Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Cannes 2015 | Un guerrero arrasa la Croisette

    Mad Max: Fury Road

    Blockbuster de autor

    Previa de la segunda jornada de la 68ª edición del Festival de Cannes

    Tras la caótica jornada inaugural para la prensa, con un par de pases de dos películas de una Competición que oficialmente inicia hoy, el segundo día de la 68ª edición del Festival de Cannes ofrecerá otra aperturas menos mediáticas pero igual (o más) de interesantes. Comienzan las proyecciones en Un Certain Regard, Quincena de Realizadores y Semana de la Crítica, apartados condenados al ostracismo pero cuyo recorrido es de larga distancia. Muchos de los filmes que componen estas secciones irán apareciendo en certámenes de relevancia y, por supuesto, conquistando al público. Es el caso, por ejemplo, de It follows que llegará a la cartelera española en un mes tras arrasar en la taquilla norteamericana y en todo evento posible. Su primer pasó lo dio en la Quincena; pasó cuasi desapercibida. Algo que no ocurrirá con el plato fuerte del día: la proyección especial de Mad Max: Furia en la carretera, para muchos periodistas acreditados aspirante a convertirse en la mejor película de esta edición. ¿Quién lo iba a decir? Existe gran curiosidad sobre si el público europeo se sumará a la algarabía crítica estadounidense. En estos momentos, en el portal de reseñas Metacritic aparece un 90 sobre 100 bastante clarificador. Sin duda, es el blockbuster del año. Falta por saber el qué dirá la siempre férrea crítica francesa. Atendiendo al primer pase matinal, hay aún más gente en el carro. La llegada de Tom Hardy y Charlize Theron (la absoluta protagonista del show) marcará un día apasionante.

    Y lo será, principalmente, por la salida de Un Certain Regard, que se inaugurará con AN de Naomi Kawase. La cineasta japonesa, que ya deleitó el pasado año a la platea con la dulce Aguas tranquilas, visitará por sexta vez la Riviera con un drama sobre heridas sin cerrar que tiene su punto de partida en una panadería de dorayakis; allí se encontraran un hombre de mediana edad y una anciana con mucho que enseñarse el uno al otro. Kawase, la ganadora más joven de la Cámara de Oro, por Suzaku en 1999, buscará, como es habitual, arrebatar el corazón a un espectador siempre entregado a la sensibilidad de la cineasta nipona. Dentro, también, de Un Certain Regard, hoy llegará el turno de Radu Muntean y su One Floor Below, drama sobre la culpa y el miedo que supondrá la segunda participación del director rumano en Cannes tras Tuesday, after Christmas en 2010 (Un Certain Regard). Esta coproducción rumano-francesa nos pondrá en la piel de Patrascu, testigo sonoro de un asesinato en el inmueble donde vive que cambiará la concepción de sus vecinos y la de su propia conciencia. One Floor Below es la quinta obra de ficción de Munteanu, narrador bastante interesante con una carrera sin demasiadas aristas pero bastante sólida.

    Buscando la estela de Hide your smiling faces


    La Quincena de Realizadores y La Semana de la Crítica abrirán con fuerza sus selecciones en esta segunda jornada. En la primera, un clásico, Philippe Garrel, revisitará los axiomas de su cine con L'Ombre des femmes, «una película de amor y del amor; sobre pequeñas y grandes traiciones que envenenan nuestras vidas. Un filme sutil, tan cruel como tierno sobre la cobardía ordinaria de los hombres, la inteligencia de la mujer y el heroísmo cotidiano de amor, su lucidez... Con una deslumbrante Clotilde Courau, Lena Paugam y Stanislas Merhar», como definía Édouard Waintrop, delegado general de la Quincena. Garrel ya estuvo presente en la primera edición de la Quincena en 1969 con El lecho de la virgen. Homenaje velado a uno de los grandes del cine galo que jamás encontró la gloria en Cannes. Por otra parte, la Semana de la Crítica girará sus puertas con Les Anarchistes, de Elie Wajeman, pero nosotros, sin embargo, estaremos atentos a la canadiense Sleeping Giant, primera película de Andrew Cividino que ofrece una mirada preciosista a la adolescencia muy en la línea de Hide your smiling faces. De ella y del resto de la jornada les hablará en unas horas nuestro enviado especial a Cannes Alberto Sáez Villarino. Toda la información del festival de festivales en EAM.

    Emilio Martín Luna
    Redacción Madrid



    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]