Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Sundance.
    Cobertura completa de la edición 2018.

    Repetir lo irrepetible.
    «En la playa sola de noche», de Hong Sang-soo.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    El presente y futuro de AMC

    Better Call Saul

    La cadena de basic cable AMC vive uno de sus momentos más peliaguados como empresa dedicada a la creación y emisión de series de entretenimiento. Es lo que tiene empezar tu andadura como cadena renovada con una serie como Mad Men (2007-2015), para después seguirla con Breaking bad (2008-2013). Durante tres años, AMC pudo presumir de ser la mejor del mercado, ya que sus dos series no eran solo éxitos atronadores de crítica y público sino que demostraban que sin enseñar pezones femeninos y con límites en la violencia –aunque viendo The walking dead uno se pregunta qué límite es ese– se podía hacer muy buena televisión. Es algo que FX llevaba demostrando desde 2002, pero muchos arrugaban la nariz ante las series de la filial de cable de Fox. En 2010, AMC experimentó los extremos con sus primeras nuevas apuestas de ficción: la cancelada Rubicón y la exitosa The walking dead. Más tarde llegarían The killing (2011-2013/2014 en Netflix), Camelot (2011) o Low winter sun (2013), todas emitidas bajo el amparo de la racha continuada de premios y audiencias millonarias. Con el fin de Breaking bad en septiembre de 2013, y el anuncio de que la 7ª temporada de Mad Men sería la última, llegó el momento de la verdad para la cadena. ¿Tiene vida crítica más allá de esas dos series? ¿Puede tener esos números sin meter zombies de por medio? Un repaso a su presente y futuro ayudará a aclarar, aunque sea un poco, estas dudas.

    PARRILLA ACTUAL


    En 2014, se estrenaron dos grandes apuestas cuya misión era demostrar el poderío dramático de la cadena, amén de cubrir el espectro temático de esos campos. TURN, sobre la Guerra de la Independencia de finales de 1700 y centrándose en espías que cambiaban de bando. Halt and Catch Fire, sobre los avances tecnológicos en los años 80, una visita al pasado de Sillicon Valley. La tercera apuesta de 2014, en noviembre, iba a ser Better Call Saul, pero la cadena decidió no tener que parar la temporada en Navidad y emitirla de una sentada empezando en febrero. Las renovaciones de sus últimas series han sido toda una sorpresa porque las audiencias e índice de popularidad han sido más bien discretos, pero es un claro ejemplo de tratar de distinguirse al dar una oportunidad cuando otras cadenas no lo harían. Quitando los nombres consagrados, la parrilla de AMC es irregular, pero se entiende cuando uno se da cuenta de que la empresa solo trata de encontrar su sitio en la amplia variedad de ofertas de cable.

    Mad Men: Estreno de la 2ª parte de la 7ª y última temporada, compuesta de siete capítulos, a principios de 2015.

    The walking dead: 5ª temporada actualmente en emisión, con un parón navideño hasta febrero de 2015. Renovada por una 6ª temporada de 16 capítulos.

    Infierno sobre ruedas: 4ª temporada recién terminada. Renovada por una 5ª y última temporada de 14 episodios que se emitirá en dos partes, en verano de 2015 y 2016.

    TURN: Renovada por una segunda temporada de diez episodios a estrenar en la primavera de 2015.

    Halt and Catch Fire: Renovada por una segunda temporada a estrenar en verano de 2015.

    Halt and Catch Fire

    PROYECTOS EN PRODUCCIÓN


    En esa búsqueda del siguiente triunfo, AMC apuesta sobre seguro con dos spin-off de sus mayores productos, estrategia perezosa donde las haya. El resto es la colaboración con Reino Unido para tocar el género de la ciencia ficción y la intriga de espías –ésta en formato miniserie– y una sorprendente apuesta por las artes marciales. Recordando su lema desde 2009, “Nos importa la historia”, está claro que quiere tener las historias más variadas posibles. ¿Se traducirá esto en premios y audímetros al límite? La respuesta en 2015.

    Better Call Saul: Estreno de la primera temporada de diez episodios el 8 febrero de 2015. Renovada ya por una segunda de trece entregas. Precuela de Breaking bad centrada en el personaje de Saul Goodman, está co-creada por Vince Gilligan y Peter Gould –inventor del personaje–, que llevarán la serie juntos. Arranca la acción en 2002, tendrá saltos temporales y contará con la presencia de Jonathan Banks (Mike) en su reparto fijo, además de incorporaciones nuevas al universo “Breaking bad”, siendo la más conocida Michael McKean como el hermano mayor de Goodman, también abogado.

    The Night Manager: Lo que nació como miniserie de la BBC se ha convertido en una co-producción con la entrada en el paquete de AMC y de U.K. Ink Factory. David Farr adaptará la novela de John Le Carré, no se sabe todavía si para seis u ocho entregas. El libro de 1993, que en España se llamó “El Infiltrado”, se centra en el personaje de Jonathan Pine, un soldado veterano de pasado oscuro que acepta incorporarse al Servicio de Inteligencia británico con la misión de introducirse en el mundo de Dicky Roper, traficante internacional de armas que opera desde el Caribe. Hugh Laurie y Tom Hiddleston darán vida a la pareja protagonista.

    Humans: AMC se adentra en el mundo de la ciencia ficción con otra co-producción, esta vez con la británica Channel 4, que originalmente iba a financiar Xbox. Creada por Sam Vicente y Jonathan Brackley, que adaptan la serie sueca Real Humans, cuenta con el ilustre protagonismo del oscarizado William Hurt. En ocho capítulos, Humans hablará de un presente paralelo en el que la última innovación que toda familia posee es un “Synth”, un sirviente robótico altamente desarrollado e inquietantemente similar a su dueño humano. Hurt será George Millican, viudo que ha formado una relación casi paternofilial con su caducado “Synth” Odi. El resto del reparto incluye a Katherine Parkinson, Tom Goodman-Hill, Gemma Chan, Neil Maskell, Will Tudor, Emily Berrington, Rebecca Front y Colin Morgan.

    Badlands: Basada en la novela china del siglo XVI “Journey to the West”, que narra las aventuras de un guerrero y un joven que se embarcan en una aventura a través de una tierra peligrosa para encontrar la iluminación, ha recibido lo que se conoce como una orden directa de episodios. Esto es, una tanda de capítulos, seis en este caso, sin la necesidad previa de hacer un piloto. Alfred Gough y Miles Millar, responsables de Smallville, serán los creadores de esta serie de artes marciales, toda una sorpresa para los seguidores de la cadena. Lo extraño es que han pasado cuatro meses desde que se diera a conocer la noticia y no se ha anunciado ni reparto ni fecha de comienzo de rodaje.

    Spin-off de The walking dead, todavía sin título: Historia paralela a la acción de su serie madre, parte del propio Robert Kirkman, creador del comic original y guionista en la serie, y contará con Dave Erickson como co-creador y showrunner. El único dato sólido es la presencia de Adam Davidson para dirigir, pero no hay reparto ni una historia estable confirmados. Está en fase de piloto, pero el resultado tendría que ser catastrófico para que AMC no le diera una temporada entera lo antes posible.

    White City: Nick McDonell, novelista y periodista con experiencia en Iraq y Afganistán; y John Dempsey, residente durante años en Kabul y asesor del gobierno estadounidense, firman este piloto que dirigirá el ganador del Óscar Stephen Gaghan (Traffic, Syriana). La historia cubre las relaciones entre diplomáticos occidentales y periodistas residentes en Afganistán, poniendo su foco en el aspecto geopolítico del tema. Tim Peper, Josh Pence o Mercedes Masohn son los protagonistas de este capítulo de prueba que podría darle prestigio crítico a la cadena.



    PROYECTOS DESCARTADOS


    La noticia de que AMC había dado luz verde al piloto de su primera comedia hizo pensar a muchos, el abajo firmante el primero, que We hate Paul Revere sería su primera aventura en el formato estrella de la media hora, pero no ha sido el caso. Galyntine sonaba a ya muy visto y oído en un momento televisivo como el actual, lleno de propuestas apocalípticas o de conflictos donde el ser humano ha causado su propia perdición. Sorprende más el rechazo a Knifeman, que lleva meses dando vueltas como noticia, pero la temática quizá es demasiado similar a otra exitosa serie estrenada este mismo verano como para gastar dinero en una temporada entera. Lo más sorprendente es que los dramas hayan sido oficialmente rechazados a la vez, porque indirectamente da la impresión de que la cadena está insatisfecha con lo que le están ofreciendo.

    We hate Paul Revere: La que iba a ser la primera comedia de AMC se quedado solo en piloto. Por una parte se entiende, pues la cadena debe querer poner en antena lo mejor que tenga, y quizá esta sátira ambientada en el Boston colonial, escrita y co-protagonizada por Ethan Sandler y Adrian Wenner como dos hermanos que luchan por encajar mientras la ciudad se prepara para el drama de la revolución, no era la serie ideal para eso. Era un proyecto con Ron Livingston y Scott Adsit como intérpretes más reconocibles.

    Galyntine: Tampoco les ha convencido lo suficiente el resultado de este drama centrado en un desastre inducido por la tecnología donde nacía una nueva sociedad en la que se evita cualquier artefacto así. El nominado al Óscar Peter Fonda y Catherine Dent eran las caras más populares. ¿Muy cerca el fracaso de Revolution?

    Knifeman: A veces en el mundo de las series, o del cine, se anulan proyectos para evitar coincidencias en el tiempo y sobre todo comparaciones injustas. Con la estupenda The Knick triunfando en Cinemax, AMC parece haber pensado que Knifeman no aportaba nada destacable en la temática médica, centrada como estaba la serie en el trabajo de dos cirujanos en el Londres del siglo XVIII. Rolin Jones había adaptado la biografía del especialista John Hunter escrita por Wendy Moore, y los británicos Tom Hollander y Daniel Mays eran los hermanos protagonistas. Brian Percival iba a dirigir el piloto, pero al final el trabajo recayó en Craig Zisk, que trabajó con Jones en Weeds y United States of Tara. Como curiosidad, destacar que durante años se barajó una adaptación al cine del libro con David Cronenberg de director y Tim Roth de protagonista.


    Adrián González Viña
    Redacción Sevilla
    Godard

    2 comentarios:

    1. Me da a mí que una vez acabe su joya de la corona, que no es otra que la magnífica Mad Men, AMC tiene muy poco que ofrecer en lo que a calidad artística se refiere (confiemos en Better Call Saul). Por cierto, habéis obviado la adaptación de la novela gráfica "Predicador", producida por Seth Rogen y Evan Goldberg. Muy recomendable, esperemos que la adaptación sea fiel, pero siendo como es un cómic tan oscuro, con muchos desnudos e infinidad de palabras malsonantes, me da a mí que será una versión MUY descafeinada. Un saludo.

      ResponderEliminar
    2. Adrián González Viña20 de noviembre de 2014, 17:12

      No ha sido olvidada, pero una serie que todavía no tiene ni el guión del piloto terminado no cualifica como proyecto en producción para los criterios de este escrito. Badlans tiene una orden directa y el spin-off de The walking dead está con las sesiones de casting, así que sí que es algo material.

      Un saludo para ti, Juan Jesús.

      http://wegotthiscovered.com/tv/work-on-amc-preacher-has-begun/

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Premios

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Festivales

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]