Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Sundance.
    Cobertura completa de la edición 2018.

    Repetir lo irrepetible.
    «En la playa sola de noche», de Hong Sang-soo.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Cannes 2015 | Bercot decepciona a base de tópicos

    La tête haute

    Tibieza inicial

    recepción de La cabeza alta (La tête haute, Emmanuelle Bercot) / Inauguración Cannes 2015

    Cierto es que el listón que dejó el pasado año Olivier Dahan con Grace de Mónaco invitaba al optimismo en la apertura de la 68ª edición del Festival de Cannes. Si a esto se le añade a que la cinta inaugural tiene como firmante una directora bastante solvente, Emmanuelle Bercot, y un elenco de notable nivel donde destacan Catherine Deneuve, Sara Forestier y Benoît Magimel, todo hacía presagiar un inicio de certamen bastante sugerente. Finalmente, y como suele pasar, la primera muesca de este Cannes 2015 ha mejorado el desastre de la pasada entrega pero no por mucho. La tête haute, en líneas generales, ha decepcionado al presentar un ejercicio de manipulación emocional bastante manido que encaja mejor en una sobremesa televisiva que en un festival de esta categoría. Esta última sentencia, por otro lado, se repite bastante en los últimos años en cuanto a inauguraciones se refiere. Salvo apuesta de un gran director, el resultado final suele ser o bastante ligero o bastante pobre. Poco puede hacer Catherine Deneuve en este tópico retrato sobre un joven adolescente que no entiende de normas ni redenciones y que acaba claudicando en pos del sentimentalismo más predecible. La tête haute se va desinflando —«la tosquedad natural inicial del filme de Emmanuelle Bercot deja paso, a mitad de metraje, a un histrionismo dramático demasiado reiterativo», comentaba nuestro compañero Alberto Sáez— pese al valeroso empeño de su actor protagonista, Rod Paradot (apuntado por la prensa gala como una de las revelaciones de este año), y la citada Catherine Deneuve, siempre un placer verla en pantalla. Bercot demuestra que aún está demasiado verde para formar parte de la competición de un evento de este tamaño y que su filmografía sigue anclada en una segunda división dentro del género dramático en la cinematografía francesa. Con La tête haute no hace ningún daño, tampoco deja poso reseñable alguno.







    Godard

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Premios

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Festivales

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]