Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    'Calabria' presenta: Mis mafiosos favoritos | SEXY BEAST (Jonathan Glazer, 2000) por Alberto Rey

    Sexy Beast, Jonathan Glazer

    Con motivo del estreno en España de CALABRIA de Francesco Munzi a cargo de Betta Pictures el próximo viernes 24 de marzo, MIS MAFIOSOS FAVORITOS recoge firmas invitadas de representantes de la escena cinematográfica y cultural española en torno al crimen organizado en el cine.

    Viene Gandhi a tu casa y te la lía. Bueno, no, es Ben Kingsley el que viene, pero para muchos espectadores de Sexy Beast, la frase anterior vale. Llega Gandhi, perdón Kingsley, perdón Don, a casa del pobre Gary, que vive tan tranquilamente (escondido) en la costa española. Y viene a pedir un favor. O a cobrarse un favor, pues en su gremio las dos cosas vienen a ser lo mismo. Es todo muy cutre: el solazo, la barriga de Ray Winstone, el chalet de mafioso retirado, la mujer con pasado porno, los trapos sucios, los cráneos reventados. Lo típico, vamos.

    Quizá de todos los gangsters que el cine nos haya enseñado, Don Logan sea el más demoníaco, el más conceptual, el más abstracto. También puede ser que Sexy Beast, con ese inicio casi digno de una pieza teatral de Pinter o Jelinek (Mamet no se atreve con materiales tan apestosos), ponga al espectador en guardia contra El Mal. Y mira que el pobre Gary no podría ser más buen tío. O todo lo bueno que le permite su profesión de reventador de cajas fuertes. Qué habrá hecho para merecer tal visita. La “presencia perturbadora” (jamás mejor utilizada la expresión) de Don en su casa desencadena el drama. Y Gandhi, perdón Kingsley, perdón Don, termina convenciendo a Gary, aunque no de la manera que tenía prevista.

    De Don vemos y oímos mucho, demasiado, pero sabemos poco, casi nada. No es Gandhi, eso seguro. De Gary sabemos que el miedo es fuerte, pero el amor verdadero lo es más. No quiero resultar críptico. Intento evitar hacer el spoiler definitivo de Sexy Beast. El Mal en este texto sería eso.

    Alberto Rey
    Periodista y redactor del blog ASESINO EN SERIE para el diario El Mundo).

    Mis mafiosos favoritos

    En un pequeño pueblo de la región de Calabria, los hermanos Carbone llevan años viviendo del lucrativo negocio familiar: el tráfico de drogas. Luciano, el mayor, alejado del resto de la familia, intenta mantenerse al margen hasta que su conflictivo hijo Leo empieza a acercarse a su carismático tío Luigi y sus turbios negocios. Cuando Leo pierde el control una noche, los tres hermanos se ven forzados a unirse de nuevo para defender el honor y las vidas de la familia. "CALABRIA" es el tercer filme del realizador italiano Francesco Munzi, que tras su paso por la Mostra de Venecia y los Festivales de Toronto y Londres, entre otros, ha sido comparada con "El Funeral" de Abel Ferrara y "Gomorra". Con Carlos Bardem como capo de la droga.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]