Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Cannes 2015 | Agnès Varda, Palma de Oro de honor

    Agnès Varda en un evento de Cannes 2015

    Durante la ceremonia de clausura del 68º Festival de Cannes se hará entrega de la Palma de Oro de honor a Agnès Varda, una distinción máxima otorgada por el Consejo de Administración del certamen a realizadores unánimamente elogiados que nunca han ganado la Palma de Oro. La fotógrafa, guionista, actriz, directora y artista plástica francesa es la primera mujer homenajeada con un galardón anteriormente recibido por Woody Allen (en 2002), Clint Eastwood (en 2009) y Bernardo Bertolucci (en 2011). Los tres nombres se bastan por sí solos para reflejar la grandeza del mismo.

    Nacida el 30 de mayo de 1928 en Bruselas, Varda estudió fotografía y debutó en el Festival d’Avignon con Jean Vilar. Escogió a dos actores del Teatro Nacional Popular, Sylvia Montfort y Philippe Noiret, para su primer largometraje, La Pointe Courte (1954), obra precursora de la Nouvelle vague que fue montada por el mismísimo Alain Resnais. Cleo de 5 a 7 (1962) le ganó un nombre en la industria, recibiendo su siguiente film, La felicidad (1965), el prestigioso Premio Louis-Delluc. Desde entonces, Varda se ha movido entre el corto y el largometraje, el documental y la ficción, la realidad sin concesiones y la fantasía más poética. Entre sus innumerables logros destacan la desangelada Sin techo ni ley (León de Oro en Venecia, 1985), el lírico équiem de una vagabunda; la emotiva Jacquot de Nantes (1991), una de las tres obras que dedicó al hombre de su vida (Jacques Demy) tras su fallecimiento, y la sorprendente Los espigadores y la espigadora (2000), un recorrido a la Francia rural que rodó acompañada solo por su cámara (y su inagotable determinación, claro).

    Este último trabajo mostró una vez más el espíritu independiente de la realizadora, plasmado en su honesto autorretrato Las playas de Agnès (2008), que le valió el César a mejor documental. Tan emblemática como underground, Varda constituye un modelo a seguir, no sólo para los nuevos cineastas, sino para las nuevas generaciones: un ejemplo de incansable curiosidad, ilimitada creatividad e infinita libertad. No hay barreras inquebrantables para Varda. Y este reconocimiento es sólo otra muestra de ello / Juan Roures (Madrid).


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]