Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Recap | American Horror Story: Freak Show (4x06)

    American Horror Story: Freak Show (4x06)

    La arbitrariedad como arte

    crítica a Bullseye (4x06) | American Horror Story: Freak Show. | ★★★ |

    FX | EE.UU., 2014. Director: Howard Deutch. Guión: John J. Gray. Creadores: Ryan Murphy & Brad Falchuk. Reparto: Sarah Paulson, Evan Peters, Frances Conroy, Denis O´Hare, Emma Roberts, Finn Wittrock, Kathy Bates, Jessica Lange, Naomi Grossman, Grace Gummer, Lee Tergesen, Jyoti Amge, Erika Ervin, Mat Fraser, Rose Siggins. Fotografía: Michael Goi. Música: Mac Quayle.

    Como decía una amiga del abajo firmante hace unos días, Freak show es preciosa y está trufada de detalles impagables, pero no acaba de arrancar. Llegados casi al ecuador de la temporada, la sensación tras ver Bullseye es de decepción, pues los conflictos de los personajes avanzan muy poco, se vuelve sobre los mismos temas (el ansia de Elsa de triunfar y ser amada, los conflictos internos de Jimmy, el hastío vital de Dandy, lo marcadamente opuestas que son Bette y Dot) y los muy solventes intérpretes se ven condenados a repetir los mismos discursos una y otra vez, presos del enquistamiento de sus personajes. Esto se da sobre todo en los de Elsa y Dandy, cada vez más histriónicos y abiertamente insoportables. Jessica Lange sigue dominando cada escena en la que sale, pero está mucho mejor cuando puede ofrecernos alguna nueva cara de la alemana (como sus sonrisas en el desfile de regalos). El pobre Finn Wittrock, por su parte, parece condenado a dejarse la garganta y tener siempre la lágrima a punto, ya que Dandy pierde la paciencia de un instante a otro, como le pasa a las motivaciones de su personaje. Se ha dicho más de una vez en esta página que el guión no es el punto fuerte de American horror story, pero parece que este capítulo se ha hecho para usarse como ejemplo definitivo de esto. Bullseye está tan plagado de arbitrariedades, omisiones imposibles y giros de guión que contradicen a los personajes que no es nada extraño que uno acaba el metraje confuso. Maravillado ante el despliegue visual, sí, pero confuso.

    ¿De verdad son capaces de ocultar a Desiree y Dell todo un capítulo tras su intenso desencuentro la semana pasada? ¿Debemos creernos esa repentina habilidad de Elsa en el lanzamiento de cuchillos? Se pide demasiada buena voluntad del espectador, y la paciencia empieza a acabarse. Este capítulo, también de transición, cuenta los avances del plan de Stanley y Maggie, que necesitan una monstruosidad y la necesitan ya. Stanley quiere las manos de Jimmy, pero como Maggie está ya enamorada del joven, propone ahogar a Ma Petite en su lugar, en un escape onírico perturbador por la vulnerabilidad de Jyoti Amge, la mujer más pequeña del mundo y todo un acierto de casting, ya que Amge exhuda carisma y tiene una risa contagiosa, aunque se la ve limitada como actriz. Maggie (una Emma Roberts estupenda en el nuevo registro) no podrá matarla, de manera que Stanley tendrá que pasar a la acción. Este capítulo sigue la reciente tendencia de materializar las ilusiones de los protagonistas, de manera que no solo veremos la muerte de Ma Petite sino también el reencuentro entre Jimmy y Dot, ahora Dorothy, cuando ésta se haya operado y librado de Bette. Las siamesas viven ese conflicto interno, ahora como nuevas mascotas de juego de Dandy, que se quiere casar con ellas. ¿Qué quiere Gloria? Que use condón, para evitar más mutaciones familiares. No nos cansaremos de alabar el trabajo de Sarah Paulson, que nos hace olvidar el evidente artificio que hay en la creación de su personaje y pensar en Bette y Dot como eso, dos personas distintas. Que hablan telepáticamente.

    American Horror Story: Freak Show (4x06)
    Bullseye, el sexto episodio del Freak Show del canal FX

    De vuelta al espectáculo, Paul cobra protagonismo al saberse no solo que es amante ocasional de Elsa, sino que está metido en una aventura paralela con Penny, la enfermera que en el primer capítulo acaba haciéndose orgías con los miembros del espectáculo. Penny ama a Paul y quiere salir del asfixiante yugo de su padre. De hecho, su perfume será la conexión que haga que Paul dude de la historia de Elsa sobre la escapada de las siamesas, cuando en realidad las vendió a los Mott. Las dudas sobre las verdaderas intenciones de la alemana crecen, y hasta su más fiel seguidora Ethel (una Kathy Bates que está dejando huella con cada aparición) la amenaza. ¿Qué hace Elsa para disipar las dudas? Trata de eliminar a su amante obligándolo a ser su diana en el lanzamiento de cuchillos, como una prueba de lealtad a su persona. Y es que, aunque cada vez parece más que era una mentira, Elsa ha rescatado a estos inadaptados para darles estabilidad, un hogar y amor. El episodio, dirigido por Howard Deutch, no tiene mucho más. La mayor curiosidad la encontramos en su guionista, John J. Gray, que debuta como guionista en televisión tras 13 años trabajando como ayudante de Tim Minear, desde la tercera temporada de Ángel (1999-2004). Gray ya fue parte pasiva de la sala de guionista en Coven, y ahora ha ascendido y tiene la oportunidad de brillar como guionista. Así funciona el sistema norteamericano televisivo, se trabaja por escalafones. Lástima que le haya tocado, porque recordemos que en American horror story se firma según un sistema de turnos, un episodio tan irregular. Bullseye no ofrece nada nuevo, sirve más para crear cierta anticipación en las tramas, pero es un envoltorio impecable para poca sustancia. Esperemos que éste no sea el camino a seguir, sino un leve bache. | |

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla



    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]