Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Oscars 2015 | Vivir es fácil con los ojos cerrados, representante española

    Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba

    El pasado 25 de septiembre se daba a conocer el título de la película encargada de representar a España en la 87ª edición de los Oscar. La Academia de Cine ha preferido no arriesgarse con sorpresas de última hora y ha recurrido a la ganadora de la última entrega de los Goya, Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba, que logró alzarse con seis efigies, incluidos los de mejor película, director y actor. A priori, esta road movie agridulce ambientada en la década de los 60 y avalada por una excelente interpretación de Javier Cámara, tiene opciones para gustar a los americanos por su compensada mezcla de sonrisas y lágrimas, pudiendo ser la ocasión perfecta para que su realizador se quite la espinita de haberse quedado fuera de la competición, once años atrás, con la más ambiciosa Soldados de Salamina. El intimismo de 10.000 Km de Carlos Marqués-Marcet y el tirón popular de El niño de Daniel Monzón se quedaron a un paso de la gloria en la lucha por nuestra representación. España puede presumir de ser el tercer país que más veces ha optado al Oscar a Mejor película de habla no inglesa, con nada más y nada menos que 19 nominaciones, justo por detrás de Francia e Italia. Últimamente, la suerte parece no acompañarnos, ya que han pasado 10 largos años desde que nuestro país viviera con ilusión la competencia por la estatuilla. Fue con Mar adentro de Alejandro Amenábar, precisamente, la ganadora de nuestro cuarto y último Oscar (quinto si contamos el premio al Mejor guión original de Hable con ella de Pedro Almodóvar) hasta la fecha. Esperemos que Vivir es fácil con los ojos cerrados corra mejor suerte que 15 años y un día de Gracia Querejeta, filme seleccionado el año pasado por la Academia y que quedó rápidamente descartado en las primera preselección.

    A caballo entre la road movie y el drama crepuscular menos aleccionador, Trueba consigue una película no sólo entrañable (en la espina dorsal del franquismo) y esperanzadora (para siempre, como los campos de fresas que atisbaba Lennon) sino pura, que respira autenticidad en cada secuencia. Juan José Ontiveros (EAM) [crítica].

    Nominaciones de España

    La venganza, de Juan Antonio Bardem. 1958.
    Plácido, de Luis García Berlanga. 1961.
    Los Tarantos, de Francisco Rovira Beleta. 1963.
    El amor brujo, de Francisco Rovira Beleta. 1967.
    Tristana, de Luis Buñuel. 1970.
    Mi querida señorita, de Jaime de Armiñán. 1972.
    Ese oscuro objeto del deseo, de Luis Buñuel. 1977.
    Mamá cumple cien años, de Carlos Saura. 1979.
    El nido, de Jaime de Armiñán. 1980.
    Volver a empezar, de José Luis Garci. 1982. Ganadora del Óscar.
    Carmen, de Carlos Saura. 1983.
    Sesión continua, de José Luis Garci. 1984.
    Asignatura aprobada, de José Luis Garci. 1987.
    Mujeres al borde de un ataque de nervios, de Pedro Almodóvar. 1988.
    Belle Époque, de Fernando Trueba. 1992. Ganadora del Óscar.
    Secretos del corazón, de Montxo Armendáriz. 1997.
    El abuelo, de José Luis Garci. 1998.
    Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar. 1999. Ganadora del Óscar.
    Mar adentro, de Alejandro Amenábar. 2004. Ganadora del Óscar.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]