Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    El ciclo + corto | Koza (1995), de Nuri Bilge Ceylan

    Koza, de Nuri Bilge Ceylan

    El fotógrafo que no tenía techo. De esta manera tan ambigua como lírica podemos definir a uno de los grandes cineastas del circuito europeo. No es el más mediático y tampoco busca abrazar a la polémica, lo suyo es solo amor por la lente, cimentado en su adolescencia y posterior formación en la Universidad de Boğaziçi en Estambul. A través del objetivo, abrió un nuevo mundo que lo convertiría en uno de los grandes hitos del cine continental del nuevo milenio. Es la concepción de autor en el amplio y mayúsculo sentido de la palabra. La estética como modus narrativo, como semántica alternativa. La península de Anatolia es su leitmotiv. Nadie como Nuri Bilge Ceylan ha sacado más partido al agreste paraje del territorio otomano. Las excelentes Érase una vez en Anatolia (Bir Zamanlar Anadolu’da, 2011) y Sueño de invierno (Kış Uykusu, 2014) así lo subrayaron. Cannes adora a este cineasta turco de 55 años. Es un grande al que le queda mucho por decir. Un cineasta que tampoco tiene techo.

    Antes de la vorágine de loas, previo a su debut con su primer largo, El pueblo (Kasaba, 1997), rodado en un perfecto blanco y negro, Bilge Ceylan tuvo su primer banco de pruebas con Koza (Cocoon, 1995), un caleidoscopio sobre el encuentro, el pasado y el dolor que tuvo el honor de formar parte de la competición de cortometrajes del Festival de Cannes de su año. Una rareza que presenta la impronta perenne de un realizador que cataliza el inhóspito aura humano de forma contrastada pero sin filtros ni flashes. A continuación, el primer paso de Nuri Bilge Ceylan: Koza.

    Turquía, 1995, Koza. Director: Nuri Bilge Ceylan. Guion: Nuri Bilge Ceylan. Productora: NBC Ajans. Presentación oficial: Festival de Cannes 2005. Fotografía: Nuri Bilge Ceylan (Blanco y negro). Música: Vyacheslav Artyomov. Reparto: Emin Ceylan, Fatma Ceylan, Turgut Toprak.

    El fulgor efímero

    1 comentarios:

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]