Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Crítica | Redemption, de Miguel Gomes

    Redemption, de Miguel Gomes

    Redención en tres dimensiones

    Crítica de Redemption | cortometraje de Miguel Gomes, 2013

    Había mucha expectación con el nuevo trabajo del director Miguel Gomes. Tras el éxito en festivales internacionales de Tabú, el portugués se lanzaba esta vez al corto para continuar explorando los límites de la realidad y la ficción. De corte experimental en todos los niveles, Redemption es realmente una sorpresa de principio a, sobre todo, fin. Gomes nos cuenta cuatro historias al parecer independientes repartidas en cuatro localizaciones y narradas en sus respectivos idiomas: portugués, francés, italiano y alemán. A través de una voz en off, vamos conociendo cuatros historias que nos hablan de la niñez, la paternidad, la madurez, pero que sobre todo están llenas de melancolía. Estos en principio desconocidos protagonistas necesitan rendir cuentas con un pasado que les ha marcado de por vida. Todo ello acompañado de imágenes de archivo que sirven como apoyo al relato oral. La desconexión autoral y contextual entre texto e imagen crean un híbrido cuyo visionado desconcierta a la vez que atrapa. Aquí es donde reside el aspecto más interesante y experimental del cortometraje. Las imágenes carecen de significado por sí mismas, se presentan totalmente desprovistas de fondo, descontextualizadas. Son como retales viejos de distintas prendas que se unen a través de la palabra, el verdadero hilo de la cinta. Gomes utiliza la narración para dar forma a todo su discurso y, sobre todo, a su intención. Y es en este punto en el que el director introduce una tercera profundidad a su creación: la autoría de la palabra y la dilatación de su descubrimiento como elemento definitivo para la digestión completa del cortometraje.



    Con todo ello, Redemption se presenta como una obra tridimensional que despoja a la imagen de toda carga interpretativa para ahondar en la descontextualización de la palabra y buscar en la autoría un punto de inflexión. La redención de la que habla el título recae en el encaje de estos tres elementos y Gomes, de manera inteligente, coloca la pelota en el tejado del espectador para que saque sus propias conclusiones no solo sobre lo que ha visto, sino sobre el uso de la imagen y sus consecuencias. Gomes quiere activar el espíritu crítico del espectador sobre la creación de ideas a través de un medio audiovisual y su enorme poder de manipulación. Habrá quien sostenga que es justo esto lo que pretende Gomes, manipularnos y engañarnos a través de estos tres elementos, pero justo lo que pretende es hacernos reflexionar sobre el gran poder del montaje y el planteamiento fílmico. Sin embargo, hasta aquí podemos leer: nunca ha tenido más sentido la palabra spoiler que en el caso del nuevo corto de Miguel Gomes. El espectador se debe presentar ante él con el mínimo de información posible, tan solo con unas pinceladas que le ayuden a entender qué está viendo y a qué debe enfrentarse. Nada más que añadir, pues, simplemente que si tienen la oportunidad, pasen, vean y disfruten del experimento. | ★★★ |

    Víctor Blanes Picó
    Enviado Especial al Festival Internacional Cinema D'Autor de Barcelona 2014

    Portugal, Francia, Alemania, Italia 2013, Redemption. Dirección: Miguel Gomes. Guión: Miguel Gomes, Mariana Ricardo. Reparto: Maren Ade, Donatello Brida, Jaime Pereira, Jean-Pierre Rehm. Productora: O Som e a Fúria. Presentación Oficial: Mostra de Venecia 2013.

    Redemption poster
    En cuerpo y alma

    1 comentarios:

    1. Me ha parecido excesivo el capitulo. Esta way pero lo veo como un capitulo de relleno, no está a la altura de Aguas Negras, el unico al que se puede comparar. Esta temporada está siendo más floja que las tres anteriores, es en la que menos cosas han acontecido y si dices que la próxima se basa en el libro más flojo de la saga, apaga y vamonos. Aunque claro, siempre dentro de la calidad. Si las tres primeras temporadas han sido de 9-10, esta cuarta es de 7-8. Y a la espera ese final de temporada que según los creadores " es el mejor de lo que va de serie ", el hype me come, can't wait.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]