Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Cannes 2015 / Tráiler de La juventud, de Paolo Sorrentino

    La juventud, de Paolo Sorrentino

    Reválida por la Palma de Oro


    Aunque terminaría triunfando en los Oscars, los Globos de Oro, los BAFTA y los Premios de Cine Europeo, la aclamadísima La gran belleza (2013) se fue de vacío en el festival de Cannes, precisamente un espacio que parecía hecho para ella. Su creador, el italiano Paolo Sorrentino, artífice de joyas como Las consecuencias del amor (2004) o Il Divo (2008), vuelve al certamen cinematográfico más prestigioso del mundo con su obra más internacional hasta la fecha: La juventud. Se trata de la sexta vez que el cineasta compite por la Palma de Oro, pero en esta ocasión lo hace con un reparto tan popular como efectivo reunido gracias al éxito de su anterior cinta: los justamente oscarizados Michael Caine (Hannah y sus hermanas, 1986), Rachel Weisz (El jardinero fiel, 2005) y Jane Fonda (El regreso, 1978), el nominado Harvey Keitel (Bugsy, 1991) y el prometedor Paul Dano (imparable desde Pequeña Miss Sunshine, 2006). La presencia secundaria de la mítica Jane Fonda es especialmente apropiada considerando el título del film (las fuentes dicen que cuenta 77 primaveras, pero el tiempo lleva años sin pasar por ella). En cualquier caso, es emocionante imaginar el partido que Sorrentino sacará de estos intérpretes, a los que, de entrada, resulta extraño contemplar hablando italiano con tal fluidez.

    La juventud (La giovinezza) sigue a un gran director de orquesta retirado (Caine) de vacaciones en los Alpes junto a su hija (Weisz) y un amigo cineasta en crisis imaginativa (Keitel) al que la propia reina de Inglaterra insta a volver a trabajar. Si La gran belleza parecía emular a La dolce vita (1960), esta sinopsis recuerda inevitablemente a otra obra maestra del gran Federico Fellini: Fellini, ocho y medio (1963). Empero, la trama es lo de menos, porque —como sucede con Fellini— el cine de Sorrentino es un cine de sensaciones; sólo hay que ver el hipnótico tráiler para comprobarlo. Tras presentarse en Cannes el 20 de mayo, la cinta llegará directamente a las salas italianas, que siempre lo reciben con los brazos abiertos. Los premios David di Donatello ya tienen una clara favorita, pero habrá que esperar unos días para descubrir si el prestigioso festival francés se rinde por fin ante los encantos de uno de los realizadores europeos más admirados del momento.





    Póster La giovinezza

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]