Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Reikiavik (RIFF) 2014 | Palmarés

    Reikiavik

    No queríamos perder la oportunidad de hablar del RIFF, el festival más importante de Islandia que justo hoy termina su undécima edición. Fundado en 2004, siempre ha figurado, al igual que la filmografía de su país, como el hermano menor de la industria escandinava. Un evento curioso, abierto a la cinematografía independiente, que cada año va sumando adeptos y relevancia. Autores como Cristi Puiu, Angelina Nikonova, Uberto Pasolini, Benh Zeitlin o Xavier Dolan, son algunos de los nombres ilustres que aparecen en su aún joven palmarés. Precisamente, la juventud suele ser el leitmotiv de un certamen dedicado a primeras o segundas obras que luchan por el Golden Puffin (Frailecillo de Oro en traducción); ese primer impulso en busca de distribución internacional, el objetivo real de largometrajes de producción modesta pero ideas ocurrentes. Reikiavik pudiera ser el equivalente indie de Róterdam en Centroeuropa, eso sí, con mucho camino por recorrer.

    De esta entrega, cuyos premios se fallaron ayer, saldrá respaldada la película italiana Smetto quando voglio, que se estrenó en país transalpino en febrero —obtuvo 12 nominaciones los premios Donatello— y que también formó parte de la programación del festival de Bergen, celebrado paralelamente. Una comedia sobre la crisis económica actual que supone el debut de la cortometrajista Sydney Sibilia. Un estreno inmejorable echando un vistazo a su acogida crítica. Estaremos atentos a su evolución por la cartelera europea. El RIFF cierra el telón con una apuesta segura. Esperemos que el próximo año aparezca por su parrilla el gran Rúnar Rúnarsson, la gran baza cinematográfica, junto a Hafsteinn Gunnar Sigurðsson de esta modélica nación que vaga con orgullo entre las corrientes del Mar del Norte y el Mar de Groenlandia.

    El descubrimiento del año. The Golden Puffin

    I Can Quit Whenever I Want (Smetto quando voglio), de Sydney Sibilia (Italia).
    — Mención especial del jurado: Before I Disappear, de Shawn Christensen (Reino Unido, Estados Unidos).

    Environmental Award

    Waiting for August, de Teodora Ana Mihai (Rumanía).

    Church of Iceland Award

    Villa Touma, de Suha Arraf (Islandia).

    Golden Egg

    Thirteen Blue, de Jacqueline Lentzou (Reino Unido).

    Best Icelandic Short

    A Painter, de Hlynur Pálmason (Islandia)
    — Mención especial del jurado: Sub Rosa, de Thora Hilmarsdóttir (Islandia).

    Premio FIPRESCI

    Bota, de Iris Elezi & Thomas Logoreci (Albania).



    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]