Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Cannes 2015 | Ciro Guerra vence en la Quincena de Realizadores con El abrazo de la serpiente

    El abrazo de la serpiente

    Colombia reina en la Quincena

    Palmarés de la 47ª edición de la Quincena de los Realizadores

    Que un cineasta tan valiente como Ciro Guerra se haya alzado ganador del máximo galardón da brillo a una Quincena de Realizadores que, como es habitual, se ha mostrado ecléctica, maravillosamente irregular. Una 47ª entrega donde han destacado grandes autores como Miguel Gomes (con un excelente tríptico sobre la crisis económica portuguesa titulado Las mil y una noches), Philippe Garrel, Arnaud Desplechin y Jeremy Saulnier; o jóvenes promesas como Rick Famuyiwa, Deniz Gamze Ergüven, Magnus Van Horn o el propio Ciro Guerra. Ha habido lugar, también, para la decepción con lo nuevo de Jaco Van Dormael, Thomas Bidegain o nuestro Fernando León de Aranoa. En líneas generales, su palmarés se puede considerar justo. Guerra sucede, así, a Thomas Calley (Les Combattans) con El abrazo de la serpiente, un drama, rodado en un perfecto blanco y negro, que entrelaza aventuras y dibuja la interrelación entre hombre y naturaleza. Durante la semana ha dejado un sinfín de buenas opiniones. Al igual que la ganadora del SACD, Trois souvenirs de ma jeunesse, una maravillosa fábula sobre el sendero de la juventud a la adultez que ha enamorado a la prensa acreditada. Un filme que bien merecería un hueco en la Sección Oficial y que demuestra el enorme talento de Arnaud Desplechin. No tardará demasiado llegar a los cines europeos. La segunda pedrea de la Quincena fue a parar a otra de las sensaciones de la sección: la turca Mustang, una suerte de Las vírgenes suicidas (Sofia Coppola, 1999) que demuestra el gran momento del cine de la nación euroasiática.

    Art Cinema Award

    El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra (Colombia).

    Le Prix SACD / SACD Prize

    Trois souvenirs de ma jeunesse de Arnaud Desplechin (Francia).

    Label Europa Cinema / Europa Cinema Label

    Mustang, de Deniz Gamze Ergüven (Francia, Turquía).

    Prix illy du court métrage / The illy Award

    Rate me de Fyzal Boulifa (Reino Unido).

    Mención
    The Exquisite Corpus de Peter Tscherkassky (Austria)


    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]