrorífico, convirtiéndose quizá en el primer villano de adaptación comiquera que ha conseguido dar auténtico miedo. Muy alejada de la luminosidad de sus hermanas para todos los públicos (Agents of S.H.I.E.L.D. y Agent Carter), y todavía más de sus parientes del Universo Cinematográfico Marvel, Daredevil constató que es posible hacer televisión de entretenimiento para un público adulto sin necesidad de recurrir a los excesos, pirotécnicos y de otros tipos, de Juego de Tronos y productos similares. Y lo mejor de todo es que sólo es el primer plato de lo que está por llegar.

    Better Call Saul

    3| BETTER CALL SAUL

    AMC | Primera temporada (10 capítulos).
    por Alberto Sáez Villarino.

    En el episodio 8 de la segunda temporada de Breaking Bad, Saul Goodman, un abogado que no parecía hacer honor a su apellido y andaba trampeando de ratero en ratero, llamándose a sí mismo el abogado del crimen, se presentó ante Walter White como el nuevo Tom Hagen “¿Que le ofreció Tom Hagen a Vito Corleone?”, preguntaba el charlatán ante su nueva presa. Sin ser todavía consciente de ello, Saul estaba actuando como el percutor definitivo para la aparición del siniestro Heisenberg. No tardaría en arrepentirse. No obstante, el resolutivo letrado no fue siempre un mercenario legislativo; Better Call Saul se adentra en los inicios de Jimmy McGill, antes de que su foto colmara los anuncios televisivos de madrugada y las vallas publicitarias de las autovías secundarias rezaran su pegadizo eslogan: Better Call Saul. Pero, ¿qué llevó al bueno de Jimmy a convertirse en Saul? La fantástica serie de AMC nos introduce de lleno en un cambio de personalidad tan sombroso como el del propio White y, la primera temporada, nos sorprendió muy gratamente, no sólo por el fantástico desarrollo del personaje principal, y la originalidad argumental de los 10 episodios que la componen, sino también por lo alejada que se encuentra conceptualmente de Breaking Bad. Vince Gilligan decidió dar carpetazo a su magnum opus, culminando una de las series más espectaculares de todos los tiempos y rompiendo el corazón a millones de espectadores. El anuncio del spin-off nos hizo presagiar lo peor, un intento desesperado de recuperar su gloria por la vía fácil… nada más lejos de la realidad. Better Call Saul tiene nombre propio y la suficiente fuerza para que el público se olvide de las siglas que quedaron grabadas en su retina; W.W. es hora de que dejes paso al carismático Jimmy, un Saul con principios a quien ya se le intuye una bestia dormida en su interior. CRÍTICA

    The Knick

    2| THE KNICK

    Cinemax | Segunda temporada (10 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    Pese a un comienzo titubeante, que hizo temer que la calidad de la primera temporada hubiera sido un espejismo, The Knick remontó en apenas un par de episodios y se puso en camino de convertirse en lo que finalmente es: una serie excelente, sin miedo a los riesgos y que se aventura por nuevos senderos narrativos en su segunda tanda. La construcción de un nuevo hospital, el ascenso en la escala social de Lucy o la batalla del doctor Thackery contra la adicción son algunos de los muchos puntos que estos diez capítulos tocan, con la capacidad para divertir y entretener al espectador enarbolada por bandera y una puesta en escena que engrandece el material de partida. Las labores de Steven Soderbergh funcionando en pleno apogeo de la brillantez, y una apuesta coral que pone a existir a casi una veintena de criaturas que se mueven por Nueva York en busca de una mejoría de sus vidas. Es difícil determinar con exactitud qué hace de este drama algo tan especial, porque está cargado de elementos maravillosos que lo diferencian (la música, el trabajo fotográfico y de cámara, su rechazo a las obviedades, su pátina realista), así que quizá sea cuestión de disfrutarlo como un Todo compacto en que cada elemento está tan bien coordinado para funcionar con los otros que uno no puede sino ser testigo de tal despliegue de calidad sin poner objeciones serias.

    Fargo

    1| FARGO

    FX | Segunda temporada (10 capítulos).
    por Adrián González Viña.

    La duda estribaba en si Noah Hawley podía repetir la gran hazaña que logró en la primera temporada, y la respuesta fue un atronador “Sí”. Con el mismo frío, la misma labia, el mismo estilo y ante todo las toneladas de carisma que su creación desprende por los cuatro costados. Un crimen en 1979 que une a la mafia organizada, a una familia criminal, a una pareja de lo más peculiar y a los policías encargados de la investigación, y que logra volverse trascendente sin necesidad de engolar la voz ni caer en la pedantería. El universo autoral de los hermanos Coen como cajón de sastre en el que el sentido del humor, la gravedad, el peligro y los estallidos de violencia fluyen en armónica concatenación. Unos personajes obcecados en una idea, una que normalmente incluye la mejora de una vida con la que no están satisfechos, que se mueven por el mundo chocando contra el resto y que proporcionan momentos memorable tras momento memorable. Con un grupo de guionistas y directores que trabajan al mismo nivel de calidad, la segunda temporada de Fargo maneja con holgura sus múltiples subtramas y las desarrolla con un fatalista sentido de lo inevitable, de manera que cuando confluyen uno no duda ni un segundo de que eso era lo único que podía pasar. Es el resultado de un trabajo detallista que planta semillas para que germinen con maestría, y que hace que el camino que va desde el arranque hasta la despedida valga la pena en cada segundo de metraje. La Masacre de Sioux Falls contada con las artes de narradores de un atajo de genios, y elevada así a tragedia en tres dimensiones.
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]