Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de Suffragette, de Sarah Gavron, apertura del 59 Festival de Londres

    Suffragette, de Sarah Gavron

    Estreno en Estados Unidos: 23 de octubre. Reino Unido: 30 de octubre.
    Inauguración de la 59ª edición del BFI London Film Festival el 7 de octubre.

    Por todos es sabido el gusto de la Academia Norteamericana por esos dramas inspiradores protagonizados por personas luchadoras que se crecen ante la adversidad y, a ser posible, basados en hechos reales. A ese grupo de películas pertenecería Suffragette (2015), último trabajo de la directora Sarah Gavron —nominada al BAFTA al mejor debut por Brick Lane (2007)—, con guion de Abi Morgan. Ambientado en la Inglaterra de 1912, cuando las mujeres no tenían ni voz ni voto y tenían que sufrir todo tipo de abusos en sus lugares de trabajo, agachando la cabeza ante las injusticias, el filme muestra la dura lucha de un grupo de heroicas féminas por conseguir que se les apruebe un derecho, tan común hoy, como es el de votar a los cargos públicos electos en un mundo, por entonces, gobernado por los hombres. Un emocionante relato que, vistas las primeras imágenes, cuenta con un trabajo de ambientación tan impecable y académico como nos tiene acostumbrados el mejor cine británico de época, adornado por la banda sonora compuesta por Alexandre Desplat, último ganador del Óscar por la partitura de El gran hotel Budapest (Wes Anderson, 2014).

    Suffragette, por encima de cualquier atractivo estilístico o narrativo, es de ese tipo de cintas que se sostienen, muy especialmente, en el trabajo de los intérpretes. En este caso estamos ante una obra de actrices (y muy grandes), las cuales tendrán oportunidad de entrar en las próximas carreras de premios gracias a unas actuaciones sentidas y viscerales. La protagonista, Carey Mulligan —Shame (Steve McQueen, 2011), Drive (Nicolas Winding Refn, 2011) o El gran Gatsby (Baz Luhrmann, 2013) son suficientes muestras de su enorme potencial interpretativo—, hace suyo uno de esos personajes que lo tienen todo para colocarla en la terna de las cinco nominadas al Óscar a la mejor actriz, perfectamente secundada por Helena Bonham Carter, Anne-Marie Duff, Romola Garai, Ben Whishaw, Brendan Gleeson y, sobre todo, la siempre magnífica Meryl Streep que, con su caracterización de la líder sufragista británica Emmeline Pankhurst, podría lograr su vigésima nominación a la estatuilla dorada, todo un récord. Como anécdota, citar que Suffragette es la primera película que consiguió el permiso de los diputados para poder rodar en las Casas del Parlamento del Reino Unido.


    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]