Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Cannes 2014 | Godard enamora a la crítica más ortodoxa con Adiós al lenguaje

    Adiós al lenguaje (Adieu au langage)

    Repite conmigo... Godard

    recepción de Adiós al lenguaje | Jean-Luc Godard (Suiza) (Competición)

    Ayer, un compañero en Cannes comentaba que era muy fácil meterse con Ryan Gosling y que quería ver a los críticos clásicos del festival hacerlo con Jean-Luc Godard. La comparación, evidentemente, era muy desigual pero razón no le falta. El maestro francés, último componente de la Nouvelle vague, nunca ha ganado en Cannes, es más, siempre ha causado división tanto en el público, como en la crítica y el jurado. Pero hay algo que no falla, la vieja guardia lo venera, haga lo que haga. Es posible que pudieran valorarlo sin llegar a pisar suelo galo. Desde el sofá, desde su mesilla de pino centenario y con un ChâteauLafite Rothschild esperando al siguiente sorbo. La afición es así, también el corporativismo. Lo antiguo es siempre mejor que lo nuevo. Resulta paradójico, porque otro clásico, Alain Resnais, que falleció este año tras su paso por Berlín, nunca gozó de esa camaradería por parte del gremio periodístico. Cuestión de simpatía, supongo. El franco-suizo está a salvo al menos de los dinosaurios del festival. Los cócteles los necesitan y el festival sabe muy bien como recompensarlos.

    Después de esta vana introducción, hay que añadir que la nueva obra de Godard, Adiós al lenguaje (Adieu au langage), en efecto, ha recibido opiniones mixtas. Por un lado, las que la califican como obra maestra –los citados anteriormente— con una energía y fuerza inigualable, y, por otro, están los que opinan que es otro filme que no aporta nada nueva en esta última etapa de su filmografía, más experimental y oscura. Adiós al lenguaje, a través del caminar de un perro, dibuja la anatomía de las relaciones humanas en clave metafórica y con el formato tridimensional como gran atractivo. Nada nuevo bajo el sol. O sí, es la representación del nuevo cine, donde, como reza el título, el texto ya no tiene forma verbal. Pese a esta fase algo negro-goyesca, tener entre nosotros a Godard es un placer, no se confundan. Mañana al mediodía, nuestro compañero Gonzalo Hernández nos aportará luz. Si es que la caótica organización de Cannes se lo permite.

    En estos términos se ha expresado la hispanoamericana. No tiene desperdicio.








    El más sensato, el estadounidense Peter Labuza, de The Film Stage, que ha valorado el filme con un S/C. Todo lo demás es a qué huelen las nubes. Godard se confirma como gran candidato al premio a la realización. Esto es Cannes.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]