Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de Aferim! de Radu Jude

    Aferim! de Radu Jude

    Póster: Aferim
    CLICK PARA AGRANDAR
    Radu Jude, uno de los integrantes de la excelente nueva ola de cine rumano que poco a poco va copando los festivales europeos, ha llevado una carrera equilibrada donde ha alternado tanto el pequeño como el gran formato. Una forma de experimentar para este joven director nacido en Bucarest hace 37 años al que este febrero le llega la primera gran oportunidad con su inclusión en la competición de la 65ª edición de la Berlinale. No es la primera vez que Jude visita la capital alemana. Con dos de sus tres filmes anteriores, Cea mai fericita fata din lume (2009) y Toata lumea din familia noastra (2012), participó en la ecléctica Forum. Ahora, tras varias incursiones en el cortometraje —y su ulterior entrada en el Festival de Sarajevo, donde es un clásico ya—, tiene la posibilidad de competir por uno de los grandes premios del panorama internacional: el Oso de Oro. Lo hace con Aferim!, un retrato en blanco y negro del folclore del país de los Cárpatos que narra las peripecias de Costandin, un gendarme local que es contratado por un boyardo llamado Iordache para dar con el paradero de Carfin, un esclavo gitano que escapó de su propiedad después de mantener un affaire con su esposa, Sultana. Costandin empieza a perseguir al fugitivo, dando comienzo, así, todo un viaje lleno de aventuras que recuerda a las grandes producciones del género de los años treinta; recuerdos leves a Las cuatro plumas de Korda o Tres lanceros bengalíes de Hathaway pero con un insólito sentido del humor. Aferim! es una coproducción rumano-búlgara, países donde se gestó el filme, que contó con un escueto presupuesto de 1.200.000 euros. Teodor Corban (12:08 al este de Bucarest), Mihai Comanoiu, Cuzin Toma (El perro japonés), Alexandru Dabija, Luminita Gheorghiu (enorme en su papel en la ganadora, precisamente, de la Berlinale Madre e hijo), Victor Rebengiuc, Alberto Dinache, Alexandru Bindea, Mihaela Sirbu, Adina Cristescu, Serban Pavlu y Gabriel Spahiu conforman su reparto. Aún sin fecha de estreno confirmada, se espera que Berlín sea el trampolín para una holgada distribución internacional.

    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]