Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Oscars 2015 | La ganadora de Karlovy Vary, Corn Island, elección georgiana

    Corn Island

    Sinceramente, poco importa el futuro en los Óscar de Corn Island. La ganadora del Globo de Cristal en Karlovy Vary tiene todos los aditivos para convertirse en un referente en la próxima década en cuanto al cine de autor. Un relato preciosista y sensible sobre el arraigo al que es complicado resistirse. No parece Estados Unidos el páramo perfecto para su lucimiento, pero sí que es cierto que la crítica anglosajona acreditada en la República Checa la valoró más que positivamente. Georgia tenía bastante donde elegir. Al igual que Kazajistán, la antigua república rusa crece a pasos de gigante debido a las nuevas vías de financiación. De hecho, Corn Island, dirigida por George Ovashvili, tiene entre sus productores a la ascendente Kazakhfilm Studios. Sea como fuere, y pese al empuje de cineastas como Levan Koguashvili, no había otra opción posible. Georgia ha buscado entrar en la selección final en doce ocasiones. Tan sólo una, la primera en 1996, lo logró, sin premio, con El chef enamorado (Le mille et une recettes du cuisinier amoureux - შეყვარებული მზარეულის 1001 რეცეპტი), rodada, también, en francés. Será el segundo intento de Ovashvili tras The Other Bank en 2009, la que era, hasta la irrupción de Corn Island, la arista más importante de su filmografía. Pese a lo complicado de los pronósticos en este apartado, auguramos que Corn Island sí pasará (o debería) la primera criba.

    Extracto de mi crítica en el KVIFF de Corn Island: La poesía de Ovashvili recuerda rápidamente a maestros como Nuri Bilge Ceylan, Andréi Tarkovski o Béla Tarr, tanto en la estructura de los planes como en el mensaje. El final, concretamente, es absolutamente apoteósico. Previo a ello, asistimos a una exhibición de mimo y franqueza que debería ser credencial más que suficiente para obtener el Globo de Cristal. Estamos, sin duda, ante una de las mejores películas del 2014 en el circuito europeo.


    El jardín

    1 comentarios:

    1. Enhorabuena por vuestra publicación, pero se os retrasan las noticias, los premios de Venecia están en todos los periódicos, y Toronto lo actualizáis poco, de todas formas me rátifico, una gran publicación.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]