Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Sitges 2014 | Día 6. Críticas: 'Colt 45', 'A Hard Day' y 'Aux Yeux des Vivants'

    Colt 45

    Género galo

    Crónica de la sexta jornada de la 47ª edición del Festival de Sitges

    Hoy limitamos el cupo a solo tres películas mientras comprobamos cómo el proyector del Auditori sigue jugando malas pasadas a los sufridos espectadores. La coreana A Hard Day nos recibe en primer lugar. Una historia algo ligera que no termina de poner toda la carne en el asador en ninguno de sus registros tonales. Eso no implica que, en su apuesta por el humor negro, la película cuente con golpes verdaderamente antológicos. Aux yeux des vivants, lo último de Julien Maury y Alexandre Bustillo, sin embargo, vuelve a la revisión de los géneros que ya habían planteado en Livide. Una cinta que adopta el imaginario escénico del slasher norteamericano de los 70 y 80 para trazar una lectura en clave metacinematográfica al estilo de la cacareada The Guest. Por último, terminamos el día corriendo hacia el Retiro para ver Colt 45, uno de los dos largometrajes de Fabrice du Welz que este año visitan Sitges (la otra, Alleluia, la tenemos marcada en rojo para el día de mañana). Un thriller de acción de encargo, con una trama brusca y algo escasa, pero que tiene en sus violentas set pieces de acción toda su razón de ser.

    A Hard Day

    A Hard Day (Kim Seong-Hun, 2014)

    El protagonista de A Hard Day, el nuevo trabajo del coreano Kim Seong-Hun, parece recibir, en un mismo día, una suerte de retribución divina. No sólo debe enterrar a su madre, sino que en el maletero de su coche se encuentra el cadáver de un transeúnte al que acaba de atropellar. Gung-su, el conductor a la fuga, es además un corrupto inspector de homicidios en el cuerpo de policía. La diferencia que estriba entre el thriller de Seong-Hun y otros más representativos de los últimos años como los facturados por los contemporáneos Na Hong-Jin (The Chaser) o Kim Jee-Woon (Encontré al diablo) se encuentra en su tono. Ambiciosos y mejor equilibrados en cuanto a su mezcla entre el humor negro y el drama los últimos, y ligero en cuanto a una propuesta como A Hard Day. En todos ellos, sin embargo, late no solo una crítica social a la corrupción de su cuerpo policial, sino que tienen en lo adrenalítico de sus tramas y en la concepción que tienen de la acción, como género en perpetuo movimiento, más de un punto en común. La premisa de A Hard Day parte, precisamente, de esa renuncia a la inmovilidad del personaje si no quiere ser descubierto. Seong-Hun, sin embargo, no consigue equilibrar ni el drama, ni la acción, ni el humor en una película que acaba quedándose a medio camino de un poco de todo. Y es una pena porque cuando A Hard Day se pone a reírse de sí misma o apuesta sin remilgos por la caricatura, lo cierto es que resulta realmente divertida. | ★★ |

    Corea del Sur, 2014, Kkeut-kka-ji-gan-da. Director: Kim Seong-Hoon. Guion: Kim Seong-Hoon. Productoras: AD406 / Dasepo Club. Presentación oficial: Festival de Cannes. Música: Mok Young-In. Fotografía: Kim Tae-Sung. Reparto: Lee Seon-Gyun, Jo Jin-Woong, Jeong Man-shik, Sin Jeong-Geun, Cho Jin-Woong, Dong Mi Shin. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC ÒRBITA.

    Aux Yeux des Vivants

    Aux Yeux des Vivants (Julien Maury & Alexandre Bustillo, 2014)

    Viendo los últimos trabajos del tándem francés formado por Julien Maury y Alexandre Bustillo, uno puede comprobar lo lejos que han quedado de aquel violentísimo, contundente y polémico debut de ambos directores con A l'Interieur (2007). Hoy en día, su primera película puede verse como un toque de atención, un golpe sobre la mesa que no solo les permitiera hacerse hueco en las agendas de los festivales de género, sino que los descubriera como los nuevos enfants terribles encargados de revitalizar el cine de terror francés. Lo cierto es que la polémica estrategia les funcionó a la perfección. No solo hacen los que les da la gana sino que sus nuevos trabajos son, normalmente, habituales de festivales como el de Sitges.

    El camino que empezaron a recorrer con Livide (2011), el de la reescritura de los subgéneros del cine de terror, es el que ahora siguen recorriendo con Aux yeux des vivants. Pero si en la primera el objeto de revisión fueron las casas encantadas, en la última propuesta lo será un slasher que mira al cine norteamericano de los 70 y 80. Tanto es así que Aux yeux des vivants podría considerarse una película norteamericana si los personajes no hablaran en francés. Desde sus referencias y los tópicos del género hasta el espacio geográfico, todo parece remitir al imaginario de la Norteamérica más profunda. Pero en la propuesta de Maury y Bustillo hay algo mucho más interesante que parece salir de los márgenes de la pantalla en forma de lectura metacinematográfica. Algo como lo que también se podría extraer del último trabajo de Adam Wingard con The Guest, con la que Aux yeux des vivants parece establecer un interesante diálogo. Si en la de Wingard, un mismo espacio geográfico de cartón piedra evocaba gran parte de los referentes del género, en la de Maury y Bustillo será también un estudio de cine en ruinas lo que ponga en marcha la pulsión asesina de un padre trastornado por la guerra y su monstruoso hijo ataviado con una lúgubre máscara de payaso. En ambas, el decorado, el hacer visible lo artificioso, trazan una interesante reflexión sobre la supervivencia de los subgéneros. | |

    Francia, 2014, Aux Yeux des Vivants. Directores: Alexandre Bustillo, Julien Maury. Guion: Alexandre Bustillo, Julien Maury. Productoras: Metaluna Productions / SND. Presentación oficial: South by Southwest. Premiere europea: Festival de Bruselas. Fotografía: Antoine Sanier. Música: Raphael Gesqua. Reparto: Anne Marivin, Francis Renaud, Béatrice Dalle, Chloé Coulloud, Nicolas Giraud, Zacharie Chasseriaud, Damien Ferdel, Théo Fernandez. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC SITGES 47.

    Colt 45

    Colt 45 (Fabrice du Welz, 2014)

    En una reciente entrevista a Fabrice du Welz, el cineasta galo comentaba sobre Colt 45 —una de las dos películas que este año llegan a Sitges para romper el silencio creativo de 6 años autoimpuesto por el director belga—, el hecho de que ésta era una película de encargo cuyo único fin no sólo era recaudar todo el dinero necesario para embarcarse en proyectos más personales, sino también haber buscado la reconciliación con la platea desde el fracaso económico (que no crítico) que supuso una película como Vinyan. Atendiendo a sus palabras casi puede palparse un sentimiento de vergüenza por haberse embarcado en un thriller de acción como este. La realidad, sin embargo, es que Colt 45 puede verse también como un nuevo campo de experimentación para el director de Calvaire (2004).

    Aunque que Colt 45 no se encuentre entre lo mejor que ha firmado Fabrice du Welz y le falte también algo de la personalidad en el discurso habitual del director belga, lo cierto la película se acaba erigiendo como un sólido thriller de acción sobre personajes arrastrados al infierno por terceros. La historia del joven Vincent Milès, el mejor tirador de la policía francesa que reniega de cualquier trabajo de campo para ser atrapado en un torbellino de violencia casi sin quererlo, es una historia que también puede rastrearse en algunas de las mejores películas de du Welz. Sin ir más lejos, es algo que podríamos observar en aquel marido que en Vinyan aceptaba formar parte de la obsesión de su mujer dentro de un agresivo local tailandés de striptease. Es algo mínimo, cierto, en una obra donde los sucesos arremeten sin tiempo para que puedan asentarse en la mente del espectador. Empero, son en las contundentes, secas y físicas secuencias de acción donde la película de du Welz revela todo su verdadero potencial y descubre a un director capaz de rodarlas como los mejores. | |

    Francia, 2014, Colt 45. Director: Fabrice Du Welz. Guion: Fathi Beddiar. Productoras: Entre Chien et Loup / La Petite Reine. Presentación oficial: Festival de Sitges. Fotografía: Benoît Debie. Reparto: Ymanol Perset, Joey Starr, Alice Taglioni, Gérard Lanvin, Philippe Nahon, Amr Waked, Simon Abkarian, Richard Sammel, Jo Prestia, Mika Ela Fisher. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC ÒRBITA.

    Daniel Jiménez Pulido
    Enviado especial a la 47ª edición del Festival de Sitges



    Feelmakers

    3 comentarios:

    1. David Fincher es un referente para mi... Pero el trailer no me terminó de convencer, y que la protagonice Ben Affleck tampoco... Pero por vuestra crítica parece que no me la puedo perder, espero que sea verdad que Fincher recupera su mejor versión.

      ResponderEliminar
    2. Es cierto que Ben Affleck no es de los actores más expresivos de Hollywood, sin embargo su limitado registro parece que juega a su favor en esta ocasión. Esa forma de mantener una misma mueca, tanto si está contento como si está triste, viene perfecta para el papel que interpreta, mantiene al espectador incapaz de conocer qué piensa / siente realmente. ¿Coincidencia, o otra demostración de inteligencia de Fincher?
      Ya nos contarás que te ha parecido. Gracias por leer.

      ResponderEliminar
    3. Vi la película y me pareció mala desde el principio, Ben Affleck es muy mal actor y la historia es infantil y los personajes caricaturas. Una pérdida de tiempo, mas encima es super larga.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]