Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Palmarés de la 60ª edición de la Seminci

    Hrútar

    Islandia suma y sigue

    Palmarés de la 60ª edición de la Seminci.

    Nueva victoria para el cine islandés, ahora, en Valladolid. Rams (El valle de los carneros), que llegará a España el 13 de noviembre, ha conseguido su tercer gran premio del año con la Espiga de Oro, tras los obtenidos en Cannes (Un Certain Regard) y Zúrich (Golden Eye a la mejor película). La segunda película de Grímur Hákonarson, además, representará al país escandinavo en la próxima edición de los Oscars. Una guinda que su director, en un adelanto de la entrevista que le realizó nuestro compañero Gonzalo Hernández, ve demasiada lejana pero que, atendiendo al nivel de este año, no sería para nada desdeñable. A la Espiga de Oro de Rams, en cuanto a la nación insular se refiere, hay que añadirle el laurel interpretativo para el excelente Gunnar Jónsson en Virgin Mountain, una de las mejores películas de la temporada que se ha tenido que conformar con  un galardón menor pero que, como hizo en Karlovy Vary, se ha llevado el corazón de los espectadores. Es el caso también de 45 años (Premio a la mejor actriz para Charlotte Rampling) y Mustang (Espiga de Plata y Premio del Público), dos de los largometrajes más destacados de esta 60 entrega de la Seminci. Un póquer de filmes que ha elevado el nivel de una edición algo descafeinada, como nos ha contado nuestro compañero Álvaro Martín durante esta semana. A falta del top 10 habitual, les dejamos con el palmarés completo.

    Espiga de Oro a la mejor película: Rams (El valle de los carneros) (Hrútar) de Grímur Hákonarson (Islandia).
    Espiga de Plata a la segunda mejor película: Mustang de Denis Gamze Ergüven (Francia, Turquía).
    Premio a la mejor dirección: Naomi Kawase por Una pastelería en Tokio (An, Japón).
    Premio al mejor actor: Gunnar Jónsson por Virgin Mountain (Fúsi, Islandia).
    Premio a la mejor actriz: Charlotte Rampling por 45 años (45 years, Reino Unido).
    Premio Pilar Miró al mejor director novel: Grímur Hákonarson (Rams) y Denis Gamze Ergúven (Mustang).
    Premio Miguel Delibes al mejor guion: Rodrigo Sepúlveda por Aurora (Chile).
    Premio a la mejor fotografía: Shai Goldman por Tikkun (Israel).
    Espiga de Oro al mejor cortometraje: El adiós de Clara Roquet (España).
    Espiga de Plata al mejor cortometraje: exaequo Café froid de Stéphanie Lansaque y François Leroy (Francia), y Tank, de Raoul Servais (Bélgica).
    Mejor cortometraje europeo nominado a los EFA 2016: El adiós de Clara Roquet (España).
    Premio FIPRESCI: Mustang de Denis Gamze Ergüven (Francia, Turquía).
    Premio del público: Mustang de Denis Gamze Ergüven (Francia, Turquía).
    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]