Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Recap | Hannibal (2x09)

    Hannibal (2x09)

    ¿En qué se piensa al matar?

    crítica de Shiizakana (2x09) | Hannibal (Temporada 2)

    NBC | EEUU, 2014. Director: Michael Rymer. Guión: Jeff Vlaming & Bryan Fuller. Creador: Bryan Fuller. Reparto: Hugh Dancy, Mads Mikkelsen, Laurence Fishburne, Scott Thompson, Aaron Abrams, Jeremy Davies, Chris Diamantopoulos, Katharine Isabelle, Mark O´Brien. Fotografía: James Hawkison. Música: Brian Reitzell.

    Varias personas han muerto por ataques de lo que parecen ser bestias. Will y Hannibal continúan la terapia. Margot conoce al agente especial Graham.


    Casi como una continuación indirecta del octavo episodio, este Shiizakana (el anterior se titulaba Shu-zakana) ahonda en la nueva dirección de la trama y repite a varias de sus estrellas invitadas, amén de una nueva incorporación que pone de manifiesto el talento de los guionistas para crear anversos y reversos de las situaciones sin que se note su maquinación. En este caso, Hannibal le devuelve la jugada a Will cuando manipula a un desequilibrado para que le intente matar. La diferencia es que Will quería que Matthew Brown matara al doctor Lecter, mientras que Hannibal envía a Randall Tier como experimento para ver en qué condiciones quitaría Will una vida. La gran pregunta que ronda los últimos episodios es qué se siente al quitar una vida. ¿Cambia si la persona se lo merece? ¿Quiénes somos nosotros para administrar justicia? ¿Es justicia? ¿Se puede volver una vez se hace algo así? Todas esas interesantes ideas han sido debatidas en diferentes medios artísticos desde hace siglos, y Hannibal no está aquí para decir nada nuevo. Eso sí, al menos lo hace de manera retorcida y ambigua. La escena que cerró el episodio anterior, donde Lecter detenía a Will antes de que la bala saliera del arma es retomada ante nuestros ojos, se juega con ella y no se resuelve con exactitud el destino de Clark. Teniendo en cuenta que Peter está en un centro de salud mental, es presumible que los asesores entregaran al asesino al FBI, pero quizá no. Este capítulo termina con una escena que también tiene pinta de retomarse. Ahora que ambos personajes están “even Steven”.

    Hannibal (2x09)

    La trama criminal del episodio, como siempre lo más débil, nos relata la idea de la transformación, presente en las novelas de Thomas Harris. Ya sea en Dragón Rojo o en mujer, sus personajes tienen una psique inestable que les hace no querer ser lo que son, lo que han nacido siendo. Randall es un animal de caza, y así actúa. Sus ataques son más sugeridos que explícitos, aunque la permisividad con la violencia de la televisión americana hace que la serie pueda ofrecer cuellos cortados y una galería de tripas sin cortapisas. El caso se resuelve gracias a la intervención de Hannibal, que trató a Randall años atrás, pero antes de que Jack actúe, el caníbal ha intervenido para asegurarse de que el joven está preparado. Anima sus impulsos y le das un propósito. Hannibal Lecter prepara a sus pacientes para que maten mejor, como está haciendo con Margot y su deseo de acabar con Mason. En el gigantesco tablero que es el mundo, Hannibal mueve las piezas y ve qué pasa. La Margot de la serie es distinta a la de los libros, que ha crecido tan mal por los abusos de su hermano que su identidad sexual se ha resentido. Bryan Fuller, abiertamente gay, decía en una entrevista hace unas semanas que la visión de Harris sobre el personaje y su lesbianismo o quizá transexualidad no le parecía factible, así que de cara a la serie ha subido la edad del personaje y le planta una atracción por los hombres. O al menos eso parece que va a pasar con Will.

    ¿Y qué pasa con Will? ¿La venganza le está llevando a ser un criminal? Un servidor cree que todo forma parte de un plan del agente especial para que Hannibal baje la guardia. Es una tarea complicada, pero si Will se sumerge mucho en el lado oscuro que cada vez se apunta más, quizá Lecter confiese algunos de sus secretos. Quizá tenga un descuido. O quizá sea verdad que la intención de los guionistas es mostrar que el señor Graham está abrazando su oscuridad. Al fin y al cabo, una de las pocas luces de su vida, Alana, está “contaminada”. Pero le quedan sus perros, y los inocentes que salva en sus casos. Y ahora tiene a Peter, una proyección futura de su yo si las arenas movedizas de su mente vuelven a dominar la razón. Los últimos minutos del episodio hacen pensar en un cliffhanger, pero no en el que acaba resultando. La Bestia Randall ataca el hogar de Will, y su ataque es una demostración de la fuerza escénica de la serie. Las carreras por la nieve, las miradas furtivas entre los troncos y la genuina preocupación por el perro ayudan a crear un buen momento de suspense. Y los últimos segundos de Shiizakana, con Hannibal contemplando su hazaña muy orgulloso, hacen presagiar un viaje a la parte más oscura de esta peculiar pareja de amigos. Los inéditos primeros planos de sus caras en una conversación bastante sincera nos recuerdan que esto sigue siendo la crónica de una amistad. Demencial, pero una amistad. | ★★★ |

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]