Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Reseña TV | Those Who Kill (2014)

    Those Who Kill

    La psique perversa y los investigadores intensos

    crítica de Those Who Kill (2014-) | Episodio piloto

    USA Network | EEUU, 2014. Director: Joe Carnahan. Guión: Glen Morgan. Reparto: Chloë Sevigny, James D´Arcy, James Harrison, Bruce Davison, Omar Abtahi, Kerry O´Malley, Ryan O´Nan, Anne Dudek, Kathy Baker. Fotografía: Yasu Tanida. Música: Johnny Jewel.

    Y tenemos otro remake en la misma cadena. En este caso de una serie danesa, un policíaco sobre asesinos en serie. El capítulo no aporta mucho. Para qué negarlo. Es la repetición ya mil veces vista de unos patrones que redundan sin mesura. ¿Por qué el aprobado entonces? Es competente, técnicamente solvente y algunos de sus momentos logran el milagro de sorprender o dar algo de miedo. La gran apuesta por la “originalidad” viene del carácter convulso de la pareja protagonista. Partiendo ambos de agotadores estereotipos –ella es una policía de pasado turbio que se implica demasiado en los casos, él es un experto en criminales que está a un paso de ser uno de ellos–, el creador Glen Morgan nos enseña momentos puntuales en este episodio piloto que tienen el potencial de ser interesantes rasgos de personaje –ella se corta, él puede ser inhumano–.

    El problema viene con el resto de cosas. El demente de turno es de una psicología básica, y a pesar del buen trabajo de Ryan O´Nan, nada de lo que hace o dice nos pilla de sorpresa. La mujer como eterna víctima de asesinos en serie, las tensiones en el departamento, el perfil del jefe duro pero flexible… una catarata de ideas pre-digeridas y un refrito no muy resultón. El inestable ambiente familiar de Catherine (una Chloë Sevigny a la que su exaltación natural le viene perfecta para interpretarla) parece ser la fuente de sugerentes historias, así como que no tenga problemas para romper la ley si hace falta.

    La metáfora de la estupenda cabecera de la serie parece guiar el paseo que el espectador tendrá cada semana por las perversas mentes de un grupo de despiadados asesinos. Todo con una estérica lúgubre y algo sucia, acorde con el humor de los personajes. Ninguna novedad ahí tampoco. Los casi 50 minutos de metraje dan tiempo a Morgan y a Joe Carnahan desde la dirección a dar un par de vuelcos a la trama. Se juega la clásica carta de implicar a la protagonista en un peligro del que sabemos va a sobrevivir, y se crea un cliffhanger con el misterioso pasado de Catherine para tratar de atraer el espectador para la siguiente entrega. Ver Those who kill no es perder el tiempo, pero sí que implica no quedarse con nada en la memoria un par de horas después de haberla visto. | 60/100 |

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]