Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Recap | True Blood (7x02)

    True Blood (7x02)

    El pueblo se divide

    crítica de I found you | True Blood (Temporada 7)

    HBO | EE.UU, 2014. Director: Howard Deutch. Guión: Kate Barnow. Creador: Alan Ball. Reparto: Anna Paquin, Stephen Moyer, Sam Trammell, Ryan Kwanten, Rutina Wesley, Alexander Skarsgård, Chris Bauer, Kristin Bauer Van Straten, Amelia Rose Blaire, Lauren Bowles, Gregg Daniel, Nelsan Ellis, Aaron Christian Howles, Joe Manganiello, Noah Matthews, Bailey Noble, Adina Porter, Carrie Preston, Jurnee Smollett-Bell, Deborah Ann Woll, Dale Raoul, Patricia Bethune, Tanya Wright, Eugene Byrd, Robert Baker. Fotografía: Evans Brown. Música: Nathan Barr.

    Es difícil que una serie sea capaz de sorprender de verdad al espectador en su séptima temporada, en su capítulo número 72. Y más si esa serie es True blood, de capa caída creativamente desde hace unos años. Dicho esto, el arranque de este episodio es absolutamente sorprendente, y nadie hubiera podido pronosticar que I found you iba a comenzar así. ¿Cómo empieza? Pues con humor, sexo y como un doble regalo para los fans (morbo y sexo entre gente inesperada). En una exótica habitación en medio de alguna parte, un alto caballero se está sirviendo una copa. Es Eric, al que sabíamos vivo pero no en qué estado. Alguien entra en la estancia y asumimos que es Pam, que por fin lo ha encontrado. Pues no, es Jason Stackhouse. Los dos hablan como si la charla tuviera sentido, hasta que Eric nombra a Violet y Jason dice que no importa la vampiresa. Acto seguido, uno comprende del todo que es un sueño del joven policia, que bebió la sangre de Eric en la pasada temporada. Un sueño erótico donde ambos personajes se comportan como malos actores en una película porno, atraídos hacia el deseo de follar casi contra su voluntad. Antes de que el desnudo sea total, Jason despierta, y la acción nos lleva pocos minutos después del final de episodio anterior. Sookie ha ofrecido su ayuda, y el alcalde Sam y el jefe de policía Andy la van a aceptar.

    Como el que sigue los puntos básicos de una investigación, el grupo formando por Sookie, Jason, Andy, Sam y Alcide llegan a la conclusión de que los vampiros pueden ser de otro pueblo y quizá masacren ciudades a su paso. La protagonista recuerda que encontró el cuerpo de una chica forastera, y esto les lleva a salir del pueblo en busca de respuestas. Casi como un chiste que recuerda a la segunda temporada de la serie, la mejor, cuando Sookie sale del pueblo las cosas se descontrolan y la gente se pone en su contra. El opositor a la alcaldía de Sam revela su secreto de cambiaformas y activa el miedo en la gente para que decidan armarse contra vampiros, ¿y algún otro ser sobrenatural? Bon Temps se divide, y los casi todos los humanos han decidido que la “follavampiros” no es de fíar. Solo Wade, el hijo de Holly que está colado por Adilyn, y la propia hada, se dan cuenta de lo demecial que es que el pueblo decida defenderse por sí solo, sobre todo cuando tantos de ellos tienen prejuicios contra otros por ser diferentes. Sin embargo, otro pequeño núcleo de la población de Bon Temps, la familia Thornton/Reynolds tiene su propia división, porque el comportamiento adictivo de Lettie Mae ha vuelto con la sangre de vampiro, potente droga que le hace ver a Tara, aunque no sea Tara en realidad. Rutina Wesley sigue en la serie, y su imagen en la cruz con un vestido blanco y una serpiente amarilla tiene poder icónico. Sin embargo, Lafayette advierte de los peligros de la droga, aunque no es algo que su tía quiera oír.

    ¿Quiénes son estos vampiros infectados? ¿De dónde vienen? ¿Cuánto de peligrosos son? Poco a poco se dan respuestas, y sorprende lo plenamente conscientes que son estos infectados de que les queda poco de vida. Los vampiros de True blood suelen estar dominados por su lado más salvaje, pero estos tienen miedo de morir y solon quieren calmar su sed hasta que eso pase. Una de ellas es Betty, antigua profesora de primaria que se compadece de Arlene, Holly, Nicole, aunque el humor negro de la serie impide que sean liberadas a tiempo. A destacar el gran estallido de Arlene, que ha pasado de todo en esta vida y no va a morir en el sótano de Fangtasía. O eso dice. Y quizá el bar de Eric y Pam sea la pista clave para encontrarlas, porque en la visita a la casa de la joven muerta que Sookie se encontró, un oportuno diario revela que la chica se enamoró de un vampiro que acabó siendo infectado. Un vampiro que las transportó a otro mundo e hizo que su corazón palpitara y supiera lo que es el amor. Como le pasó a Sookie con Bill. No es el más sutil de los trucos de guión, pero como le dice Alcide a su novia de vuelta en la casa, ella no es como esa chica. ¿O quizás sí? Sookie acaba el episodio de manera misteriosa, acercándose a la casa de Bill y asegurándose de su seguridad. I found you es un buen capítulo, dirigido por el nuevo co-productor ejecutivo de True blood, Howard Deutch, que ya dirigió en la sexta temporada y que lleva unos años dirigiendo aquí y allá para HBO. Es presumible decir que veremos su nombre en varios capítulos esta temporada, aunque la serie tenga un estilo bastante funcional desde el punto de vista de la dirección, establecido por Alan Ball al dirigir el piloto. Es un capítulo decente pero también de transición, ya que las tramas apenas avanzan y solo la aparición de Eric y Pam al terminar el episodio, en su esperado encuentro, compone un instante perdurable. El vampiro vikingo sobrevivió al Sol en la cima de la montaña, pero está infectado de Hepatitis-V. ¿Está condenado ya sin remedio? | ★★★ |

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]