Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Resumen 2014 | Las 10 mejores películas españolas del año

    Loreak

    Por fin lo podemos decir. 2014 ha sido el mejor año para el cine español, a nivel de taquilla, de la historia, alcanzando una espectacular cuota de mercado del 25,5%, lograda gracias a los 21 millones de espectadores que han elegido el producto nacional a la hora de acudir a los cines. A esto hay que añadirle una gran diversidad de propuestas, de todos los géneros, y una calidad más que notable en una de las mejores cosechas cinematográficas de los últimos años. La comedia 8 apellidos vascos de Emilio Martínez-Lázaro hizo historia al recaudar la friolera de 56 millones de euros que la convierten en la cinta más taquillera de nuestro cine, difícilmente alcanzable por cualquier otro título en mucho tiempo. La divertida historia de amor entre el andaluz Dani Rovira y la vasca Clara Lago encandiló a un público ávido de buen rollo y cero pretensiones. El cine de género policiaco también pegó fuerte gracias a dos notables cintas como El niño (Daniel Monzón) y La isla mínima (Alberto Rodríguez) que también funcionaron muy bien en taquilla. Calidad y rentabilidad, por una vez, vinieron unidas. 

    El cine español recurrió de nuevo a nuevas entregas de algunos de sus grandes éxitos, con resultados desiguales. Mientras Santiago Segura, con 11 millones de euros recaudados con Torrente 5: Operación Eurovegas, perdió seguidores por el camino, sí recuperó buena parte del apoyo de la crítica. Javier Fesser logró una de las cintas de animación más logradas de nuestra puberal industria con Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, que hizo olvidar el mal sabor de boca dejado por la segunda aventura de estos personajes, perpetrada por Miguel Bardem en 2008. Paco León triunfó de nuevo con Carmina y amén, que limaba los errores típicos de cualquier ópera prima de la ya asombrosa Carmina o revienta, de la misma forma que Carlos Iglesias retomó las peripecias de la familia Martín en la Suiza de los 70 con 2 francos, 40 pesetas, que no gozó de la misma aceptación que aquella notable Un franco, 14 pesetas con la que debutó como director en 2006. Aún peor le fue a Jaume Balagueró y a su REC 4: Apocalipsis, que cerró con más pena que gloria una de las sagas más aclamadas del cine fantástico de los últimos años, dándose de bruces con el rechazo de la crítica y la indiferencia de un público para el que la fórmula ya había quedado agotada tras la excelente (e incomprendida) tercera entrega. Loreak (José María Goenaga, Jon Garaño ) y Magical Girl (Carlos Vermut) compitieron duramente por hacerse con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, llevándose finalmente el gato al agua la segunda. 

    Marsella (Belén Macías) y Hermosa juventud (Jaime Rosales) pusieron la nota dramática y con trasfondo social, mientras que Nacho Vigalondo con Open Windows o Jorge Torregrossa con La vida inesperada ambientaron sus historias en Estados Unidos. Algunas de las mayores alegrías volvieron a llegar de manos de nuevos realizadores. De este modo, la traviesa Musarañas (Juanfer Andrés, Esteban Roel) y Todos están muertos compartieron a una protagonista principal víctima de agorafobia como detonante de sus historias. Purgatorio (Pau Teixidor) y La cueva (Alfredo Montero) lograron atemorizar con estilo y elegancia, mientras que A escondidas (Mikel Rueda), Kamikaze (Álex Pina), 321 días en Michigan (Enrique García) –Premio del público en el Festival de Málaga– y, sobre todo, la sobresaliente 10.000 km lograron calar hondo entre el público que buscaba historias más intimistas. En definitiva, 2014 se despide dejando un sensacional buen sabor de boca y la esperanza de que 2015 sea un año tan productivo e interesante como éste. No lo ha tenido fácil EAM para seleccionar diez títulos entre tan destacada cosecha, pero aquí están los que nos han parecido los más relevantes.

    Marsella

    10| Marsella (Belén Macías, 2014).

    Seis años después de su destacable ópera prima El patio de mi cárcel (2008), Belén Macías reincide en los personajes femeninos fuertes que tan buenos resultados le dieron allí, dándole a María León y Goya Toledo la oportunidad de tener uno de los duelos interpretativos más electrizantes del año. Marsella es una road movie sencilla, de mensaje humanista, que enfrenta a dos mujeres muy diferentes que tienen que dejar sus tiranteces a un lado por el bien de una hija que tienen en común. Una cinta emotiva, muy en la línea de Fugitivas (2000) de Miguel Hermoso, que mereció mejor suerte en su paso por los cines.

    Musarañas

    09| Musarañas (Juanfer Andrés, Esteban Roel, 2014).

    Disfrutada en el último Festival de Sitges, la sorprendente ópera prima de Juanfer Andrés y Esteba Roel viene avalada por el sello de Álex de la Iglesia en la producción, tomando prestados de su cine su gusto por los personajes al límite de la cordura y su habilidad para extraer diversión de lo macabro. Macarena Gómez construye uno de los personajes femeninos más potentes del año, al que aporta una de las miradas más enigmáticas del panorama actual y una actuación visceral y deliberadamente pasada de rosca, muy bien acompañada por la más contenida Nadia de Santiago. Entre ambas consiguen llevar a buen puerto un explosivo cóctel de drama psicológico, cine de terror con reminiscencias del Misery de Stephen King y unas gotas de humor muy negro y escabroso muy en la línea de La comunidad. [Crítica]

    El niño

    08| El niño (Daniel Monzón, 2014).

    Con la descomunal promoción de Mediaset, Daniel Monzón repitió el éxito de su anterior jugada Celda 211 con una nueva y trepidante cinta de acción y suspense con el narcotráfico en costas del Estrecho como telón de fondo, que en nada tiene que envidiar al cine llegado de Hollywood, dado el prodigio técnico de escenas como la de la persecución nocturna del helicóptero al protagonista. Algunos de nuestros mejores actores como Luis Tosar, Eduard Fernández o Sergi López apoyan excelentemente a la joven revelación Jesús Castro, convertido en el ídolo de quinceañeras del momento gracias a su impresionante mirada azul. Con 16 millones de recaudación, El Niño se ha convertido en el segundo mayor éxito de taquilla tras la incombustible 8 apellidos vascos. [Crítica]

    Hermosa juventud

    07| Hermosa juventud (Jaime Rosales, 2014).

    Uno de nuestros cineastas más controvertidos, Jaime Rosales, realiza un certero y pesimista retrato de la juventud española actual; los problemas a los que se enfrentan para encontrar trabajo y la imposibilidad de encontrar una estabilidad económica que les permita romper el cordón umbilical con los padres. Hermosa juventud es la obra más accesible hasta el momento del realizador de la premiada La soledad (2006), pese a que muestra la desilusión de sus perdidos personajes en toda su crudeza. Éstos son interpretados por un grupo de actores, en su mayoría debutantes, que aportan una asombrosa naturalidad a sus trabajos, especialmente una excelente Ingrid García Jonsson que, sin duda, dará que hablar en el futuro. [Crítica]

    Costa da Morte

    06| Costa da Morte (Lois Patiño, 2013).

    [Texto de Andrea Núñez desde Santiago de Compostela] ... Nos rendiremos al angustioso crepitar de las llamas en los bosques, a la tosca arquitectura de las pequeñas iglesias románicas desafiando al cielo gris, el vitalismo y la alegría de las tradicionales verbenas estivales o la solemnidad y hermosura de los pequeños cementerios sumidos en el silencio. Como obra conceptual, en este caso el todo supera con creces a la suma de sus partes, y podremos ser capaces de vislumbrar la esencia de su creación, que no es otra que la soledad del ser humano frente a la vasta naturaleza, peleando, riendo, aprendiendo, enfrentándose a ella. Mujeres y hombres minimizados, héroes de la cotidianidad, desafiantes de lo salvaje. Al final, Costa da Morte se aleja de su severo formato visual, y supera la rigidez esbozando con maestría un mosaico alquímico y fabuloso sobre sus gentes, su alma, su tierra y su corazón. Sean o no adeptos del género documental, no pueden dejar de admirar su belleza. [Crítica]

    Carmina y amén

    05| Carmina y amén (Paco León, 2014).

    Paco León regresa al universo creado en su ópera prima, la exitosa Carmina o revienta (2012), con una secuela mucho más compacta y madura, que se vuelve a sostener sobre la arrolladora personalidad de la gigantesca Carmina Barrios y su hija María León. En esta ocasión, bajo sus divertidos diálogos y ese inconfundible gracejo andaluz, la película tiene un poso de amargura que la acerca más que nunca al cine más costumbrista de Almodóvar, el de Volver (2006). En su paso por el Festival de Málaga conquistó los premios al mejor guión y a la mejor actriz secundaria para una genial Yolanda Ramos, auténtica revelación del filme. [Crítica]

    La isla mínima

    04| La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014).

    Con una carrera ascendente que incluye éxitos como 7 vírgenes (2005) o Grupo 7 (2012) , Alberto Rodríguez toca el cielo con las manos gracias a este monumental thriller de suspense de impecable factura y magníficamente interpretado por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, éste último premiado en el Festival de San Sebastián. La desaparición de dos chicas adolescentes de un pequeño pueblo a orillas del Guadalquivir de principios de los 80 es la excusa sobre la que se construye esta tensa y elegante pieza de cine negro español con inconfundibles ecos de la exitosa True Detective. [Texto de Emilio Luna desde el Festival de San Sebastián] ...Personajes con fondo, con alma. Inquebrantables pese a la evidente amargura. Ante sí, un caso de numerosas capas que, como el citado referente estilístico, no da todas las respuestas pero sí las que corresponden. En el proceso, numerosas secuencias para el recuerdo –la principal, una persecución nocturna que deja atónita a la platea en tres volantazos— cimentados bajo un virtuosismo técnico que recuerdan al mejor David Fincher. Sí, volvemos hablar de palabras mayores. Y es que La isla mínima es una cinta mayúscula, que lo tiene todo, y que debería trascender más allá de nuestras fronteras... [Crítica]

    Magical Girl

    03| Magical Girl (Carlos Vermut, 2014)

    [Texto de Emilio Luna desde el Festival de San Sebastián] ...Los pases de prensa de hace un par de semanas sobreavisaron. Estábamos ante una de las películas del año. Toronto, dentro de su clásica desfocalización, dejó más notas positivas y, finalmente, en San Sebastián llegó la hora de Carlos Vermut y su Magical Girl. Y la valoración final alcanza el sobresaliente. Lo consigue de inmediato. El director madrileño emula a Alfred Borden (Christian Bale en El truco final de Christopher Nolan) y nos susurra al oído: quiero que estés atento (Are you watching closely?). Una primera escena, absolutamente magistral, que pone en marcha una maquinaria articulada bajo un guion de nivel superlativo. Donde los nexos son sutiles y los personajes tan enigmáticos como magnéticos. Todo mostrado sin concesiones, donde de la ternura al miedo hay solo un paso, igual que del amor al odio. Bárbara Lennie, Lucía Pollán (cuya interpretación hace honor al título) y Luis Bermejo, bordan unos roles que sirven de presentación para la traca final, el prestigio. El mago, de apellido Sacristán, con un carácter que recuerda levemente al perfilado por John Ajvide Lindqvist en su novela Déjame entrar (Låt den rätte komma in, 2004) para Hakan, el guardián de ese joven vampiro llamado Eli, a base de un tono de voz imponente, provoca todas las sensaciones descritas anteriormente a golpe de presencia. Tras visionar Magical Girl, aguardan un sinfín de preguntas que hacerse. Ése el último gran mérito de un filme maravilloso, con una de las mejores direcciones de la última década en el cine español. Sólo queda aplaudir. [Crítica]

    10.000 Km, premio a las mejores interpretaciones en Austin

    02| 10.000 km (Carlos Marqués-Marcet, 2014).

    Carlos Marqués-Marcet realiza uno de los debuts más impresionantes de los últimos tiempos con esta cinta que se convirtió en la gran triunfadora del Festival de Málaga, donde arrasó son cinco estatuillas, incluidas las de mejor película, director y actriz. Natalia Tena, la popular Osha de Juego de tronos, y David Verdaguer suponen dos descubrimientos a celebrar. Ambos están soberbios y muy naturales, sosteniendo una apuesta de la que son actores únicos, en la piel de una pareja que debe enfrentarse a la separación física cuando ella debe trasladarse a Los Ángeles durante un año, por motivos de trabajo, dejando a su novio en Barcelona. 10.000 km muestra de forma directa y dolorosa, a través de las conversaciones de sus protagonistas a través de Skype, los diferentes estados de ánimo por los que atraviesan y el terrible efecto de desgaste que la distancia y el tiempo es capaz de producir en la pareja más sólida y enamorada. Esta propuesta visualmente original, con un magnífico plano secuencia inicial de 23 minutos, capaz de desnudar –física y emocionalmente– a su pareja protagonista, merece nuestra medalla de plata de este top.

    Loreak

    01| Loreak (José María Goenaga, Jon Garaño, 2014).

    [Texto de Emilio Luna desde el Festival de San Sebastián] ...Es difícil, en tan sólo unas pocas líneas, expresar el carrusel de sensaciones que provoca la nueva película de Jose Mari Goenaga y Jon Garaño —firmantes de la cuasi desconocida pero brillante En 82 días—, de largo, la mejor película del festival. Su principal virtud, reside en su capacidad para que lograr atención en cada segundo de su metraje. Dos horas de virtuosismo, tanto visual como emocional que la convierten en una rara avis de nuestro cine. Tres segmentos que exhalan sensibilidad y ternura, comprensión e incertidumbre. Todo para dibujar, con una ternura estupefaciente, al amor y la soledad con todas sus incongruencias. De una forma virginal y solemne, sin abordar tópicos o manuales de uso. Entre planos, aparecen ante nuestra mirada personajes mundanos que complementan con cada gesto todos los conceptos y significados de la prosa propuesta por Goenaga y Garaño. Es por ello, que cada elemento de Loreak se aborde como todo un rutilante descubrimiento. Desde la luz que aplica Javier Agirre, hasta las espectaculares interpretaciones de sus protagonistas –donde destaca una delicada Nagore Aramburu—. Loreak es, sin duda, una de las grandes sorpresas del año. Poco importa si el jurado hará justicia, nos encontramos ante un lienzo destinado a trascender. A marcar un antes y un después en nuestra cinematografía. La estética y afectibilidad como un ente indivisible. Esta 62ª entrega de Donostia tiene sabor vasco-español. Estamos de enhorabuena. [Crítica]

    Póster: Loreak
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]