Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Madame Bovary, por Sophie Barthes

    Madame Bovary, de Sophie Barthes

    El mismo corsé


    Dos adaptaciones de Madame Bovary, la conocida novela de Gustave Flaubert publicada por episodios entre 1856 y 1857, arribaron el pasado año en el Festival de Toronto. Una, Gemma Bovery, comedia desacomplejada dirigida por Anne Fountain sin demasiadas ínfulas; y, otra, homónima, con más ganas de trascender y de mayor fidelidad al texto original. Sorprendentemente, fue la primera la que se ganó el beneplácito de la crítica y el público, gracias, sobre todo, al buen hacer de una siempre eficiente Gemma Arterton. Por otro lado, no se pueden negar las tablas de Mia Wasikowska en producciones de época: Jane Eyre, Lawless, Albert Nobbs, Alicia en el País de las Maravillas, Amelia o la próxima Crimson Peak, conforman su aún corta filmografía. En Madame Bovary caracteriza a esa dama tan ansiosa de trepar por los estratos como aburrida por el papel de mujer-florero que le otorga la sociedad parisina del Siglo XIX. Junto a Wasikowska, un interesante reparto donde destacan los nombres de Ezra Miller, Paul Giamatti, Rhys Ifans y Logan Marshall-Green. Dirige Sophie Barthes, en su segunda película tras la críptica Cold Souls (2009). Nuestro compañero Gonzalo Hernández pudo verla en su proyección en el TIFF dejándole, como al resto de los asistentes, desazón y frialdad: «Madame Bovary pide a gritos una efervescencia de la que carece, y la única en el casting que parece algo comprometida con su personaje es Mia Wasikowska. La joven aborda un papel difícil, interiorizándolo a través de una mirada desafiante que, en su aparente inocencia, define muy bien parte de la dualidad interna de Emma. A su alrededor, actores apáticos y algún error de casting sangrante». A continuación, el primer tráiler revelado ayer. Madame Bovary no tiene fecha confirmada aún.



    Official synopsis: Set in Normandy, France, Madame Bovary is Gustave Flaubert’s classic story of Emma Bovary (Mia Wasikowska), a young beauty who impulsively marries small-town doctor, Charles Bovary (Henry Lloyd-Hughes), to leave her father’s pig farm far behind. But after being introduced to the glamorous world of high society, she soon becomes bored with her stodgy husband and mundane life, and seeks prestige and excitement outside the bonds of marriage. Via: The Film Stage.
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]