Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Visions du Réel 2015 | Día 4: Eva / The rabbit in the teasel / (Be)longing

    Eva

    Paisaje y mito

    Crónica de la cuarta jornada en la XXI edición del Visions du Réel

    En la cuarta jornada en el certamen suizo nos trasladamos hacia unas tierras lejanas, unas parajes que permanecen aislados del resto de la humanidad a causa de la naturaleza indomable que los cercan. En Alemania, Portugal e Irlanda existen dichos lugares recónditos donde el exotismo se confunde con lo bucólico. Estas zonas misteriosas están presentes en los tres últimos filmes que vimos en Visions du Réel. Tres largometrajes que nos causaron amargura, desconcierto y admiración respectivamente.

    EVA

    Melanie Jilg / Alemania / 2015 | Regard Neuf

    Desde su inicio, el nuevo documental de Melanie Jilg pone en evidencia su misticismo de fachada, una falsa abstracción que plagia de forma errónea la esencia de otros filmes sobre viajes metafísicos como la excelente Near Death Experience. En el prólogo de Eva una voz en off germana recita los primeros pasajes del célebre manuscrito medieval Edda Poética para extirpar cualquier cualidad mundana que se le pudiera atribuir a los inexplicables motivos que llevan a la protagonista a emprender una de las road movies más absurdas de la historia del cine. Acompañada de su perro llamado Piz y un buey que tira de una gigantesca tienda de campaña, Eva atraviesa sin miedo toda clase de senderos, ríos y carreteras transitadas por camiones. El desconocimiento de las razones que llevaron a la joven mujer alemana a iniciar su peregrinación es sólo el inicio de la irritación que sintió el público más impaciente de la sala. Vendido con la etiqueta de cine experimental, Eva encadena un conjunto de imágenes vacías, cuyo desvarío culmina en planos donde se filma a la actriz no-profesional durmiendo a tiempo real durante más de diez minutos o, incluso, a la luna entrando y saliendo del encuadre en un plano fijo acelerado. | ★ |

    THE RABBIT IN THE TEASEL

    Els Dietvorst / Bélgica, Irlanda / 2014 | Compétition Moyens Métrages

    Siguiendo con la desafortunada línea de filmes que exhiben bellas imágenes sin contenido, The Rabbit in the Teasel fue sin duda el paradigma en el certamen suizo. La última decepción que tuvimos en Visions du Réel fue el largometraje de Els Dietvorst, el cual posee una sobrenatural fotografía que sólo podría apreciarse en su esplendor en la gigantesca pantalla de una sala de cine. En este sentido, es necesario comentar que el hipnótico visionado del filme ofrece una experiencia sensorial única, parecida a la que transmite Carlos Reygadas en Post Tenebras Lux. Sin embargo, ese énfasis en la perfección formal sólo se explica a partir del descuido de los elementos narrativos básicos. La película en sí es una historia narrada íntegramente a través de la voz en off de un adulto recordando su infancia en una granja. Repleto de tópicos y anécdotas previsibles sobre la vida aparentemente bucólica en el campo, el filme intenta encaminarse hacia la dimensión onírica para dar rienda suelta a la estética del videoarte, creando un híbrido inclasificable que, a diferencia de la ya comentada California City, no acaba de convencer. | ★★ |

    Belonging

    (BE)LONGING

    VOLTA À TERRA / João Pedro Plácido / Portugal / 2014 | Regard Neuf

    Este documental seleccionado en la sección ACID del próximo festival de Cannes es una adaptación de la ópera prima de Michelangelo Frammartino en el norte de Portugal. (Be)longing, como Le Quattro Volte, muestra las duras condiciones a las que se someten los habitantes de un pueblo aparentemente bucólico, a partir de cuatro capítulos que dividen el metraje según las cuatro estaciones de un mismo año. Sin embargo, a diferencia del largometraje de Frammartino, la naturaleza forestal del municipio luso no desempeña un papel simbólico. Aunque el retrato de ese neblinoso paisaje turbador —tan similar al de Arraianos— sea fundamental para entender las limitaciones de los aldeanos que viven de él, João Pedro Plácido le da una misión puramente contemplativa. Se trata de un retorno a la tierra ancestral, de la exposición de unas costumbres que reflejan la conexión con un pasado siempre presente; unas pautas sociales ligadas a las congregaciones religiosas, pero también vinculadas a las fiestas paganas donde los niños danzan al son de las mismas orquestas pueblerinas que nos enamoraron en Aquel querido mes de agosto. | ★★★★ |

    Carlota Moseguí
    Enviada especial a Nyon (Suiza)


    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]