Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    El vía crucis de María. Tráiler de Stations of the Cross, de Dietrich Brüggemann

    Stations of the Cross (Kreuzweg), de Dietrich Brüggemann

    Nuevo ejercicio “arthouse” del realizador alemán Dietrich Brüggemann. Con una gran carga religiosa, el filme avanza mediante la fragmentación en 14 episodios que corresponden a las 14 estaciones del vía crucis. Y 14 años tiene también su protagonista, cuyo nombre no podía ser otro que María, una adolescente que disfruta de sus momentos de paz y meditación mientras se prepara para recibir su confirmación como católica. La joven no deja de plantearse las cuestiones más contradictorias de la lógica cristiana. Cuestiones que han estado presentes en escépticos desde el comienzo de la religión como fenómeno de culto, pero que en boca de una adolescente no parecen fáciles de discutir, sobre todo por el miedo de quien entra en un debate muy seguro de sus convicciones pero sin saber cómo defenderlas. Esa falta de argumentos, con un humor muy ligero y mordaz han hecho de la cinta una de las más controvertidas del pasado festival de cine de Berlín, donde se alzó con el premio al mejor guion. La novel Lea van Acken lidera el reparto en el que también encontramos a Franziska Weisz (El ladrón) y Florian Stetter (Nanga Parbat). La película ha sido estrenada el 20 de marzo en salas alemanas.

    texto| Alberto Sáez (Dublín)
    fuente| Berlinale


    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]