Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Destruyendo el sueño americano. Tráiler de Things People Do, de Saar Klein

    Things People Do, de Saar Klein

    La delgada línea roja (1998), El nuevo mundo (2005), El caso Bourne (2002) o Casi famosos (2000) son algunas de las películas que Saar Klein ha montado a lo largo de su carrera. Antes de lanzarse a debutar en la dirección, Klein era un habitual de las posproducciones, y consiguió acumular dos nominaciones casi consecutivas al Oscar por su trabajo. Primero en 1999 con el filme musical de Cameron Crowe, y luego en 2001, con el ambicioso filme bélico de Malick. Así, Klein debuta como director con la experiencia de alguien que sabe como funciona Hollywood y que ha sabido ganarse el respeto de parte de la industria. Things People Do ha comenzado su andadura con bien pie, dando el pistoletazo de salida en el pasado Festival de Berlín, donde la película fue elegida para participar en la sección Panorama Special, en la que se encuadraban propuestas de carácter extraordinario que aunque no competían oficialmente, eran obras que el certamen deseaba tener en cuenta. En unos días aterrizará en el Festival Internacional de Cinema D'Autor de Barcelona. El filme se centra en un corredor de seguros llamado Bill Scanlon, que se encuentra al borde de la ruina financiera después de perder su trabajo y de que el banco le exija los pagos de la hipoteca. Enfrentado a la tesitura de tener que mantener a su mujer y sus hijos, Bill decidirá cruzar la linea de su propia moralidad convirtiéndose en un criminal que justifica sus robos eligiendo cuidadosamente a víctimas que se lo merezcan. La crítica ha reconocido el buen trabajo de Wes Bentley como protagonista, aunque la mayoría coinciden en que el trabajo de Klein con Malick ha influenciado gran parte de las intenciones del director en su debut, y que no todos los objetivos se han conseguido. Eso sí, la labor de montaje y fotografía ha sido reconocida de manera casi unánime.

    «Klein, un frecuente colaborador de Terrence Malick, intenta construir imágenes de ensueño, buscando una imaginería “Malickiana”, que hace un uso atmosférico de los áridos paisajes de Nuevo México - un paisaje, por desgracia, que incluye más tensión dramática innata que cualquier de las escenas de la película».
    Scott Foundas – Variety

    «Wes Bentley lidera un elenco convincente. El trabajo de cámara es exquisito. Pero la ambigüedad moral - la religión, curiosamente no se menciona - es el centro del escenario, y la película tiene éxito en última instancia por el envío de las audiencias a casa para meditar sus propios niveles de pecado».
    Joe O'Connel – Austin Chronicle

    «Things People Do tiene mucho que recomendar, incluyendo magníficos paisajes de Nuevo México, una fotografía digital suntuosa y - como era de esperar de Klein – un montaje virtuoso».
    Stephen Dalton – The Hollywood Reporter

    texto| Gonzalo Hernández
    fuente| D'A

    En cuerpo y alma

    5 comentarios:

    1. Fantástico artículo.

      ResponderEliminar
    2. Mi película preferida es La fuente de la vida. Aronofsky es un tipo particular y que con Noah se pegará el batacazo y volverá a lo que saber hacer. Estupendo artículo y análisis de uno de los mejores cineastas de la actualidad

      ResponderEliminar
    3. bastardossinfronteras5 de abril de 2014, 13:31

      Oye que lo de Lidia Lozano es invento mío!!!!! Ya está todo dicho. Un personaje.

      ResponderEliminar
    4. Muy buen artículo. La crítica de "Noé" debería haber ido en esta línea, analizando en profundidad el universo simbólico y los personajes del mundo de Aronofsky. Esperemos ver una crítica en esa dirección pronto. Saludos

      ResponderEliminar
    5. Totalmente decepcionante después de su anterior film, Black Swan. Más que relato bíblico esto es cuento de hadas con moles de piedra parlantes, indumentaria chic, y armas metálicas fashion. Aquí increíblemente ciertos personajes no envejecen, ¿por qué será? Puro artificio, ¡qué derroche de dinero! La película, innecesariamente larga, sube el nivel solo hacia el final con las escenas de planteamiento morales y es eso, nada más que eso. Muy regular: 4 puntos.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]