Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Reseña TV | Battle Creek

    Battle Creek

    La extraña pareja de investigadores

    crítica a Battle Creek (2015) | Episodio piloto

    CBS | EE.UU, 2015. Director: Bryan Singer. Guión y argumento: Vince Gilligan & David Shore. Reparto: Dean Winters, Josh Duhamel, Kal Penn, Aubrey Dollar, Janet McTeer, Edward Fordham, Jr., Damon Herriman, Liza Lapira, Dustin Ybarra, Travis Tope, Omar J. Dorsey. Fotografía: Newton Thomas Sigel. Música: John Ottman.

    Vince Gilligan escribió el guión de Battle Creek poco después de terminar más de siete años de trabajo en Expediente X (1993-2002), y lo vendió a la CBS, que lo guardó en un cajón tras decidir no producirlo. Tras convertirse en un dios televisivo por méritos propios y recién salido de Breaking bad (2008-2013), la cadena se puso en contacto con él con la oferta de producir su policiaco. Todo un sueño para cualquier guionista. Pero AMC fue más rápida y logró que Gilligan quisiera hacer Better Call Saul (2015-), de manera que no iba a desarrollar Battle Creek. Eso sí, permitió que su idea viviera con independencia y aprobó la decisión de adaptar su guión junto a otro gran creador, David Shore, al que debemos la estupenda House (2004-2012). Comparten crédito de creadores y Gilligan es productor, así como su socio Mark Johnson, pero según ha dicho es solo un título. Es Shore el que lleva la serie, y la gran prueba reside no solo en lo más evidente, como el fichaje de Bryan Singer para dirigir el piloto –como ya hiciera con House– o la presencia en el reparto de de Kal Penn, sino especialmente en el tono humorístico y cínico de la serie. Muchas réplicas son puro Shore, que está aprovechando la esencia de la idea de Gilligan (la contraposición de dos policías muy distintos) y trayéndola a 2015, no solo tecnológica sino intrínsecamente. Nunca sabremos con exactitud qué pertenece a quién en el piloto como producto audiovisual, pero sí que las 12 entregas restantes serán mayoritariamente del responsable de House, y esperemos que pueda lograr algunas de las cimas que ya conquistó durante ocho temporadas en Fox.

    La serie arranca con un prólogo que pone en contexto con mucha gracia e inteligencia la situación de una comisaría de Michigan, que se va a ver revolucionada con la apertura de una oficina del FBI a cargo del detective Milton Chamberlain (un Josh Duhamel exprimiendo su encanto). Chamberlain chocará desde un comienzo al detective Russ Agnew, opuesto casi por naturaleza y una curiosa contraposición en la manera de encarar el trabajo. “Proteger y servir”, que rezan las puertas de los coches de policía, de formas más o menos ortodoxas. Su forzosa relación de compañeros de investigación será la pieza central de Battle Creek. Y por lo visto hasta ahora, será divertida e interesante, aunque también puede caer en tópica y ya vista. Como primer episodio es eficaz en cuanto que presenta a los personajes, define sus principales características con un par de gestos y describe con elocuencia las dinámicas. Su punto fuerte es el ingenio y ritmo con el que todo está contado, que hace que los 42 minutos de metraje se pasen en un suspiro. Por otro lado, puede ser un problema que los casos estén planteados siempre con sorpresa dentro, ya que crea un clima de sospecha constante en el espectador.

    La dirección de Bryan Singer también trae la fotografía de su cinematógrafo de siempre, Newton Thomas Sigel, y con ello un acabado visual de primera. Se ve que la CBS no ha escatimado en medios para apoyar una serie que quieren que sea un éxito, de la que esperan grandes cosas. Que tenga el potencial para serlo es distinto, porque es bien sabido lo difícil que resulta hacer un policiaco distinto, que se diferencie sobre el resto de ofertas de la temporada. Aunque cuenta a su favor con el hecho de que David Shore ya realizó una operación similar con su gran creación previa y los dramas médicos. Tras el visionado del episodio, que ofrece alguna que otra reflexión interesante, queda por lo tanto el querer saber por qué Milt ha sido relegado a Michigan, qué se esconde detrás de la actitud vital de Russ o si los compañeros de oficina tendrán relieve o serán una comparsa de secundarios de efecto más bien cómico. La presencia de la imponente Janet McTeer como la jefa de la comisaría hace pensar que Battle Creek tiene algo medianamente novedoso que ofrecer. Ahora solo queda comprobarlo. 65/100.

    Adrián González Viña
    Redacción Sevilla



    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]