Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Sundance 2015 | Día 1: Terror en Nueva Inglaterra

    Melissa Rauch en la premiere de The Bronze

    «Creemos en la diversidad, la libertad de expresión es fundamental para nosotros. En Sundance hay muchas películas que molestan a otras personas, pero está bien, es diversidad». Así comenzaba la 32ª edición del Festival de Sundance, con la habitual charla distendida entre Robert Redford (fundador del certamen), John Cooper (director de programación) y Keri Putnam (directora ejecutiva) con la prensa acreditada en Utah. En ella, el protagonista de Dos hombres y un destino volvió a defender los valores de un evento convertido en el primer gran clásico para la industria norteamericana; así como su libertad a la hora de ofrecer filmes valientes, política y socialmente comprometidos. Los hechos acaecidos en París hace tres semanas fueron protagonistas en este primer diálogo: «Esta libertad es atacada en varios lugares, no solo en París, y suponen una señal de alarma para todos los artistas del mundo que dicen ejercerla». Libertad y seguridad fueron los conceptos subrayados para el director e intérprete de 78 años: «Sundance es el lugar perfecto para los cineastas”, apostilló Redford.

    Precisamente, con polémica se abrió el festival. La primera proyección de un filme a concurso se saldó con algunas voces críticas sobre una (acrobática) escena sexual presente en su metraje. Se trataba de la comedia The Bronze, el debut en el largo de Bryan Buckley tras una dilatada carrera en el mundo del cortometraje comercial y el video musical, escrita y protagonizada por la atractiva Melissa Rauch (foto de portada), popular por su rol de Bernadette en la serie Big Bang. La película retrata la vida de una ex gimnasta –que se convirtió en celebridad 10 años atrás tras competir con una grave lesión en los Juegos Olímpicos— siempre malhumorada, cuya vida marcha cuesta abajo hasta que le llega la posibilidad de entrenar a una joven estrella local. La prensa, pese al revuelo de las escenas explícitas, ha avalado las posibilidades comerciales de la obra de Buckley, destacando, cómo no, la gran actuación de Rauch a la par que ha cuestionado un libreto demasiado naif. Pese a ello, algunos medios, como Variety, hablan de que estamos ante una de las grandes éxitos del 2015. Mucho mejor valorado fue otro de los trabajos que compiten en U.S Dramatic (la sección oficial), la atmosférica The Witch. Un hipnótico viaje a la Nueva Inglaterra de finales del siglo XV que dibuja los daños de las creencias y supersticiones en una comunidad instalada en un profundo bosque. Un largometraje menos accesible que la comedia de Buckley y que también supone el estreno en el gran formato de Robert Eggers. Otros filmes que fueron noticia en esta primera entrega de Sundance 2015 fueron la lituana The Summer of Sangaile (World Cinema), que podrá verse en la Berlinale, What Happened, Miss Simone? (Documentary Premieres) y How to change a World (World Cinema Documentary). A continuación, recopilamos su acogida crítica.

    The Bronze

    The Bronze (Bryan Buckley, Estados Unidos, 2015).

    Nadie podría acusar a The Bronze de no ser divertida, pero de alguna manera se las arregla para no ser lo suficientemente divertida. Peter Debruge (Variety).

    Comedia tontorrona de estilo poco convincente. Mala. Josh Dickey. (The Guardian).

    Comedia insoportable que intenta hacer una versión de De culo y cuesta abajo de gimnastas y falla estrepitosamente. Devin Faraci (Badass Digest / Twitter).

    Hilarante, oscura, inteligente y lasciva. Para no parar de reír. Amirose Eisenbach (AMC Theatres, Twitter).

    The Bronze gana la medalla de oro en ambición pero su título resulta más preciso tras su final. Hay un montón de cosas buenas en la películas pero éstas entran en conflicto entre ellas de forma constante. Destinada a dividir. German Lussier (SlashFilm).

    Gran labor de un excelente reparto que no puede salvar un guion paupérrimo. Drew McWeeney. (Hitfix).

    Bryan Buckley aporta energía a su primer largometraje como director, pero muy poco estilo. Todd McCarthy (The Hollywood Reporter).

    The Witch

    The Witch (Robert Eggers, Estados Unidos, 2015).

    El primer largometraje de Robert Eggers es un terrorífico drama de época con una impresionante cantidad de autenticidad. Sofisticada y muy bien interpretada. (+A) Eric Kohn (Indiewire).

    Eggers se muestra ambiguo en todo momento hasta el cuestionable epílogo. Aún así, The Witch sigue una valiosa muesca de lo que sucede cuando la fe inquebrantable choca con una realidad aterradora. (4 estrellas). Travis Hopson (Examiner).

    The Witch no es sólo una película de terror muy bien elaborada, es una buena película de época. Eggers se anuncia como un cineasta talentoso, con una habilidad especial para mezclar elementos de género con grandes reflexiones, que en el caso de The Witch es el del pecado y de la bondad inherente. Adam Chitwood (Collider).

    Tensión al límite y potentes diálogos. Gran debut de Eggers. 4 estrellas. Jordan Hoffman (The Guardian).

    Rodada con nervio y con pocas tomas, The Witch engancha en su primera parte y desconcierta por su reiteración en la segunda. Tiene omentos impresionantes. (B) Jordan Raup (The Film Stage).

    La dedicación ejercida para hacer que las costumbres, las creencias, los patrones del habla y la forma de vida entre los calvinistas radicales del período demuestra ser más convincente de lo que lo es la saturada historia de brujería, que se queda bastante corta en sustos y sorpresas. Todd McCarthy (The Hollywood Reporter).

    Un elenco ferozmente comprometido y un exquisito sentido del detalle histórico conspiran para lanzar un hechizo totalmente atmosférico en The Witch. Justin Chang (Variety).

    The Summer of Sangaile

    The Summer of Sangaile (Alante Kavaïté, Lituania, 2015).

    Sangaile es una adolescente de 17 años a la que le encantan los aviones de acrobacias. Sin embargo su fobia a las alturas le impide tan siquiera acercarse a una maqueta. En un show aeronáutico de verano, Sangaile conoce a Auste, una chica de su edad con la que comienza a intimar mientras afloran en ellas sentimientos desconocidos. La protagonista verá en su nuevo amor el apoyo que siempre había necesitado para afrontar sus temores y replantearse sus planes de vida. 

    Un atractivo y simple cuento, poéticamente concebido. Alante Kavaïté ha tenido la suerte de encontrar dos jóvenes actrices muy diferentes que retratan de forma convincente una montaña rusa de impulsos y emociones. Todd McCarthy (The Hollywood Reporter).

    Maravillosa fotografía llena de belleza y simbolismo; potente diseño de sonido y la banda sonora; impresionantes interpretacion; final honesto; aunque demasiado tiempo perdido en alguna de las subtramas. (-B). Rob Hunter (Film School Rejects).

    No hay nada innovador o sutil en este viaje homoerótico de una adolescente. Bellamente filmado pero demasiado reiterativo y exclusivo. Nicholas Bell (Ion Cinema).

    Un maravilloso pero demasiado familiar cuento de amor joven. Gregory Ellwood (Hitfix).

    What Happened, Miss Simone?

    What Happened, Miss Simone? (Liz Garbus, Estados Unidos, 2015).

    Documental sobre la vida de la cantante y defensora de los derechos civiles Nina Simone. Incluye extractos de más de 100 horas de entrevistas (junto a imágenes y correspondencia) de audio con la artista inéditos. Dirige el Liz Garbus, cineasta siempre unido a causas sociales.

    Tiene algunos saltos y omisiones, pero consigue capturar bien el talento salvaje de Simone, su feroz temperamento y su frágil salud mental. Leslie Felperin (Variety).

    Homenaje apropiadamente emocional dotado de profundos comentarios. Lane Scarberry (Sound on Sight)

    La legendaria cantante de jazz recobra vibrante vida en este duro y emocionante tributo. Scott Foundas (Variety).

    How to change a world

    How to change the world (Jerry Rothwell, Reino Unido, 2015).

    Quinta película de Jerry Rothwell que ofrece un balcón único donde contemplar los inicios de Greenpeace, desde su lucha contra la Guerra Nuclear hasta el intento por salvar a las ballenas de los arpones rusos.

    Un documental astutamente facturado, con cierta tendencia a simplificar la historia para realzar el drama. Boyd van Hoeij (The Hollywood Reporter).

    Una gran película. Un documental inspirador. Lizzie Francke (Twitter).

    El documental de Jerry Rothwell se enfoca en las dinámícas humanas entre los activistas fundadores de Greenpeace. Dennis Harvey (Variety).

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]