Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Seminci 2014 | Día 3: El tour de force de Jessica Chastain

    Miss Julie

    De Diosas y Santas

    Crónica de la tercera jornada de la 59ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid

    Tercer día de festival, tercer día de un Sol que, salvo sorpresa, parece que va a durar toda la semana. Día importante hoy, al menos a nivel regional, ya que, como viene siendo tradicional ,se ha celebrado la jornada de Castilla y León, formulada esta como conferencias y encuentros con la finalidad de potenciar la producción audiovisual de la comunidad, prácticamente inexistente antes de la crisis, anecdótica ahora. Además se han proyectado largometrajes y cortometrajes realizados en tierras castellanas entre los que se incluye (permítanme la publicidad) Cinema Roxy, un pequeño cortometraje dirigido por un servidor que homenajea las desaparecidas salas pucelanas. Una pérdida grave para la ciudad y sobre todo para su festival, que no sin críticas en la presente edición se ha visto obligado a deslocalizar filmes en salas lejanas al centro, como son los Broadway o, sobre todo, el Lava. ¿Más allá de eso? Un run run popular con morbo acerca de la película Lucifer, pataleada sin escrúpulos el día anterior, miembros del jurado joven que llegan tarde a proyecciones, espectadores que se enfadan porque en ciertas salas se permite la venta de palomitas y refrescos, o cocktails de poco contenido en una ciudad que presume de gastronomía.

    Por suerte, el menú de la Sección Oficial ha seguido manteniendo el buen gusto y la coherencia de programación, ofreciendo dos películas centradas en la figura femenina: Miss Julie, dirigida por la musa de Bergman, Liv Ullman, y protagonizada por esa pelirroja tan de moda que es Jessica Chastain; y Kreuzweg (Camino de la Cruz), cuarto largometraje del germano Dietrich Brüggemann, protagonizado por una joven desconocida de nombre Lea van Acken. Dos filmes de distinta temática y forma que sin embargo confluyen en su retrato extremo de la soledad y la locura que padecen sus protagonistas. Dos obras bellísimas, extremadamente calculadas, y tremendamente llamativas por su singularidad.

    Camino de la Cruz (Kreuzweg, Dietrich Brüggemann, 2014)

    ...Catorce planos secuencia en los que la estaticidad es la reina de cada escena. No solo la de un trípode clavado al suelo, sino también la de unos personajes encerrados en sí mismos que quedan atrapados en esa inmovilidad síntoma de su padecimiento interior. Se crean así encuadres próximos a cuidadas composiciones pictóricas que aumentan por esos derroteros el interés narrativo, sembrando además cuando es oportuno referencias religiosas con sutilidad y evidencia, y sobre todo, oponiendo dentro de cada secuencia la movilidad contra la estaticidad, la vida contra la muerte... [Crítica]

    La señorita Julia (Miss Julie, Liv Ullmann, 2014)

    ...La belleza inunda la pantalla con una pulcritud de escena que bien pudiera haber tomado Ullman del gran maestro sueco, Ingmar Bergman —con el que tuvo una hija—, las emociones fluyen con una Chastain entregada por completo a su papel, pero son las palabras las que mandan en un contexto en el que ni los propios personajes saben exactamente qué es lo que sienten o lo que quieren comunicar. Quizás. es por ello por lo que resulta tan estimulante seguir un conflicto que parece no tener fin... [Crítica]

    Álvaro Martín
    Enviado especial a la 59ª edición de la Seminci


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]