Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Palmarés del 63 Festival de San Sebastián: Sparrows, de Rúnar Rúnarsson, Concha de Oro

    Sparrows gana la Concha de Oro

    La constancia escandinava reina en Donostia

    Palmarés de la 63ª edición del Festival de San Sebastián.

    ¿Quién lo iba a decir? Cuatro años después, tras una lucha ciclópea por conseguir financiación, un dinero que llegó de Croacia, y el sambenito de producción extraída de un cortometraje firmado por el mismo autor, Rúnar Rúnarsson ha conseguido lo impensable con su segunda película, Sparrows (crítica): la Concha de Oro a la Mejor Película del 63º Festival de San Sebastián. ¿Merecida? Aun atendiendo al bajo nivel de competencia y teniendo en cuenta el poderío de filmes como Les démons y High Rise, puede que no. Pero esto es un festival de Categoría A, y las críticas y opiniones cuentan poco. Todo quedaba en manos del jurado encabezado por Paprika Steen y conformado por Nandita Das, Daniel Monzón, Hernán Musaluppi, Julie Salvador, Uberto Pasolini y Luciano Tovoli. Y éste, lo ha tenido claro. La Concha marcha a Islandia, a un filme que funciona como reverso de ese país modélico. Impresiona que esté basado en un hermoso corto titulado Smáflugar (Two Birds), una pieza (15 minutos) imprescindible llena de belleza y sensibilidad. Sparrows contiene la esencia de dicha obra y va un poco más allá. Rúnarsson demuestra la elegancia de un veterano en esta historia de desarraigo emocional. Bravo. Del resto del palmarés, hay que quedarse con el laurel ex aequo para Ricardo Darín y Javier Cámara, ambos soberbios en la emocional Truman. O el doble entorchado (Premio Especial y Fotografía) para Evolution. Demasiado botín para una de las grandes polémicas del certamen. Algo de la que también van sobradas Les chevaliers blancs (Mejor dirección), El rey de La Habana (Mejor actriz), 21 noches con Pattie (Mejor guion) y El apóstata (Mención especial). Concluye pues el Donostia Zinemaldia más flojo de la última década. Con un puñado de cintas aberrantes y otras tantas de ese tan temido color gris indiferente. Ahora será el público el que decida, si la distribución en nuestro país lo cree oportuno.

    CONCHA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA

    Sparrows, de Rúnar Rúnarsson (Islandia).

    PREMIO ESPECIAL DEL JURADO

    Evolution, de Lucile Hadzihalilovic (Francia).

    CONCHA DE PLATA A LA MEJOR DIRECCIÓN

    Joachim Lafosse, por Les Chevaliers Blancs (Francia, Bélgica).

    CONCHA DE PLATA AL MEJOR ACTOR

    Ricardo Darín & Javier Cámara, ex aequo por Truman (España).

    CONCHA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ

    Yordanka Ariosa por El rey de La Habana (España).

    PREMIO A LA MEJOR FOTOGRAFÍA

    Manu Dacosse, por Evolution (Francia).

    PREMIO AL MEJOR GUION

    Arnaud y Jean Marie Larrieu, por 21 días con Pattie (Francia).

    MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO

    El apóstata, de Federico Veiroj (España).

    Premiados 63 Donostia Zinemaldia

    PREMIOS PARALELOS


    Nuevos Directores
    Mejor película: Le nouveau (The new kid), de Rudi Rosenberg (Francia).
    Mención especial: Drifters, de Peter Grönlund (Suecia).
    Mención especial: La vida sexual de las plantas, de Sebastián Brahm (Chile).

    Horizontes Latinos
    Mejor película: Paulina, de Santiago Mitre (Argentina).
    Mención especial: Desde allá, de Lorenzo Vigas (Venezuela).
    Mención especial: Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón (México).

    Premio del Público
    Nuestra pequeña hermana, de Hirokazu Koreeda (Perlas, Japón).
    Premio del público para la mejor película europea: Mountains may depart, de Jia Zhangke (China).

    Premio de la Juventud
    Paulina (La patota), de Santiago Mitre (Argentina).

    Premio FIPRESCI
    El apóstata, de Federico Veiroj (España).

    Premio Signis
    Moira, de Levan Tutberidze (Georgia).

    Premio Cine en Construcción
    Era o hotel Cambridge, de Eliane Caffé (Brasil).

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]