Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Emmy 2014 | Análisis de las categorías de Dirección y Guión

    Breaking Bad, Felina

    Como se dijo en el análisis de estas categorías del año pasado, aquí se suelen cuadrar varias clases de capítulos: 1) pilotos, y más si son responsabilidad de alguien de renombre; 2) comienzos y cierres de temporada, ya que son los episodios que suelen satisfacer más; 3) “episodios-evento”, aquellos que por alguna u otra razón se convierten en los más comentados de la temporada, a veces por una escena o secuencia concreta; 4) el resto, capítulos que sólo explican su presencia amparándose en la calidad. En el reino de las miniseries y las TV-Movies, es una mezcla de aquel que vota una parte concreta de las que componen una miniserie, pensando en lo que se acaba de exponer; o los que votan un todo, la TV-Movie (como se votaría en los Oscar, por ejemplo). Pasemos a entender por qué están estos directores/as y guionistas nominados.

    Mejor dirección en drama


    David Evans por el 1er episodio de Downton Abbey
    Carl Franklin por Capítulo 14, de House of cards
    Cary Joji Fukunaga por Quién va ahí, de True detective
    Vince Gilligan por Felina, de Breaking bad
    Neil Marshall por Los vigilantes del muro, de Juego de tronos
    Tim Van Patten por Adiós a papi blues, de Boardwalk empire

    Tim Van Patten repite nominación por tercer año consecutivo por el final de temporada de Boardwalk empire. Ganó hace dos años, pero el final de la 4ª, que deja las cosas más abiertas que nunca en la serie de HBO, no es su mejor capítulo, aunque tiene grandes momentos. Carl Franklin se ha visto positivamente arrastrado por el sorprendente arranque de la segunda temporada de House of cards, y es que el cinematográfico estilo de rodar la serie impuesto por David Fincher, ganador del año pasado, permite a gente como Franklin lucirse con los movimientos de cámara. David Evans ve recompensada su labor en Downton Abbey por encargarse de un episodio que pone en marcha las tramas del resto de la temporada y lidia con la viudedad de Mary y la marcha de O´Brien.

    Neil Marshall fue personalmente elegido para dirigir el noveno episodio de esta temporada de Juego de tronos, tras el buen sabor de boca que dejó su labor en Aguasnegras (2.9). La pericia de Marshall es indudable, aunque solo sea para coordinar los efectos especiales, múltiples peleas a la vez, y mantener la emoción durante 50 minutos. Cary Joji Fukunaga ha dirigido la temporada entera de True detective, así que de cara a elegir y premiar un episodio estaba claro que iba a ser “el del plano secuencia”. Suceden más cosas en este capítulo, pero todos nos acordamos de ese altísimo desenlace, una demostración de músculo con la cámara que puede resultar premiado. Por último, nunca mejor dicho, Vince Gilligan y Felina, el adiós de Breaking bad. Gilligan también está nominado como guionista, y ésta es su tercera nominación como director, pero quizá los votantes piensen que el desenlace de la serie de AMC está mejor escrito que dirigido. O todo lo contrario.

    Quién ganará: Cary Joji Fukunaga por Quién va ahí, de True detective.
    Quién debería ganar: Cary Joji Fukunaga por Quién va ahí, de True detective.

    Las Vegas, de Modern family

    Mejor dirección en comedia


    Paris Barclay por 100, de Glee
    C.K. por Ascensor, 6ª parte, de Louie
    Jodie Foster por Petición lésbica denegada, de Orange is the new black
    Mike Judge por Producto mínimo viable, de Silicon Valley
    Iain B. MacDonald por Episodio 9, de Episodes
    Gail Mancuso por Las Vegas, de Modern family

    Paris Barclay sigue siendo el presidente de la Unión de Directores, así que su nominación sigue sin ser una sorpresa. También influye y mucho el hecho de estar dirigiendo el episodio número 100 de Glee, que en su momento fue todo un fenómeno y sigue teniendo fans muy entregados. Barclay rueda buenos números musicales y dirige un capítulo lleno de caras conocidas que vuelven a la serie. Quizá gane en la que es su tercera nominación por la serie. Louis C.K. dirige cada episodio de su serie, pero es entendible que el desenlace de su espectacular saga “Ascensor” reciba el reconocimiento. Si hasta hay un homenaje a Chéjov, que Marcos Ordóñez destacó en las páginas de El País hace unas semanas. La nominación de Gail Mancuso vuelve a sorprender porque no hay mucha variación del estilo de rodar en Modern family, pero la mujer hizo historia el año pasado al ganar en esta categoría, siendo la segunda directora que lo consigue. Tiene sentido que haya vuelto a ser propuesta, y más cuando es un episodio con varias tramas paralelas que se van cruzando de manera vodevilesca.

    El tercer episodio de Orange is the new black se centra en la historia de Sophia, uno de los personajes más populares, y eso unido al hecho de que sea dirigido por la oscarizada Jodie Foster termina de redondear el asunto. El estilo no varía mucho de lo que Michael Trim hizo en el piloto, pero Foster puede ser aplaudida por adaptarse como cualquier directora de televisión que se precie. El caso de Mike Judge se debe a que es el piloto de Silicon Valley y que Judge es el creador de la serie, nominada por otro capítulo en la categoría de guión. Para terminar está Iain B. MacDonald por el final de temporada de Episodes, un gran capítulo. Hay que destacar que MacDonald ha dirigido toda la temporada, y que así debe ser Episodes porque se ruedan partes de distintos capítulos cada día, ya que está escrita al completo. Quizá la Academia quiera recompensar el laborioso trabajo del británico, aunque puede que con la nominación sea suficiente.

    Quién ganará: Jodie Foster por Petición lésbica denegada, de Orange is the new black.
    Quién debería ganar: C.K. por Ascensor, 6ª parte, de Louie.

    The normal heart

    Mejor dirección en miniserie o TV-Movie


    Adam Bernstein por El dilema del cocodrilo, de Fargo
    Colin Bucksey por El culo de Buridan, de Fargo
    Stephen Frears por El gran combate de Muhammad Ali
    Alfonso Gómez-Rejón por Bitchcraft, de American horror story: Coven
    Nick Hurran por Sherlock: su último voto
    Ryan Murphy por The normal heart

    La nominación de Alfonso Gómez-Rejón es toda una bienvenida sorpresa, pues su trayectoria en American horror story merece ser destacada. Empezó como director invitado, encargándose ya del segundo episodio de la primera temporada, y se lució tanto en la segunda (sus tres episodios son estupendos) que se convirtió en co-productor ejecutivo de cara a la tercera. Está nominado por el arranque de Coven, que no es su mejor episodio ni mucho menos, así que la mención parece ser más bien por presentar el “piloto” de la historia de las brujas. Por no salir del universo Ryan Murphy, el rompedor creador de televisión está nominado por su proyecto más personal, The normal heart, en el que lleva trabajando años y que ha tenido una respuesta estupenda. Es uno de los candidatos con más posibilidades, sino directamente el que más tiene, y la urgencia de su cámara ayuda a transmitir los convulsos tiempos del contagio del SIDA en Estados Unidos. La presencia de Stephen Frears, artesano capaz de afrontar cualquier tipo de producción, se debe a que es Stephen Frears dirigiendo una TV-Movie, para HBO, y basada en hechos reales.

    Nick Hurran se ha visto saludablemente arrastrado por el huracán Sherlock, ya que es evidente que la BBC ha propuesto Su último voto y con ello a todo su equipo. El trabajo de Hurran no es nada desdeñable (las excursiones al palacio mental, la revelación seguida de un disparo), pero cualquier director habría sido nominado en su lugar. Y el dúo de Fargo para terminar. Adam Bernstein tiene el honor de poner en marcha la serie y definir el estilo, palabra clave en la miniserie de FX. Su pericia le lleva a estar nominado y a tener serias posibilidades de victoria. Su compañero Colin Bucksey ha conseguido también la mención de honor por la sexta parte de la historia. ¿Qué tiene ésta de especial y que la diferencia del resto? Pues incluye la peripecia de Lester para salir y volver al hospital casi sin ser visto; la muerte a cámara lenta de un personaje atado a un arma y el espectacular tiroteo en medio de una ventisca que cierra el episodio, donde Gus acaba disparando a quien no debe. A la Academia le encantan las virguerías de este tipo.

    Quién ganará: Ryan Murphy por The normal heart.
    Quién debería ganar: Colin Bucksey por El culo de Buridan, de Fargo.

    House of Cards (2x01)

    Mejor guión en drama


    David Benioff & D.B. Weiss por Los hijos, de Juego de tronos
    Vince Gilligan por Felina, de Breaking bad
    Nic Pizzolatto por El destino secreto de toda vida, de True detective
    Moira Walley-Beckett por Ozymandias, de Breaking bad
    Beau Willimon por Capítulo 14, de House of cards

    Benioff y Weiss repiten nominación, pero en esta ocasión no por un noveno episodio, sino por el desenlace de la 4ª temporada, sin duda uno de los mejores capítulos de Juego de tronos. Sangriento, sorprendente, tenso, triste (los dragones encadenados)... una combinación triunfal que nos lanza a la mar a esperar el regreso con más ganas que nunca. También vuelve a haber sendas nominaciones para Breaking bad en episodios que se pueden distinguir como “el final moral” de la serie y el verdadero final, siendo Ozymandias redondo y Felina algo discutible. Ambos, eso sí, serían justos ganadores del Emmy para una serie que nunca ha ganado en esta categoría y afronta aquí su última oportunidad.

    Respecto a los nuevos en la categoría y en el negocio televisivo, el novelista Nic Pizzolatto y el dramaturgo Beau Willimon, ambas nominaciones se deben a momentos concretos de sus episodios. Pizzolatto ha escrito cada capítulo de True detective, así que de cara a destacar uno los votantes parecen haberse quedado con el quinto, memorable por el monólogo de Rust sobre la linealidad del tiempo usando una lata aplastada de apoyo visual, porque por fin se muestra qué hecho les mandó a la gloria en 1995 y porque rompe la expectativa y termina los interrogatorios en 2012. Willimon, por su parte, firma un capítulo que casi parece el final perdido de la 1ª temporada, donde sus protagonistas empiezan a hacer limpieza (Francis con Zoe, Claire con Gillian) y personajes nuevos entran en el juego.

    Quién ganará: Vince Gilligan por Felina, de Breaking bad.
    Quién debería ganar: Moira Walley-Beckett por Ozymandias, de Breaking bad.

    Veep

    Mejor guión en comedia


    Alec Berg por Eficacia óptima de punta a punta, de Silicon Valley
    Simon Blackwell & Tony Roche, basado en una historia de Armando Iannucci & Simon Blackwell & Tony Roche por La relación especial, de Veep
    Louis C.K. por So did the fat lady, de Louie
    David Crane & Jeffrey Klarik por Episodio cinco, de Episodes
    Jenji Kohan & Liz Friedman por No estaba preparada, de Orange is the new black

    Al igual que en la categoría de drama hay cinco nominados en lugar de los habituales seis de esta edición, al menos en las categorías más importantes. Tenemos tres repetidores con Louis C.K. y la pareja artística y sentimental David Crane & Jeffrey Klarik. C.K. ganó en esta categoría hace dos años y escribe/co-escribe cada capítulo, así que por destacar uno no sorprende que el nominado sea el tercer episodio de esta temporada, ya que contiene un impresionante y certero monólogo que la actriz Sarah Baker clava donde se habla de la gordura femenina y se dice “fuck” en FX, lo cual es toda una hazaña. Episodes es una serie muy bien dialogada, y aunque las nominaciones anteriores del dúo venían por los desenlaces de temporada, aquí se ve reconocido el quinto capítulo, donde se pone en pantalla una loca escena de terapia de parejas y un encuentro con la prensa que es puro absurdo. Eso es lo que hacen mejor Crane & Klarik, evidenciar lo ridículo que es a veces el negocio televisivo.

    Estaba claro que de nominar un episodio de Orange is the new black el escogido iba a ser el primero. No sólo es un capítulo estupendo, sino que pone en marcha la historia y da una muestra del difícil tono de la serie. En la otra punta está Alec Berg, nominado por el final de temporada de Silicon Valley, el punto de unión de las tramas y el capítulo con el chiste de masturbaciones más celebrado de los últimos meses, donde la capacidad de estimular penes simultáneamente se mide con ecuaciones. Por último una estupenda inclusión con Veep, serie escrita con mano(s) de hierro pero hasta ahora nunca reconocida por ello. La nominación viene, y tiene todo el sentido, con el episodio donde el equipo de la vicepresidenta visita Reino Unido, de manera que los universos Veep/The thick of it (creación previa de Armando Iannucci y su equipo) se cruzan, aunque sea en espíritu (y con algún que otro intérprete).

    Quién ganará: Jenji Kohan & Liz Friedman por No estaba preparada, de Orange is the new black.
    Quién debería ganar: Simon Blackwell & Tony Roche, basado en una historia de Armando Iannucci & Simon Blackwell & Tony Roche por La relación especial, de Veep.

    Sherlock: su último voto

    Mejor guión en miniserie o TV-Movie


    Neil Cross por Luther
    Noah Hawley por El dilema del cocodrilo, de Fargo
    Larry Kramer por The normal heart
    Steven Moffat por Sherlock: su último voto
    Ryan Murphy & Brad Falchuk por Bitchcraft, de American horror story: Coven
    David Simon & Eric Overmyer por ...a la señorita Nueva Orleans, de Tremé

    La división entre miniserie y TV-Movie solo se aplica en la categoría más grande, así que en la de guión o dirección encontramos una mezcla que dificulta la votación de los académicos, ya que no es lo mismo valorar una miniserie en su totalidad, una de sus partes o una TV-Movie que cuenta una historia de una sentada. Este año los nominados tienen un poco de todo, sin dejar de despertar preguntas de lo más curiosas. Neil Cross está nominado por la temporada entera de Luther, cuatro episodios. Noah Hawley también ha escrito la temporada entera de Fargo, diez episodios, pero sólo está nominado por el primero, que no es el mejor de la temporada pero sí el que pone en marcha las tramas. ¿A qué se debe esa distinción? David Simon & Eric Overmyer se han visto recompensados por su trabajo al cerrar Tremé, pero como ya se ha dicho, la serie de HBO es eso, una serie, así que el reconocimiento se da en la categoría equivocada.

    Por otro, por seguir con las miniseries extrañas, Ryan Murphy & Brad Falchuk consiguen la primera nominación de guión para la saga Americam horror story con el comienzo de Coven, pero el destino ha querido que Murphy compita contra su admirado Larry Kramer, dramaturgo que adapta su obra de teatro en The normal heart y el gran favorito en esta categoría, aunque solo sea por su icónica y polémica figura. El último nominado es Steven Moffat por el final de temporada de Sherlock, 90 minutos de sorpresas y situaciones límite, con saltos temporales y una visita a casa por Navidad, amén de un cliffhanger de infarto. Moffat ya estuvo nominado por el primer episodio de su popularísima serie, pero no parece que éste sea su año. Aunque hay que recordar que la ganadora en esta categoría el año pasado, un poco por sorpresa, fue la británica Abi Morgan por The Hour. 

    Quién ganará: Larry Kramer por The normal heart.
    Quién debería ganar: David Simon & Eric Overmyer por ...a la señorita Nueva Orleans, de Tremé.


    Adrián González Viña
    redacción Sevilla
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]