Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Sundance.
    Cobertura completa de la edición 2018.

    Repetir lo irrepetible.
    «En la playa sola de noche», de Hong Sang-soo.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    LOLA Awards 2015

    Victoria, mejor película alemana del año

    Aún con el regusto de la XVII edición del Festival de Cine Alemán de Madrid, se han conocido los ganadores de los LOLA Awards (Deutscher Filmpreis), los premios de la industria germana que este año han celebrado su 64ª edición –desde 1951 a 2005 los galardones los entregaba una comisión; en adelante, académicos y profesionales del cine alemán—. Una de las sensaciones de la Berlinale, Victoria, rodada íntegramente en un espectacular plano-secuencia, ha sido la vencedora de esta entrega. Mejor película, dirección, actor principal, actriz principal (para la española Laia Costa) y mejor composición musical han sido los entorchados conseguidos por una cinta cuyos derechos en España los adquirió Golem tras su paso por el certamen capitalino. Otras triunfadoras de la noche fueron la excelente Who am I –que llegará a España gracias a Abordar-Casa de Películas— y la inane Las queridas hermanas, culebrón de época que dejó malas sensaciones en el Palaust allá por febrero. A continuación, el cuadro de honor.

    Mejor película (Oro): Victoria de Sebastian Schipper.
    Mejor película (Plata): Jack de Edward Berger.
    Mejor película (Bronce): Zeit der kannibalen de Johannes Naber.
    Mejor documental: Citizenfour de Laura Poitras.
    Mejor película infantil: Rico, Oskar y las sombras profundas de Neele Leana Vollmar.
    Mejor guion: Stefan Weigl por Zeit der kannibalen.
    Mejor dirección: Sebastian Schipper por Victoria.
    Mejor actriz principal: Laia Costa por Victoria.
    Mejor actor principal: Frederick Lau por Victoria.
    Mejor actriz secundaria: Nina Kunzendorf por Phoenix.
    Mejor actor secundario: Joel Basman por Somos jóvenes. Somos fuertes.
    Mejor fotografía: Sturla Brandth Grøvlen por Victoria.
    Mejor montaje: Robert Rzesacz por Who am I.
    Mejor dirección artística: Silke Buhr por Who am I.
    Mejor vestuario: Barbara Grupp por Las queridas hermanas.
    Mejor maquillaje: Nannie Gebhardt-Seele y Tatjana Krauskopf por Las queridas hermanas.
    Mejor música: Nils Frahm por Victoria.
    Mejor diseño de sonido: Bernhard Joest-Däberitz, Florian Beck, Ansgar Frerich y Daniel Weis por Who am I.
    Tierra de Dios

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Premios

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Festivales

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]