Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    El vía crucis de María. Tráiler de Stations of the Cross, de Dietrich Brüggemann

    Stations of the Cross (Kreuzweg), de Dietrich Brüggemann

    Nuevo ejercicio “arthouse” del realizador alemán Dietrich Brüggemann. Con una gran carga religiosa, el filme avanza mediante la fragmentación en 14 episodios que corresponden a las 14 estaciones del vía crucis. Y 14 años tiene también su protagonista, cuyo nombre no podía ser otro que María, una adolescente que disfruta de sus momentos de paz y meditación mientras se prepara para recibir su confirmación como católica. La joven no deja de plantearse las cuestiones más contradictorias de la lógica cristiana. Cuestiones que han estado presentes en escépticos desde el comienzo de la religión como fenómeno de culto, pero que en boca de una adolescente no parecen fáciles de discutir, sobre todo por el miedo de quien entra en un debate muy seguro de sus convicciones pero sin saber cómo defenderlas. Esa falta de argumentos, con un humor muy ligero y mordaz han hecho de la cinta una de las más controvertidas del pasado festival de cine de Berlín, donde se alzó con el premio al mejor guion. La novel Lea van Acken lidera el reparto en el que también encontramos a Franziska Weisz (El ladrón) y Florian Stetter (Nanga Parbat). La película ha sido estrenada el 20 de marzo en salas alemanas.

    texto| Alberto Sáez (Dublín)
    fuente| Berlinale


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]