Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de Cake, de Daniel Barnz

    Cake, de Daniel Barnz

    Una de las sorpresas de las nominaciones del Sindicato de Actores y los Globos de Oro ha sido la inclusión de Jennifer Aniston en la categoría de mejor actriz por el drama psicológico Cake. Y es que la popular actriz de la serie Friends lleva años encasillada en innumerables comedias románticas sin interés. El año pasado, su papel en Somos los Miller sirvió como adelanto del ansiado cambio, visto por fin en la cuarta película de Daniel Barnz. Un director que sorprendió en 2008 con su ópera prima, Phoebe in Wonderland, pero no ha hecho gran cosa desde entonces. De hecho, la propia Cake, historia de una mujer obsesionada con el suicidio de una compañera de su grupo de terapia (la siempre perfecta Anna Kendrick, nominada al Óscar por Up in the air, 2009) que inicia una relación precisamente con el viudo de ésta (el Sam Worthington de Avatar, 2009), es un film irregular en el que sólo Aniston se ha ganado a la crítica. No obstante, se trata del primer papel interesante que recibe la actriz desde Sin control (2005) y está claro que ha sabido aprovecharlo, aunque aún habremos de esperar unas semanas más para descubrir si algo que ya parecía imposible se hace realidad: ¿luchará Jennifer Aniston —más conocida como Rachel Green— por el Óscar? Personalmente, creo que así lo merece. Aunque ya ha tenido un estreno limitado que le permite optar a los premios, Cake llegará a todos los rincones de Estados Unidos el 23 de enero de 2015 dispuesta a marcar un nuevo comienzo para una actriz que busca quitarle yugo del cine facilón.

    EE. UU., 2014, Cake. Dirección: Daniel Barnz. Guion: Patrick Tobin. Productoras: Cinelou Films, We're Not Brothers Productions. Presentación oficial: Festival Internacional de Cine de Toronto. Música: Christophe Beck. Fotografía: Rachel Morrison. Reparto: Jennifer Aniston, Anna Kendrick, Britt Robertson, Sam Worthington, Chris Messina, William H. Macy, Mamie Gummer, Felicity Huffman, Camille Guaty. Duración: 98 minutos.




    Juan Roures
    Redacción Madrid
    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]